Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Ribita

(Arg, 1954, The Yuvaraj en Grata por Technique)

Por Juan Macedo

 

Nacida en el segundo semestre de 1954, la zaina Ribita fue exportada a Venezuela, adquirida por “El ChéJosé Rosendo Fernández para lucir en el Hipódromo Nacional El Paraíso los colores verdes con banda horizontal negra del Stud JRF.

 

Fue el 13 de julio de 1957 cuando Ribita debutó, entrenada por su propietario, con la monta de Nicolás Cacique. Fue una carrera para el olvido, al igual que sus siguientes apariciones, lo generó muchas dudas entre sus allegados. Pero en su quinta salida, el 3 e noviembre, Ribita sorprendió a propios y extraños con una sensacional actuación derrotando a El Fakir por pescuezo y agenciando 69” flat para 1100 metros.

 

Luego de fracasar figurando octava a 9 ½ cuerpos de Torera, Ribita comienza a dar muestras de madurez al figurar tercera a 3 ¾ cuerpos de Zachón, cerrando el año con tres victorias consecutivas: Con la monta de Rogelio Cortez nuevamente superó a El Fakir con ventaja de ½ cuerpo y tiempo de 73”3 para los seis furlones; superó a Presagio con 1 ½ cuerpos de ventaja y crono de 68”4 para 1100 metros; y con la monta de “El GoajiroIván Calixto derrotó dramáticamente a Karelia por solo pescuezo agenciando 74”2 para el recorrido de 1200 metros.

 

El 5 de enero de 1958 figuró segunda a 1 ½ cuerpos de Copa de Oro y un mes después vuelve a saborear las mieles del triunfo con “El MandamásRogelio Cortez al cruzar la raya con ½ cuerpo de ventaja sobre Cyrus, parando el teletimer en 74”4 para los 1200 metros. Luego de dos figuraciones detrás de Trufador, el 15 de marzo regresa a la senda ganadora con Pedro J. González up al aventajar con 4 cuerpos a Ópera recorriendo los 1400 metros en 89”1. Tres semanas después, esta vez con Carlos Cruz como caballero, repite con un notable triunfo sobre Duilio, que quedó a un cuerpo, registrando 73”3 para los seis furlones.

 

Ya enfrentando al lote de la 6° Serie, Ribita pagó el rigor con dos presentaciones grises, pero acto seguido mejora sustancialmente al figurar segunda a ½ cuerpo de Pastorcito. El 24 de mayo con Rogelio Cortez en sus lomos logró un bonito triunfo a costillas de Cute Lord que arribó a un cuerpo, agenciando un excelente crono de 72”3 para los seis furlones.

 

Ribita fue inscrita en el Clásico Fuerzas Terrestres escenificado el 22 de junio con la monta de Miguel Moly. Desde la partida se mantuvo tercera detrás de las criollas Nick Daughter y Lanzarina, en la última curva pasó al segundo y en los 300 finales dominó pegada a la baranda para a ganar fácilmente con ventaja de 3 ½ cuerpos sobre Lanzarina, dejando parado el reloj en 103”2 para la milla. Al mes participó en los nueve furlones del Clásico Fuerzas Navales con la conducción de Carlos Cruz donde parecía ganadora en la recta de las emociones pero al final aflojó y perdió la vanguardia con la chilena Llanada que le sacó pescuezo de ventaja. De regreso a la cuadra Ribita mostró unas molestias en una de sus manos que ameritó un descanso.

 

Reapareció el 19 de octubre ahora bajo el enfrenamiento de Florentino Ramírez ante el fuerte lote de la 3° Serie, donde hizo una actuación para el olvido. Corrió dos veces más con los mismos resultados para cerrar el año 1958.

 

Ribita pasó a los cuidados del Coronel Roque Yoris, pero en sus actuaciones en enero de 1959 no hubo mejorías. Fue cuando se detectó que la vieja lesión en una de sus manos había recrudecido, lo que motivó a un retiro de la actividad en el ruedo capitalino por 10 meses. Reapareció 7 de noviembre, en el nuevo Hipódromo La Rinconada bajo en entrenamiento de Laffit Pincay, y tras dos fracasos en carreras ganadas por Mi Belidán y Chimbol, el 5 de diciembre con la monta de Gustavo Ávila, Ribita dio la campanada al sorprender en bonito final a Remi y aventajarlo con ¾ cuerpos de ventaja, agenciando 73”1 para los seis furlones (dándole a Laffit Pincay su primer triunfo como preparador de PSC).

 

Luego de un descanso de tres meses y de regreso a la cuadra de su propietario Don José Rosendo Fernández, durante el año 1960 Ribita corrió 12 veces donde solo ganó una vez: el 10 de diciembre superó a Taquímetro en final no apto para cardíacos con la monta de Rogelio Cortez y dejando crono de 78”2 para los 1300 metros. Además enfrentó a corredores de la talla de Therefor, Calirroe, El Druida, Derrochón, Bonete, entre otros.

 

Fueron 19 las actuaciones de Ribita durante 1961, de las cuales solo saboreo las mieles del triunfo en una ocasión: el 12 de noviembre con la monta de Rogelio Cortez donde protagonizó otro final de película para superar a Osornino, agenciando 78”4 para los 1300 metros. Enfrentó a notables corredores como Albatros, Virginio, King David, Heliogábalo, Dushka, Caretón, Toscanini, entre otros.

 

Ya vieja, lesionada y cansada, Ribita corrió 14 veces más durante 1962. Se adjudicó una victoria el 10 de marzo aventajando con ½ cuerpo a Jarbas con la monta de Edgar Aranzazu y recorriendo los 1100 metros en 66”4. Su última actuación fue el 23 de junio cuando figuró entre los últimos en carrera ganada por el argentino Ici Paris.

 

Una larga campaña cumplió Ribita en nuestros óvalos caraqueños, fueron un total de 77 actuaciones para 13 triunfos, además de 8 segundos, 4 terceros y 5 cuartos, acumulando en premios la cantidad de Bs. 216.014. Entre las lesiones y la decisión de sus allegados de continuar campaña opacaron el brillo de su campaña. Fue enviada a la reproducción pero no se le conoce descendencia.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Sr. Jaime Casas, Sr. Roque Yoris S.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 28 de junio de 2012

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados