Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta:

Viviani

(Arg, 1950, The Yuvaraj en Villana por Embrujo)

Por Juan Macedo

 

El alazán Viviani representó para el hipismo venezolano un importante aporte, tanto por lo que contribuyó a la calidad del espectáculo como por su rol de mejorador de nuestro elevage. Viviani fue un crack y es uno de los mejores caballos de handicap que vino a Venezuela

 

Nació el 12 de octubre de 1950 en el Haras Los Prados y criado por Edgar Striemer, fue subastado en 1952, en Arg$ 45.000, figurando como adquiriente el entrenador Eladio Labrador, bajo cuya atención hizo toda su campaña, tanto como defensor de los colores del stud Cholín como cuando pasó a la Caballeriza Dos Estrellas. Destacó en su país de origen triunfando en los Clásicos Miguel Cané, Raúl Chevalier y Apertura, además de figurar segundo en la Polla de Potrillos y el Clásico General Belgrano. En total corrió 13 veces para lograr 5 triunfos, 3 segundos, 3 terceros y acumular en metálico Arg$ 358.502.

 

Fue enviado a Venezuela en una época en que el hipismo venezolano vivía su etapa de gran expansión, fue un obsequio del Sr. Jorge Antonio (Caballeriza Dos Estrellas) hacia el Gobernador del Distrito Federal, Comandante Guillermo Pacanins, que aprovechó para correrlo con sus colores rojo, blanco y verde del Stud Periférico y bajo el entrenamiento de Luis Gallegos y Abraham Resnik. Su jinete habitual fue el maestro Juan Araya, con 11 triunfos en 24 ocasiones, también Laffit Pincay lo llevó una vez a la victoria y Juan Leopoldo Mendoza -el popular Doble Feo-, lo ganó en tres ocasiones.

 

Debutó el 21 de agosto de 1954 con una victoria en 1200 metros con la monta de Rómulo Cardozo superando por un cuerpo a Balmoral y agenciando 74"4. Viviani corría en punta y era millero por excelencia, a veces inalcanzable en la punta. Fue segundo detrás de Carril en el Gran Premio Clásico Simón Bolívar cuando lo disputó a los 4 años, cumpliendo apenas su quinta presentación en Venezuela.

 

Después, en 1955, ganó el Clásico Inauguración (superando de punta a punta y al galope por seis cuerpos y medio sobre Trapal y Colibrí, agenciando 101" exactos para la milla) y el Clásico de los Sprinters (donde superó valientemente por 2 cuerpos a Baltazar en tiempo de 73"4 para los 1200 metros). En 1956 ganó la Copa Temporada Extraordinaria en distancia de 2000 metros y con handicap de 62 kilos superando con 3 cuerpos a El Chama y agenciando 126" exactos

 

Su campaña clásica, sin embargo, estuvo signada por la mala suerte. Intervino en 10 de estas carreras selectivas y sólo pudo ganar en las dos ya mencionadas, pues casi siempre le salió un fantasma como el 19 de abril de 1955 cuando se fue de punta a punta y en los últimos 50 metros para la sentencia cayó vencido por un irreverente Reintegro en el Clásico Presidente de la República; o el 20 de mayo de 1956 cuando figuró segundo de Cantenac en el Clásico de los Sprinters

 

Fue un caballo gallardo y luchador, los hípicos de la época recuerdan sus enfrentamientos contra Petare, siempre cediendo ventaja en el handicap. Viviani fue parte de los actos que engalanaron el Clásico Simón Bolívar de 1956, dando una vuelta a la pista después de su realización para oficialmente despedirse de la afición. En fin ganó 16 carreras, 9 segundos, 4 terceros, 5 cuartos, 2 quintos y 3 veces fuera de pizarra (ya al final de su campaña pistera cuando era fuertemente castigado por el handicap, además de su natural desgaste como corredor) en 39 actuaciones. En dinero acumuló Bs. 479.835,45. Las fotos inéditas (cortesía del Sr. Roger Pérez) plasman los dos unicos clásicos que gano Viviani en nuestro pais, con la numero 3 los Sprinters y con la gualdrapa numero 4 fue el Clásico Inauguración.

.

 

 

Esa gran campaña pistera fue validada en la cría donde ha sido un gran aporte al ser padrillo campeón en el Haras La Quinta del Ing. Arnaldo Pacanins. Viviani produjo numerosos ganadores de carreras clásicas y comunes. Entre ellos a las campeonas Vélika (que batió a las importadas) y Relicario; los ganadores clásicos Victoreado (ganador del primer Clásico del Caribe y Semental), Alguacil (Semental), Omán y Viena; los selectivos Bonitinha, Vivianick (Semental), La Mitad (madre de Cálcareo), Vitoqueado, Bushido (madre de FuyivaraHikari y Tomiko; abuela de Birreta y Batjiar), Cañafístola, Rayo E’ Luna, Viento de Agua, Vitral (abuela de Grand Champs), Vivian, Messalina (madre de Lady Godiva y Ola-Ola), Redoblante, La Nena, Víctor Manuel y Disciplinada; además de los ganadores Brioso, Maite, Samatari, Indio Desnudo, Taraná, Urpía, Yagualera, Vivian Rose, Lord Byron (Semental), Vigía, Victorine (tercera madre de Volantín, Iracín y Fezzi), Que Te Dije, Vidalita, Atlántida, Brasa (madre de Marín Junior), Hilo de Oro (madre de Trenza de Oro), Pelo de Indio, Vividora (abuela de Alirroja), Dulcinea, Vivir (madre de La Paiva, abuela de Viejo Pérez y Conceptual), Calesera, Edilicia, Velebit (Semental), Vidette, Santa Clara (madre de Solimoes), Vi Doble (madre de Borman), etc.

 

Viviani murió victima de un ataque al miocardio en enero de 1968. Fue un campeón, un purasangre que le brindó al hipismo venezolano hazañas dignas de no olvidarse tanto en la pista como en la cría.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Dr. Fernando Fuentes, Diario El Mundo, Haras El Paraíso (Argentina), Hipicómputo 2000, Sr. Roger Pérez (fotos), Sr. Roque Yoris S. (fotos)

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 11 de Mayo de 2005
Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados