Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Viscount

(Arg, 1968, Make Tracks en Vicenza por Masked Light)

Por Juan Macedo

 

Sin lugar a dudas, el mejor caballo importado que haya realizado campaña en el Hipódromo de La Limpia (ubicado en la Ciudad de Maracaibo, estado Zulia), fue el alazán argentino Viscount, el llamado “Caballo del Siglo“ en Maracaibo, también conocido como “El Ferrocarril” por su feroz atropellada. Nacido en el segundo semestre del año 1968, se desconoce si Viscount realizó campaña en su país de origen.

 

Fue importado a Venezuela por Vittorio Catanese, el Profesor Anselmo Alvarado Dorato lo adquirió y lo corrió en el Hipódromo La Rinconada con los clásicos colores amarillos con bandas cruzadas azules del Stud El Otro Coquito bajo el entrenamiento inicial del mismo Vittorio Catanese y luego por "El MusiúMillard Faris Ziadie, realizando una modesta campaña de 34 actuaciones de las cuales solo logró 3 victorias, un segundo, dos terceros, seis cuartos y cinco quintos, acumulando en premios la cantidad de Bs. 76.786,30.

 

Cuenta el entrenador italo-venezolano conocido como Rossi Belmonte (que en realidad se llamaba Belmonte Rossi) que un día de 1971 en momentos que salía del área de las caballerizas de La Limpia le llamó Vittorio Catanese y le ofreció a Viscount: “lo estoy vendiendo por Bs. 15.000, pero para ti lo dejo en Bs. 12.500 y está sanito” ¿Pueden creer que le dije que no? En su lugar compró a Paunero y a Terremoto.

 

Luego de esa larga campaña en La Rinconada, en el último trimestre de 1973 fue adquirido por el Sr. Jesús Osorio para correr los colores del Stud Los Osorio en el Hipódromo de La Limpia, fue producto de una negociación en la que estaban involucrados los purasangres Arenal (más clasificado), Coquito Star y nuestro héroe de hoy, el cual venia como especie de relleno. Fue entregado al entrenador Adán Moisés Almarza quien descubre una anomalía en un casco, encargándose en revertir ese defecto.

 

 

Debutó en el Hipódromo de La Limpia el 10 de Octubre de 1973, a los cinco años de edad, en carrera de 1800 metros con la monta Juan Evangelista López. En ese año logró ganar dos carreras y su única participación selectiva fue en el Clásico Feria de la Chiquinquirá, donde ocupó el cuarto lugar detrás del nativo Petronio.

 

Pero fue el año 1974 cuando dio inicio a su hegemónico reinado, logrando su primer triunfo selectivo el 18 de enero al anotarse el Clásico Ciudad de Maracaibo con la monta de Rafael Rodríguez Morales, agenciando 121”2 para los 1800 metros. Ese mismo año totalizó 17 victorias, incluyendo además los Clásicos Gobernador del Estado Zulia, Presidente de la República (con la monta de Ángel Francisco Parra), Simón Bolívar (con la monta de Ramón Eduardo Añez agenciando 135”1 para los 2000 metros), Lago de Maracaibo y Rafael Urdaneta (nuevamente con “El Negro” Añez en tiempo de 144”1 para los 2200 metros), siéndole esquivo nuevamente el Clásico Feria de la Chiquinquirá, ocupando el tercer lugar detrás del chileno Secretario.

 

Durante el año 1975 logró un total de 15 triunfos, a pesar de presentar problemas en la partida. Sus triunfos más importantes fueron en los Clásicos Ciudad de Maracaibo (con la monta de Jesús Portillo y agenciando 119”4 para los 1800 metros), Sprinters, Simón Bolívar (con la monta de Jesús Delgado agenciando 134”4 para los 2000 metros), Rafael Urdaneta (con Jesús Delgado y en tiempo de 144”2 para los 2200 metros) y ¡Por fin! el Clásico Feria de la Chiquinquirá a expensas de Dax, agenciando 118”1 para los 1800 metros y la monta de Ramón Eduardo Añez.

 

 

Su anterior propietario, el Profesor Alvarado, viajaba a Maracaibo con la única intención de verlo correr, como consuelo de que no pudo demostrar su capacidad locomotiva en La Rinconada mientras estuvo corriendo sus colores. Hubo invitaciones para llevarlo a correr a Miami y Panamá, pero Don Jesús Osorio respondía tajantemente “Yo compro los caballos para verlos correr en Maracaibo”.

 

Ya para 1976 ya su nivel competitivo había decaído básicamente por su longevidad y algunas lesiones que le aquejaban, además de regalar ventaja considerable en la partida. Este último detalle fue lo que generó uno de sus triunfos más impresionantes, los 1200 metros del Clásico de los Sprinters, cuando prácticamente partió eliminado pero fue capaz de descontar la ventaja y alcanzar en plena sentencia al veloz Sócrates para ganar una gran carrera. Su última carrera fue el 30 de Junio donde se despide de las pistas zulianas, en carrera en distancia de 1500 metros y ganada por el tordillo Costero, una carrera digna de un clásico y digna de la despedida del mejor importado de todos los tiempos en Maracaibo.

 

Fue enviado al Haras El Rosario, propiedad de la Familia Osorio, y a pesar de las pocas oportunidades recibidas fue padre del selectivo Iron Horse y los ganadores  Anchoíta, Ponientada, Hayland Vis y High Count, todos con campaña en el Estado Zulia. Como anécdota, el primer potro que compro el Sr. Gustavo Aguado (GUACO) fue un hijo de Viscount que llamó Guaco Sound el cual no pudo salir de perdedor.

 

Viscount se reveló durante su campaña pistera como un poderoso atropellador pero versátil, ya que ganó en las distancias clásicas extremas de la programación zuliana. Su campaña en el hipódromo zuliano fue de un total de 72 actuaciones para la bicoca de 39 primeros, además de 15 segundos, 9 terceros, 3 cuartos y 2 quintos, acumulando en sumas ganadas aproximadamente 600 mil bolívares. Sin lugar a dudas el mejor caballo importado en pistas zulianas y una leyenda del hipismo venezolano, en resumidas cuentas, un crack.

 

Fuentes: Sr. Henry Osorio, Sr. José Ignacio Osorio, Sr. Diego García, Sr. Gustavo Lepage, Revista Gaceta Hípica, Revista Hípica Zuliana, Sr. Héctor Añez Leal (fotos).

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 25 de junio de 2009

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados