Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta:
Senador
(Ing, 1967, Sound Track en Rosy Gleam por Golden Cloud)

por Juan Macedo

Son pocos los purasangres que han realizado una campaña tan espectacular en Venezuela como la tejida por Senador, un hermoso alazán inglés importado por Edmundo Ruiz, que corría para los colores de Carlos Eduardo Mancera Arroyal y Gabriel Angarita Trujillo su preparación siempre estuvo dirigida por Eduardo Azpurua Sosa. Descendiente la familia 1, raiz l (al igual que la campeona Impugnable) es hijo del británico Sound Track, que fue ganador clásico de 7 en 8 actuaciones, en la también selectiva Rosy Gleam, madre de los clásicos Drummondmore y Maple Leaf, además de Serranía (abuela de la clásica Chantarella).

Senador con Nerio Atencio

Senador era un caballo veloz y galopador, lo que le permitía tener el aguante necesario para resistir cualquier embestida final de otro de los participantes. Su debut fue el 15 de noviembre de 1969 con la monta de Luis Emilio Márquez donde figuró segundo a pescuezo del uruguayo Lamarque. Su segunda carrera representa su primer triunfo, esta vez sobre sus lomos al rendidor Gustavo Nuñez Cova, agenciando 86"3 para los siete furlongs. La última carrera como dosañero fue el 21 de diciembre, derrotando al veloz Flower Man con un espectacular crono de 82"3 para los 1400 m, una pequeña muestra de lo que era capaz.

Reaparece el 11 de enero de 1970, ya como tresañero y conducido por el jinete invitado Yves Saint Martin, llega en el segundo lugar, detrás del uruguayo Agüeros. Una semana después vuelve a sus lomos Gustavo Nuñez Cova y triunfa fácilmente, agenciando otro tiempazo para los 1400 metros de 83"3. Corriendo y ganando seguido, derrota a Macanao y su verdugo Agüeros nuevamente en 1400 metros agenciando 84"4. Dos semanas de descanso y es inscrito en la Copa Gaceta Hipica, Edición N° 1.000, conducido por el jinete José Luis Vargas, donde lográ triunfar sobre Vithol, Batumi y Cinnamon, en 1.200 metros para un tiempo de 72" exactos. Para el 22 de febrero es pautado el Clásico De los Sprinters donde el fabuloso hijo de Sound Track vapulea a Maravilloso, Rajador, Affric y Fox con un aplastante 70"3 para los 1200 m (a cuatro quintos del récord), siempre guiado por Varguitas.

Intereses norteamericanos hicieron una oferta por US$100,000 que fue rechazada. Continuó su arrolladora campaña al derrotar al lote común dejando un aplastante 77"3 para los 1300 m. En su siguiente intervención fue conducido por el panameño Braulio Baeza, quien se fajó rolo a tolete con "El Pelón" Francisco Betancourt, que montaba a Scandal (del Stud Tok-Mer del Sr. Toksen Hon) y dio una lección de clase al ganar en un final de fotografía. Cuentan los hípicos de antaño que al regresar al paddock para la fotografía, le preguntaron a Baeza porqué no sonreía ni respondía a las aclamaciones del público y respondió que por respeto al adversario. El uruguayo Fox se encargó de romper la seguidilla de triunfos del nieto del Golden Cloud al derrotarlo en los 1800 m, donde agenció 112"1. En esta carrera sufre una pequeña lesión en una mano y por ello lo someten a un reposo que lo aleja de las pistas por seis meses, con el deseo de conservarlo para el Clásico Simón Bolívar.

Reaparece el 27 de septiembre y de que manera, logrando una nueva victoria, con la monta de su jockey oficial José Luis Vargas sobre los ejemplares Estense y Cinnamon, en 1.300 m y agenciando 78"1. Llegó el momento de la verdad y el 25 de octubre es inscrito en el Gran Premio Clásico Simón Bolívar, cuando se extendió a la distancia a 2.400 metros. Senador surgía entre los grandes favoritos, a pesar de no haber corrido la distancia. Se da la partida y nuestro crack pelea la carrera desde el vamos, no obstante, todo se complicó cuando sale Paunero del montón con la monta de Adone Bellardi para comprometerle la carrera. La recta final se hacía cada vez más larga, la meta más lejana y un cabeza a cabeza que no vislumbraba el ganador. Fueron más de 400 metros de un cabeceo incesante, donde parecía por momentos que el ganador iba a ser Paunero, pero Senador con Vargas no se rendía, por el contrario soportaba gallardamente la lucha.

Entonces el público atento a cada metro que recorrieran los puros, los jinetes dando y mandando, todo el mundo con los ojos puestos en la llegada, y en un final no fue apto para cardiacos el narrador interno anuncia según su criterio que fue Paunero el ganador, mientras que el juez coloca a Senador arriba en la pizarra electrónica. Hubo que esperar la fotografía mientras se discutía en las tribunas si había ganado Bellardi o Vargas. El foto finish determinó que los dos caballos, entrenados por Millard Ziadie y Eduardo Azpúrua, habían cruzado la raya igualados y de esa manera fue decretado el empate. Muchas polémicas traerían aquella llegada. El tiempo agenciado fue de 152''4. Para muchos analistas, ha sido la carrera más emotiva y electrizante de toda la historia del magno evento clásico.

 

Gracias a ese triunfo, participó en el Washington D.C. International ganado por Fort Marcy, figurando sexto a quince largos, siendo el último ejemplar por Venezuela que viajó a correr en dicho evento. Reapareció a fines de noviembre donde obtiene nuevamente el triunfo, pero esta vez lo guió a la victoria, el jinete Nerio Enrique Atencio, ganándose a Landlord y Canelo, agenciando 111"3 para los 1800 m. Su último triunfo fue con su jinete habitual José Luis Vargas y a expensas de Green Thumb, Futrone y Vivo, para un tiempo de 101"3 en la milla. Su última carrera fue un honroso segundo lugar, conducido por Jose Luis Vargas, en el Clasico Jockey Club De Venezuela, a dos cuerpos y medio del argentino Ejemplo, en distancia de 2000 metros donde el ganador agenció 127" flat.

Senador

Sus problemas físicos lo alejaron definitivamente de las pistas. Su campaña vino a ser, quizás la más extraordinaria que importado alguno realizara en Venezuela, a pesar de todo no fue un ganador selectivo frecuente, pero suficiente para ser titulado como Caballo del Año y Campeón Importado en 1970. Completó una campaña en Venezuela de 12 primeros y cuatro segundos en 16 actuaciones y Bs. 513.156,10 en premios y la figuración en USA para US$5,000.

Ingresó a la cría en el Haras Karen Sissy en 1971, donde destacó con excelentes corredores, como los selectivos Alecrim, Patrullera (madre de Ogún y El Chivúo), Tántalo y Abrasivo; además de los ganadores Esta Vez (madre de Go Baby Go, La Nolana y Estampado; abuela de Latino Inmenso, Miss Gallarda, The Master Angel, Catire Juancho y Candiac), Tamarú (madre de Copa de Plata, abuela de Katriel), Diafonía (madre de Bros Mario, Great Boos y My Mantle), Patrullera (madre de Don Ángel), Lámpara, Euridice, Eva Mariela, La Landa (madre de Miss Paracoto), Legislador, Autócrata, Nautimoza (madre de Río Chamita), Porcelana, Chagatai, Tarakala (madre de King Light), Brisa del Río, Seniva, Foquísima, Doña B, Secreta, Old Flame (abuela de The Capo Angel), Salangana, Braganza, Oxford, Sol de Luna, entre otros. Falleció en el Haras Los Samanes el año 1983.

Información y fotografías obtenidas de las siguientes fuentes: Sr. Otto Torres H., La Biblia del Hipismo Venezolano, Revista Hipódromo, Diario El Nacional, Diario El Universal, Revista Gaceta Hípica, Sr. Toksein Hon. 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 23 de mayo de 2002
Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas, C.A. Todos los derechos reservados