Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta:
Préndase
(Arg, 1951, Embrujo en Brownie por Rustom Pasha)
por Juan Macedo

Se vivía la época romántica del hipismo venezolano, allá en el Hipódromo Nacional de El Paraíso. América del Sur era el principal mercado de importación de purasangres hacia nuestro país, donde propietarios y criadores buscaban el tan ansiado campeón, en Chile, Brasil, Uruguay, Perú, pero sobre todo Argentina que fue la corriente de mayor influencia en el asentamiento inicial de nuestro hipismo. Y de allá llega un zaino descendiente de Embrujo en Brownie (Brownie también dió a Senegal, ganador del Simón Bolívar dos veces), pertenciente a la familia 1h (la misma que en un futuro resplandeciera a traves de Gelinotte), que se llamaba Darkie, nacido y criado en el Haras Chapadmalal. Este zaino nació en Argentina el 12 de octubre de 1951, fue adquirido en Arg$150.000 por el Haras San José, y logró un triunfo en seis salidas para Arg$48.100 en su país de origen.

Exportado a Venezuela en 1955 y cotizado por Bs. 70.000, el Sr. José Federico Siccardi al hacer examinar el caballo fue notificado de presentaba algunos defectos (que había sido quemado en los corvejones y se asomaba uno que otro sobrehueso) y no se manifestó interesado. Los vendedores buscaron otros compradores mientras que Jesús "Tito" Pérez decidió cambiarle ese nombre por el de Préndase (recordándole a un ejemplar de ese mismo nombre que en sus manos cumplió brillante campaña en pistas uruguayas) y había convencido a los Dres. Francisco Urbina y Carlos León Mendoza para que lo adquirieran. El Sr. Siccardi reaccionó y completó la operación. Fue recuperado de la lesión en una de sus rodillas.

El crack Préndase fue uno de los grandes campeones del hipismo venezolano en la década de los años 50, justo a mitad del siglo 20. Resultó gran corredor en las pistas y digno representante de la hípica nacional en el exterior. Inició su campaña el 20 de agosto de 1955 corriendo para los colores del Stud María del Carmen y bajo el entrenamiento del argentino Adolfo Samuel Alvariza (conocido como "El Mago"), en el lote de la quinta serie a peso por edad con la monta de “ColoraoÁngel Gutiérrez, quien sería su jinete habitual en su campaña, ganando fácilmente sobre Kayak y dejando 114”4 para 1800 metros.

El sábado 1º septiembre derrotó al tordillo Ukase parando los relojes en 116”2 para los 1800 metros. Una semana después -en 1600 metros- derrotó a Cantenac y el 8 de octubre se adjudicó la Copa Colegio de Abogados del Distrito Federal en 1.800 metros dejando tiempo de 114”3 sobre Matisco. El 15 de octubre vuelve a ganar en 1.800 metros en el máximo lote para importados, dejando marca de 114”2 y superando al stayer Sundin.

Debido a la vertiginosa capacidad locomotiva mostrada por este macho zaino, deciden inscribirlo en el X Gran Premio Clásico Simón Bolívar, que se efectuó un 25 de octubre de 1955, sobre 2.000 metros y donde por vez primera intervendria un animal nativo y ese era El Griego. Con "Colorao" Angel Gutiérrez al mando, el descendiente de Embrujo logra mantener su invicto, al lograr un sensacional triunfo en tiempo de 125''1 quedando segundo Cantenac a seis cuerpos y medio, tercero El Chama,cuarto Manzanares, quinto Impertinente, sexto Atoyac, septimo Platudo, ocupando El Griego el último puesto. De esa manera Préndase queda en los libros de récords de nuestro hipismo como el único ejemplar que ha ganado el Simón Bolívar en calidad de invicto.

Este triunfo le dio el pasaje directo a los Estados Unidos, junto a Cantenac para participar en Clasico Washington D.C. Internacional, conla crema y nata del hipismo mundial, dicha invitación era extensiva cada año a los dos primeros lugares del Clásico Simón Bolívar. Por cosas del destino, los propietarios de Cantenac desistieron a dicha aventura y en su reemplazo viajo el también gaucho El Chama. Quien iba a pensar que en la cancha de Laurel Park, ese 11 de noviembre de 1955 El Chama lograría ganar tan prestigioso evento clásico magistralmente llevado por el jinete chileno "Mano e' Tigre" Raúl Bustamante y el magistral entrenamiento de Jose Israel La Belle, mientras que Préndase, guiado por "Colorao" Angel Gutiérrez, obtenía el segundo lugar, dándole a Venezuela su primer gran triunfo internacional, un verdadero arrase de la delegación criolla.

La afición de Don Angel Roberto Mentado por el estudio de la fueteologia se la inicio el recordado "Colorao" Angel Gutiérrez cuando le conto la historia del fuete que uso en la conduccion de Préndase en el Washington International. El iba a llevar uno que le habia regalado León Padilla, el mismo que utilizo en aquella inolvidable paliza que le propino a la yegua Rosa de Abril para batir a Cinda en el Clasico Fuerza Aerea. Una travesura de uno de sus hijos cambió la historia. Ambos soñaban con ser jinetes como su padre y no perdian oportunidad para jugar con sus aperos. Al momento del viaje no apareció el fuete de Padilla y "Colorao" echo a mano de uno de los tantos que tenia. Dicen que por eso perdió Préndase, que de haber sabido que seria castigado con el fuete que causó estragos en Rosa de Abril, habria corrido con mayor brio para salvar el cuero.

Prendase frente a las tribunas de Laurel Park

Después de cumplir otra actuación en el norte, especificamente el 26 de noviembre en los 1900 metros del Pimlico Stakes figurando quinto a 7 cuerpos de Sailor, vuelve nuestro campeón argentino a Venezuela, pero debido a problemas físicos (una peligrosa fractura de sesamoides en su miembro posterior izquierdo que es realizada por primera en Venezuela por los Dres. David Itriago y Pablo Izaguirre, se trataba de ponerle un clavo en el hueso fracturado).  Reaparece en el Hipódromo Nacional el 8 de septiembre de 1956 en 1800 metros con la monta de Juan Eduardo Cruz, donde pierde su invicto ante el alazán Viviani, ocupando el último lugar.

Un mes despues, nuevamente con "El Colorao" Gutiérrez figura quinto ante Tanning y dos meses mas participa en la Copa Día del Periodista Hípico, en carrera ganada por Tanning donde Préndase mejoró al clasificar tercero. Sin saberlo, su última paticipación en el antiguo óvalo caraqueño fue el 30 de diciembre en el Clásico Clausura de 1956, donde totalmente recuperado obtiene un impresionante triunfo sobre Riojano, montado por "El Colorao" Gutiérrez y dejando un fabuloso 124" para los dos kilómetros. De regreso al paddock de vencedores, es rodeado de una multitud de aficionados que deseaban ver de cerca este noble ejemplar. Tal cual como todo un verdadero crack, Préndase debutó ganando y se despidió ganando. El 27 de enero de 1957 Préndase salió a la pista con su jinete oficial Ángel Gutiérrez sobre la silla para dar la última vuelta al óvalo caraqueño y lo hizo bajo el aplauso emocionado de la fanaticada que se dio cita en el viejo circo de carreras para admirar una vez más a su ídolo. Corrió en Venezuela en 10 ocasiones con 7 primeros, un tercero, un quinto y un sexto acumulando ganancias por Bs. 226.837,15; si contar, claro está, su sensacional segundo lugar en el Washington International.

Cuenta Doña María del Carmen Siccardi esta anécdota: "Le comento que yo no me crié con papá y salí de Venezuela cuando tenía unos 5 años. Siempre me han fascinado los caballos y durante muchos años pense que me habia imaginado que mi padre me levantaba en brazos para ponerle flores en el cuello a un caballo. Era una imagen muy linda que he siempre. Pero cuando finalmente tuve oportunidad de reencontrarme con mi padre en Caracas, en su oficina vi una foto en la cual me tenia en brazos poniendole la corona de flores a Préndase".

Préndase recibido por la afición en su última carrera

Retirado a la cría fue adquirido en US$100,000 y en abril de 1957 fue asegurado en la compañía Lloyd de Londres en Bs. 670.000. Cumplió campaña como padrillo inicialmente en el Haras El Tuy y luego en el Haras Ranco del Sr. Otto Rahn, donde destacó con multiples ganadores como los selectivos Prendefuego, Maporal, Prenda, Prendedor y Prensado (en La Limpia),  los ganadores Prensor, Piratería (madre de Colorísima y Leo), Prendbark, Hawayana, Prendalinda, Prendamía (abuela de El Yaguero), Cervatana, Urama (madre de Chapaiguana), Alcaraván, Temerla (madre de El Temerario), Uracoa, Carmenvictoria (madre de Caripote), Guarapita, Lanato, Pussycat (madre de Pav-Ne, Aljamía y Popona), Prensa Libre, Trompetero, Roraima, Pararaima, Tortolita, Pancho Villa, entre otros, en producciones limitadas. Murió víctima de una trombosis en el Haras Ranco el 11 de diciembre de 1963.

Fuentes: Sra. María del Carmen Siccardi, Revista Hipódromo, Sr. Jaime Casas, Sr. Francisco Machado, Diario Ultimas Noticias, Sr. Miguel "Nano" Morales, Sr. Roque Yoris Soules, Sr. Antonio Tassitch.

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 23 de mayo de 2002
Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas, C.A. Todos los derechos reservados