Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta:

Primordial

(Arg, 1957, Arg, Mirónton en Clotilde por Ramazón)

Por Juan Macedo

El recio Primordial fue un alazán argentino que nació en el Haras El Tala el 27 de septiembre de 1957. Durante los remates de 1959 fue adquirido por Busquet y Fabris en Arg$380.000.  Durante su vida pistera en su país de origen realizó buena campaña de 2 primeros, 4 segundos y un tercero en un total de 14 presentaciones acumulando en premios la cantidad de Arg$281.759. Importado a Venezuela, defendió los colores blanco y bolos marrones del Stud Pompeya siempre bajo el cuido de su propietario Santiago Ledwith.

Primordial

Aunque llegó a Venezuela en abril de 1962, pesaba sobre él una pena de inhabilitación por resultar positivo de doping. Por eso debutó el 10 de junio, a punto de cumplir 5 años, llegando tercero de Quemoy en carrera de 7° Serie en 1700 metros con 58 kilos y la conducción de Laffit Pincay, quien fuera su jinete oficial. Inmediatamente obtuvo su primer triunfo medio cuerpo sobre Peleador agenciando 125"2 para los 2 kilómetros. La calidad mostrada fue suficiente para enfrentarlo al campeón Klick en el Clásico Fuerzas Armadas en 3200 m donde cae segundo a 13 cuerpos. Continua su ascenso en el lote común donde triunfa en varias ocasiones con suprema autoridad y sus derrotas son en final dramático ante ejemplares rendidores como Praxiteles, Reading y Neto.

Sus dueños deciden inscribirlo en el Gran Premio Clásico Simón Bolívar, donde derrota por 3 cuerpos a Gran Trece, El Tamao y Klick, con 59 kilos a cuestas y agenciando 123"3 para los 2000 m. Inmediatamente cae derrotado, con Raúl Bustamante por cabeza por Masticador y en el Clásico Clausura derrota fácilmente a El Tamao por 4 cuerpos, otra vez con Laffit Pincay y agenciando 125"1.

Primordial

Las lesiones hacen crisis en el hijo de Mirontón y no es sino hasta el 12 de octubre de 1963 cuando reaparece obteniendo el quinto puesto detrás de El Tamao, participa en el Clásico Jockey Club de Venezuela, carrera donde figura en el tercer lugar detrás de Oliver.

Ya en 1964, con siete años a cuestas, continua cosechando buenas figuraciones como un segundo lugar a apenas nariz de Daré en el Clásico Gobernador del Distrito Federal, hasta que por fin logra reverdecer laureles derrotando al uruguayo Hawk por cabeza en la 1era Serie con la monta de Carlos Pérez. Inmediatamente corre el Clásico Presidente de la República que gana Oliver por 3 cuerpos sobre el hijo de Mirontón.

Continua Primordial batiéndose en buena lid contra los mejores importados de la época en la 1era Serie hasta que participa en el Clásico Fuerzas Armadas, donde obtiene un rutilante triunfo por un cuerpo sobre Ferumbras, Tronado, Hawk y Daré, con la monta de Laffit Pincay. Tres carreras sin lograr el triunfo en el máximo lote hasta el momento cumbre, el Clásico Internacional de las Américas, carrera donde obtiene su último triunfo por cinco cuerpos, esta vez sobre Portland, Quinado, Juglar, Daré y Hawk. Su última carrera fue el 10 de octubre de 1964, en el máximo lote, donde cae segundo a tres cuerpos de Daré.

Primordial

Su campaña en Venezuela se resume en 34 actuaciones, 10 triunfos, 10 segundos, 9 terceros, 2 cuartos y un quinto, totalizando en premios la cantidad de Bs. 690.143.

.

En noviembre de 1964 Don Santiago Ledwith se aventura a participar en Estados Unidos y representa a Venezuela en el Washington International con Gustavo Ávila figurando en el sexto lugar. En esa ocasión salió a relucir su origen bastardo (o poco puro), de acuerdo con el artículo 59-b del reglamento del StudBook Norteamericano, por descender (por linea paterna) de la yegua Eve, nacida en 1872 y cuyo origen puro no se puede comprobar; no obstante su historial de carreras fue satisfactorio y se le aprobó el permiso para poder correr en USA. Pero el 12 de diciembre se adjudicó, al cierre de la temporada de Aqueduct, el Display Handicap en Nueva York en 3200 m, con la monta Laffit Pincay. Tambien se adjudica el 20 de febrero de 1965 el Widener H. con la monta de Sandino Hernández derrotando a Hot Dust, para completar una campaña de 2 triunfos y un tercero en 8 salidas a la cancha, acumulando US$130.320.

Fue retirado de las pistas y de regreso a su país de origen fue probado como semental, con relativo éxito. Cuentan que Don Santiago esperaba llegar a tener en sus manos a un hijo de Primordial capaz de ganar clásicos en Inglaterra, un sueño lleno de pasión que lastimosamente no se dio, pero son los que impulsan el verdadero sentir de la hípica. En Venezuela fue padre del argentino Promisse (ganador de 2 y Bs. 53.550). En definitiva, un corredor excepcional, que no era segundo de nadie y capaz de las hazañas inimaginables, lo que podría englobar el concepto de Crack.

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Dr. Fernando Fuentes, Sr. Abdón Sánchez, Sr. Roque Yoris S., Revista La Fusta, Revista Turf.

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 04 de Enero de 2001
Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados