Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta:

Grano de Oro

(Ire, 1937, King Salmon en Dismay por Gay Crusader)

Por José E. Ibañez

El primer gran ídolo del hipismo venezolano fue Grano de Oro, un singular alazán de origen irlandés que fue registado con el nombre de Roe en su país de origen donde ganó una carrera. Llegó a Venezuela el año 1941 medio patuleco, todo lesionado y castrado, integrando un lote de purasangres remitido por la firma "Machado and Company" al Presidente de la Junta Directiva del Hipódromo Nacional de El Paraíso, el Sr. Rafael Vaamonde Santana. Según los registros costó mil dólares (un poco mas de tres mil bolívares). La directiva oferto en publica subasta todo el lote, pero nadie se interesó por Grano de Oro. Posteriormente el Sr. Carlos J. Castro intentó comprarlo a crédito en Bs. 3.500, pero apareció otros ofreciendo Bs. 4.000 en efectivo, que en definitiva fueron sus propietarios: el Comandante José Briceño y el Sr. J. Quintero.

Grano de Oro

Su debut fue el 2 de febrero de 1941 en 1000 metros con la monta de León Padilla, donde empató el primer lugar con Ballyhaste (que también vino en el mismo lote) agenciando 63". Mantuvo su invicto, a pesar de ser un mal partidor,  el domingo siguiente con Rafael Peraza up, contra la misma Ballyhaste, Petareña y El Irlandés, a los que batió en tiempo de 76"4 para 1200 metros. Al mes apareció inscrito en 1400 metros, ganando de galope a pesar de una mala partida señalando 90", dejando atrás a Muñeca y Dame Paso. Volvió a la semana, el 16 de marzo en distancia de 1600 metros. la que cubrió en tiempo de 103"1, derrotando a Avileña y Muñeca. Poco después, ganó en 1100 metros en 69", tiempo considerado excelente en una pista muy dura de pura tierra, derrotando a Dame Paso. Dos semanas más tarde en 1700 metros repitió en tiempo de 108"3 superando a Guaraguara. Mantuvo se invicto el 20 de abril ganando en 1800 metros sobre Por los Palos y Queenie, clavando 117". Nuevamente corrió los 1200 metros y marcó 75"3 sobre Sun Henry y Patroclo. A continuación nuevamente con León Padilla le ganó a Silk Cloak y Placer en una milla agenciando 102"; repitió sobre Simpatía y Bucanero en 1700 metros y 110"1, ya frente a los mejores ejemplares de Hipódromo Nacional de El Paraíso. Su undécima victoria la obtuvo frente a Orquídea en 1800 metros con marca de 114"1. Completó la docena de triunfos el 5 de julio, sobre Alegría, en 74"2 para los 1200 metros y el día 13 del mismo mes, llegó a la marca de 13 éxitos consecutivamente, superando a Placer con 128"2 de marca para los 2 kilómetros.

El domingo 10 de agosto fue inscrito nuevamente para fajarse contra Placer y Orquídea en tiro de 1400 metros con la monta del jinete boricua Pedro Cruz Estrada mientras Orquídea llevaba la monta del "Colorao" Ángel Gutiérrez. Placer había corrido largo tiempo en la punta, pero en la curva Estrada hizo correr al caballo y éste respondió pasando al frente, Estrada afirmó al campeón y casi lo desarmó, seguro de que tenía la victoria a cien metros, pero en el descuido no atinó a ver como el "Colorao" Gutiérrez venía pegado a la baranda, a fuerza de remo y palo. Ante la gritería del público. Estrada viró la cabeza a la derecha, pero era por dentro por donde venía Orquídea. La raya los sorprendió con Orquídea una cabeza delante del gran Grano de Oro. ¡Su primera derrota! Y no por falta de calidad, sino por el histórico descuido de su jinete. agenció 88"2 para los 1400 metros.

Orquidea quitandole el invicto a Grano de Oro

A la semana siguiente con León Padilla demostró su calidad al ganar en tiempo récord de 108"2 para los 1700 metros sobre Alegría y Orquídea y el 31 de agostó igualó el record de los 1200 metros dejando 73"2, superando a las mismas enemigas, para luego perder con Por Los Palos desde el segundo y finalizó el año con un tercero detrás de Alegría y Por Los Palos. Totalizó 15 triunfos en su primera campaña, que fue durante de 1941, la cual culminó con dos segundos y un tercero.

En 1942 bajó el rendimiento, ganó 3 carreras y quedó entre los del montón, siendo la primera vez que dejó de figurar en el marcador fue aquella vez que lo condujo Marcos Olivares el 1 de noviembre de ese año, llegando en el sexto lugar. El 31 de enero de 1943 batió el récord de la milla, agenciando 101" con la monta de León Padilla y superando a Calden. Cuentan los hípicos de antaño, que en una oportunidad se encontraba de visita en el hipódromo de El Paraíso el presidente del Perú, junto al Presidente Medina. El primero al ver que el público salía a recibir a Grano de Oro le pregunta al General Isaías Medina Angarita y este le contestó que se trataba del ídolo equino del momento.

Logró una victorias más en el año 1943 y en 1944 corrió una vez sin figurar. En 1945 ganó cuatro carreras, en 1946 ganó 3 carreras y para 1947, ya vencido por la infosura, no acumuló victoria alguna. Como era castrado no pudo correr los grandes premios clásicos de la época a pesar de batir en muchas oportunidades en el lote común a los mejores caballos del momento, además de participar en 5 copas, a saber: segundo en la Copa de los Sprinters (1942), victoria en la Copa de Propietarios (1943), tercero en la Copa de los Sprinters (1943), cuarto en la Copa Patronato de Alfabetización (1947) y octavo en la Copa Clausura (1947). Según los registros de la época, dejó 2 récords de pista, uno el 30 de marzo de 1941 dejando crono de 108"2 para los 1700 m y el 31 de enero 1943 parando los relojes en 101" para la milla. Su última actuación fue el 14 de septiembre de 1947 con la monta de Rafael Peraza, finalizando sexto de Commonplace.

Desde 1941 hasta 1947, Grano de Oro participó en 86 carreras en Venezuela de las cuales ganó 27, con 19 segundos, 16 terceros, 9 cuartos y 15 no figuraciones, de sus 27 triunfos, el más afortunado de los jockeys que tuvieron el placer de conducirlo fue León Padilla, con el que ganó 10 carreras de 15 oportunidades. Paradójicamente, al terminar su gran campaña pistera, Grano de Oro fue adquirido por el Hipódromo Nacional presidido por el Dr. Jesús González Cabrera y se convirtió en el caballo que encabezaba el desfile de los ejemplares que participaban en de los grandes eventos clásicos, como un símbolo viviente de la Grandeza del Hipismo Venezolano. Posteriormente Grano de Oro fue retirado y vivió en los boxes de la Escuela de Jinetes horriblemente deformado por la infosura que lo atacó. El Ídolo en las pistas del Hipódromo de El Paraíso, murió de un ataque al corazón el 7 de agosto de 1957. Un crack que jamás podra borrarse de la historia hípica venezolana

En sus días finales, Grano de Oro fue desfigurandose

Cual tal epitafio, Don Roque Yoris comenta: "Tuve oportunidad de verlo el año 1958, en las instalaciones del Hipódromo Nacional de El Paraíso y el viejo campeón, ya muy anciano se aproximaba a su final, me puse a llorar recordando su grandeza y cuando salía a escoltar el desfile en los años 40 y hasta 1952 de los ejemplares que participaban en un clásico. Era tal el respeto y cariño a aquellos viejos campeones que emocionaba grandemente los aplausos y el sentimiento de aquella afición a su paso. Había un momento muy emocionante cuando los ejemplares formados correctamente ante la Tribuna Presidencial, sus jinetes se descubrían de sus gorras en un saludo protocolar ante las autoridades y terminado éste, regresaba Grano de Oro al paddock. Al iniciar su trotecito de despedida, el hipódromo se caía de aplausos, reiterando los hípicos su reconocimiento al campeón. Lo montaron en esos paseos clásicos Don Amador Varela y Don Emilio Palma. Gloria imperecedera y eterno recuerdo al inmortal Grano de Oro".

Fuentes: El Observador Creole, Revista Turf, Sr. Hermán Ettedgui, Ing. Juan Macedo, Sr. Julio Rafael Chacín, Sr. José Rafael Ball, Sr. Roque Yoris Soules.

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 04 de Enero de 2001
Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados