Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta:

Abel Castellano

por José Javier Castellano

Esta es la vida de mi padre que para nosotros es un campeón más de la Hípica Venezolana. Abel Antonio Castellano Luzardo nació en Maracaibo (Sabaneta), Edo. Zulia, Venezuela. Desde pequeño le gusto las carreras de caballos, contaba que no le gustaba ir para la escuela, escondía los libros de estudios en las alcantarillas de las aceras de la carretera para irse al hipódromo para ser jinete (por esa razón lo castigaron muchas veces). Con sus amigos de la barriada arreaba los burros y hacia carreras de caballos en Sabaneta.

Abel Castellano padre

Tuvo que pasar por los Hipódromos Municipales de Ciudad Bolívar y Paraguaná, en ese tiempo paso mucho trabajo, para poder conseguir la Matricula de Jinete y al final, en el hipódromo de La Limpia (Maracaibo), lo logro. Desde ese entonces fue un jinete ganador de muchas carreras, especiales, clásicos.

En su carrera profesional tuvo la suerte de montar grandes ejemplares, pero en su recuerdo están un caballo y una yegua. El caballo se llamaba Monte Iato, el cual condujo 12 veces y lo gano en 11 oportunidades y un 2° lugar (mi papa lo llamaba Mafito) y la yegua se llamaba Paldillana, le dio muchas satisfacciones y triunfos, en honor a esos ejemplares le puso el nombre a nuestra casa (llamada Montepaldy). En resumen, mi padre debutó en 1970 y ese año no ganó en 12 actuaciones; en el '71 cumplió con 32 compromisos sin mayor suerte que 2 segundos y tampoco pudo alcanzar la victoria en el '72; en el '73 no monto, y su primer triunfo llegó en el '74; luego en el '75 gano 4; en el '76 no monto; en el '77 gano 4, 7 segundos y 8 terceros; en el '78 gana 1 y luego comenzarían sus mejores temporadas cuando gana 17 en el '79; 17 en el '80 y 26 en el '81; en el '82 gana 6 y 9 en el '83.

Probó suerte en la capital, en el Hipódromo La Rinconada su primera vez que montó ganó con un caballo llamado Chuchuito una 5° valida preparado por el entrenador "Tilitoy" Rafael Gómez, demostrando siempre buena capacidad sobre ejemplares veloces.

 

De regreso al Zulia en el '85 gana 8; 10 en el '86; 13 en el '87; 1 en el '88; 7 en el '89 y 1 en el '90. Detuvo su campaña y regreso en el '96 donde no ganó en 7 y una vez que corrió en el '98. Su última selectiva fue con Mingoña en el '86.

Recuerdo que un 14 de agosto de 1996 participé en una carrera con mi papa allá en Santa Rita (según que fue la primera carrera con padre e hijo jinete en Venezuela), cuando a bordo de las yeguas Lady Sumaka y Para Mí, estuvimos presentes en una segunda valida arribando 8º y 12°.

Estuvo montado durante 28 años, casi toda su vida se la dedicó a los purasangres. Era una persona dedicada a su profesión y se mantenía en forma haciendo ejercicios, trotaba todos los días alrededor de la casa y también hacia cuerda (Mejor dicho saltaba con un cable). Trabajaba todo los días, amansaba potros, se entendía mucho con los caballos "era prácticamente toda su vida". Le damos Gracias a Dios que Papá pudo ver crecer y recoger todos sus frutos, antes de desaparecer en este plano terrenal el 1 de julio de 2000 (noticia que conmovió a la afición hípica Zuliana), se llevó en su corazón todo este gran triunfo de sus hijos ganando carreras en los Estados Unidos.

Sus hijos, Abel Jr y José javier

Fuentes: Sr. Edipson Andrade Bravo (fotos)

.

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 01 de Marzo de 2001
Copyright 2001, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados