Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Yves

(Arg, 1967, Vitelio en Yocalla por Yatasto)

Por Juan Macedo

 

Posiblemente uno de los importados más carismáticos de su época fue el argentino Yves, un gigantesco castaño nacido en el segundo semestre del año 1967. En su país de origen debutó ganando en el Hipódromo de Palermo sobre el recorrido de 1600 metros agenciando 98”3. Posteriormente disputó en el Hipódromo de Maroñas el Gran Premio Nacional en 2500 metros y clasificó cuarto detrás de Sigiloso. Fue negociado y enviado a Venezuela, donde lució la chaquetilla gris del Stud Fairway, siendo cuidado y entrenado por Don Manuel Azpúrua Sosa.

 

 

Cuenta el Sr. Nelson Romero: “La chaquetilla era un diseño típico del stud de Doña Carlota Sosa de Azpurua, cuerpo, mangas y gorra de un color con alamares blancos en el pecho. La de doña Carlota, era azul oscuro, mientras que los de Yves, fueron grises, solo que la seda lucía como aluminio o plateada”.

 

Su debut en el Hipódromo La Rinconada fue el 27 de diciembre de 1970 en recorrido de 1700 metros con la monta de “El DiabloÁngel Francisco Parra (quien fue su jinete oficial) mostrando en la balanza 502 kilogramos, triunfando de manera holgada con ventaja de 6 ¼ cuerpos sobre Tudor Boy parando el cronómetro en 107”3 para los 1700 metros. Tal fue el cariño que le tomó “El Diablo” al noble castaño que le puso el nombre de Yves a uno de sus hijos.

 

Una semana después, el 3 de enero de 1971 Yves recorrió los 1800 metros en 115”1 y cruzó la meta en ganancia con 1 ½ cuerpos de ventaja sobre Silver Spray. Luego conservó su invicto mostrando una corta atropellada (que fue su principal característica) para superar al argentino Harmattan por un cuerpo y tiempo de 86” flat para los 1400 metros.

 

El 7 de febrero participó en su prueba de fuego, los dos kilómetros el Clásico Gobernador del Distrito Federal. En una muestra de calidad y valentía, Yves demostró ser un crack al conservar pescuezo de ventaja sobre Ejemplo y así llevar a cuatro carreras su invicto, dejando crono de 126”1 para el recorrido. El otro invicto de la carrera, nada más y nada menos que el futuro doblecoronado norteamericano Cañonero, quedó en el último lugar.

 

 

Comentó el Sr. Roger Pérez: “Recuerdo que fui al hipódromo a ver el Clásico Gobernador del Distrito Federal donde corrían dos invictos: Yves y Cañonero. A mi me gustaba Cañonero que llego ultimo con el negro Cruz si mal no recuerdo y ganó Yves que era del Stud Fairway”.

 

Yves regresó al lote común donde tuvo que exigirse para superar a Uribarri por ½ cuerpo y agenciando 84”3 para los 1400 metros. Luego, en recorrido de 1700 metros, se vio mas cómodo y superó a Love Me con 2 ½ cuerpos y tiempo de 107”4. El 6 de abril participó en la Preparatoria para el Clásico Presidente de la República, donde dio cuenta del uruguayo Rinconcito con ventaja de 3 cuerpos, cubriendo los 2000 metros en 127” exactos. ¡Ya eran siete las carreras en calidad de invicto!

 

                                                                                                         

Intereses norteamericanos “le montaron el ojo” al nieto de Claro y hubieron importantes ofertas, incluso por US$150.000, pero sus allegados decidieron primero correr la milla y media del Clásico Presidente de la República, llamada por muchos como “La carrera que define la hípica de toda una época. El 19 de abril se dio la partida del magno evento e Yves en la curva final pasó a dominar pero no contó con el empuje de Ejemplo y Macanao que se le vinieron encima, siendo Ejemplo el más consistente para ganar una sensacional carrera, quedando Yves tercero a 2 ½ cuerpos, perdiendo su invicto pero no su hidalguía.

 

Don Custodio Bello comentó “Ese presidencial del 71 es, dentro de mi forma de ver las cosas, una de las mejores carreras en la historia del hipismo que me ha tocado vivir. Todos querían ganarse al invicto argentino. Yves se enfrascó en una pelea suicida con el peruano Landlord, cuando en los 500 finales tomó la punta dejando atrás al caballo de Eduardo Azpúrua, le cayo encima el gran Balsamino Moreira con Macanao quedando Gustavo Ávila tercero con Ejemplo. Ávila le pregunta a Moreira si traía caballo, este le contesta que no, y entonces el monstruo le pidió paso, abriendo un  poco al gran Balsamino a su caballo, lo suficiente para que pasara Ávila a ganar, al termino de la ultima curva. Todo eso en un lodazal...

 

A pesar de la derrota, Yves era bien cotizado por los norteamericanos y estuvo a punto de ser negociado, pero en los análisis previos al viaje no pudo pasar el examen de piroplasmosis, lo que acabó con la negociación. Yves fue inscrito en las dos millas del Clásico Fuerzas Armadas y animó un buen trecho, pero abandonó la lucha y se fue al fondo, llegando último muy lejos de Rinconcito, así cerrando su brillante campaña pistera.

 

Corrió 9 veces en nuestro país, ganando en 7 oportunidades (en calidad de invicto) con un tercer lugar, acumulando en premios la cantidad de Bs. 294.310. Ese año fue envíado al Haras La Parcela, donde tuvo poca descendencia que aparentemente no llegó a correr. No se supo más del nieto de Yatasto. Sin lugar a dudas Yves dejó en claro la clase del elevage argentino.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Sr. Jaime Casas, Sr. Agustín Pérez F., Sr. César Boscán, Sr. Roque Yoris S., Sr. Roger Pérez, Sr. Custodio Bello, Sr. Antonio Aragonés, Guía Azul 1975, Sr. José Elías Ibañez (video). 

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 29 de marzo de 2012

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados