Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta:

Malaya

(Arg, 1969, Minera II en La Emperatriz por Le Petit Prince)

Por Juan Macedo

 

El hipismo local recuerda a grandes yeguas importadas como Tapatapa, Pensilvania, Green Thumb, Tres Suertes y Bethia, pero ninguna como Malaya, una yegua zaina argentina nacida el 23 de septiembre de 1969 que marcó un hito entre las pertenecientes a su sexo.

Malaya es una descendiente de Minera II (Crepello) en La Emperatriz por Le Petit Prince que fue adquirida en la modesta suma de Arg$5.500 (pesos ley 18.188) por el Jockey Club de Rosario en 1971, en ese hipódromo alcanzo sus 2 primeras conquistas, incluso el Clásico Arturo Zinny  y en Palermo el Clásico Eliseo Ramírez, manteniéndose invicta en 3 presentaciones y Arg$ley27.500. Fue adquirida para realizar campaña en nuestro principal ovalo, La Rinconada, donde corrió inicialmente para los colores rojo y plateado del Stud Testimonio del Sr. Miguel Boschetti.

A pesar de presentar un físico un tanto deteriorado debido a una inapetencia que terminó siendo habitual durante toda su campaña, debutó el 21 de octubre de 1972 bajo el entrenamiento del efectivo Raúl Payares y ganó al reverendo galope por 10 cuerpos sobre Steel, con la insuperable conducción de quien fuera su jinete oficial "El Negro" Juan Eduardo Cruz. Durante ese año ganó dos carreras más, superando en ambas ocasiones a Macanudo. Como tresañera derrota a Joyful en octava serie para que, inmediatamente, obtiene su primer triunfo selectivo el 21 de enero de 1973 en el Clásico Alberto Smith, al derrotar por 3 cuerpos a Tres Suertes y Marizai con la monta de Pedro González Pinto, agenciando 108"3 para los 1700 metros; y luego mantuvo su invicto en siete presentaciones al derrotar a Marizai y Antilia en la Copa Ramón Rotundo Mendoza. Para ese entonces se hablaba de la posibilidad de llevársela a USA para correrla en un stakes de US$100M, pero fueron solo rumores. No es sino hasta el 3 de marzo de 1973 cuando cayó su invicto al ser derrotada por Marizai en la Copa Carlos Zuloaga en 1800 metros. Esa derrota fue la excusa para realizar un cambio de entrenador.

En manos de Giovanni Contini, Malaya reaparece el 19 de mayo perdiendo por la mínima diferencia ante la rendidora Antilia en la Copa Hernrique Otero Vizcarrondo, después participó contra los machos en la primera serie donde obtuvo el tercer lugar detrás del clásico Rocker II. Logra su primer triunfo en las manos de Contini el 30 de junio, en el marco de la Copa Mathieu Valery con la monta de "El Llanerito" Rafael Rodríguez Morales. Además logró seis triunfos más, incluyendo los Clásicos de la Marina, Fuerzas Aéreas, Congreso de la República y Alberto Smith, y las Copas Miguel Enmanuelli y José Morillo, en las cuales derrotó a excelentes yeguas como Dayflower, Antilia, Tres Suertes, Sirikit, Marizai, Maggie, Almería, etc. Es de recordar que participó en el Clásico Simón Bolívar, pero sin tenerlas todas consigo y finalizar décima a 26 cuerpos de Vaticinio.

Ya con su tercer entrenador, Guillermo Andrade, el 18 de mayo de 1974 participa en la Copa Henrique Otero Vizcarrondo donde triunfa sobre Marizai y Tentada. Continua su racha campeonil triunfando en la Copa Mathieu Valery, el Clásico Día de la Marina y las Copas Miguel Enmanuelli y Luis Landaeta, donde superó a Maggie y Tessa e implantó récord de pista para los 1600 m, agenciando un fabuloso crono (para la época) de 95"3.

Al caer derrotada desde el quinto lugar a cuerpo y medio de Barreta en la Copa José Morillo, Guillermo Andrade decide cambiar de jockey y apela a la sabia conducción de "El Diablo" Angel Francisco Parra, quien la dirige triunfante y al reverendo galope, por mas de ocho cuerpos, sobre Sirikit y Marizai el 19 de octubre en la Copa Rafael Barboza en 1800 m. Lo que nadie sabía en ese momento es que esa era su última participación en el óvalo de Coche.

Inesperadamente la campeona Malaya puso fin a su carrera pistera y por fortuna se salvó para la cría, ya que su fractura fue bastante grave. Resumiendo su extraordinaria campaña, corrió 31 veces y obtuvo 20 triunfos, 15 de ellos selectivos, además de 4 segundos, 3 terceros y 3 cuartos, acumulando Bs. 1.067.950,70 en premios y fue Campeona Importada en los años 1973 y 1974. Ya en la cría, Malaya destacó, a pesar de sus problemas de fertilidad, por intermedio del selectivo Bengalur y el ganador Malayan Hero.

Malaya deja varios registros para la historia. Es la única yegua importada en superar el millón de bolívares en premios y por consiguiente es la yegua importada mayor productora de dinero. Al finalizar la política de importaciones (para correr) en 1975, se supone que estos récords serán eternos.

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Servicios Hipicomputo 2000, Sr. Antonio Nicolás Tassitch, Sr, Gastón Savino.

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 04 de Julio de 2002
Copyright 2002, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados