Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Killard

(Irl, 1947, His Highness en Silver Hook por Tolgus)

Por Juan Macedo

 

La importación de caballos hacia Venezuela desde diversos polos de la actividad hípica mundial durante la década de los 40 hasta mediados de los 70 traería como consecuencia provechosa y directa, un mayor incremento en cuanto a la producción de purasangres de gran valía para el espectáculo y posteriormente, sea por razones de edad o condiciones físicas, la industria de la reproducción los recibía.

 

Un ejemplo de ello fue el irlandés Killard, hijo de His Highness, costoso purasangre que como activo en la pista fue magnifico ganador de importantes carreras y 2500 libras esterlinas en premios en plena Segunda Guerra Mundial y padre de Beau Sabreur, Impeccable y Prince Royal, excelentes ganadores. Mientras que su madre Silver Hook fue madre también de Taffetta, buena ganadora de numerosas carreras, su segunda madre Solverdaly ganó ocho carreras y produjo excelentes  ganadores y su cuarta madre Eagle's Eyrie es hermana completa de Mount Royal, ganadora del Goodwood Cup y madre a su vez de Caymanas, ganadora del Royal Hunt Cup.

 

Killard realizó una breve campaña en su nativa Irlanda como dosañero donde ganó tres carreras y premios por más de 500 libras esterlinas, entre sus triunfos incluye el Offaly Plate, el June Scurry H., además de figurar segundo en el Stewards H.

 

Importado a Venezuela sólo corrió a los tres años y cumplió una destacada campaña en sus pocas presentaciones en la pista, logrando 4 triunfos, además de 7 segundos, 2 terceros, 2 cuartos en 15 salidas a la pista del Hipódromo Nacional El Paraíso (siempre estuvo en el dinero), para un total de 125.218,25 bolívares. Uno de los segundos fue en los 3200 metros del Clásico Fuerzas Armadas Nacionales, detrás de Sud Oscuro y venciendo entre otros a Caimán.

 

Las lesiones frenan la campaña ascendente de este noble irlandés y tras algunos frustrados intentos en regresarlo a la pista caraqueña, es definitivamente retirado a la cría, específicamente al Haras La Sierra de los Hermanos París González.

 

Y fue desde el mundo de la cría que Killard se consagró, demostrando lo que pudo ser como corredor transmitiendo sus genes a sus hijos y nietos, revelándose como un excelente padrote. Como dato curioso, en abril de 1964 fue hospitalizado KIllard por una fractura de la primera falange del miembro anterior derecho, luego de ser sometido al tratamiento correspondiente fue enviado de regreso al haras. A través de largos años mantuvo su prestigio siempre entre los primeros lugares de padrillos. Sus hijos más destacados fueron los inolvidables Campeones Arrendajo, Guarenera y Fair Kill; los selectivos Armando F, Pájaro Bravo, Purpurina (abuela de Exultiva y Mister Ronel), Preludio, Polín de Oro, Lavadora (abuela de Eminente) y Centelleo; además de los buenos ganadores Rico Tipo, Rey Brujo, Jefe Indio, Killarco, África, Castora, Formosa, Bochorno, Alevoso, Kill Dur, Yajaira (madre de Crillón), Íntimo, Chamarasca, Maximum, Turpial, Guarapo, Mágico, Icabarú, Pelo de Oro, Paladín, Pesetero, Las Puertas, Invasor, Chimbote, Miss Cachama, Comet, Macaguita, Guarandol, Miss Ecuador (madre de Doradillo), Chacaré, Esta Vez, Bay Bay, Killardson, Yiritto, Dúo, Violetera, Don Andrés, Preciosidad (madre de Petronio), Baba, Rita María, Little Queen (madre de Alado), Barrendero, Bambina (abuela de Gran Sindy y Republic Free), Un Chongo, Killer, Pico E' Plata, Killover, Chorlita (madre de Miss Vereda y Ocumar; abuela de Eschmun), Titina, Faris (madre de Guayacitano y Epílogo), Formosa, Corocora (madre de Jungle Chief), Orión, Doña Laura, Aguilucho, Galletero, Billy The Kid, Mercurio, por nombrar algunos.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Revista Turf.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 13 de diciembre de 2007

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados