Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Andry Blanco Goitía

Por Gabriel N. Ramos

 

Andry Blanco Goitía es un profesional de la fusta ganador de grandes carreras, con buenos recursos, excelente silla, enérgico e inteligente, sin dudas uno los mejores de la historia del hipismo valenciano. Nació en Coro, estado Falcón, el 21 de marzo de 1982. Hijo de Jesús Antonio Blanco y Doña Lilian del Carmen Goitía de Blanco.

 

Andry, inspirado por Los triunfos de su hermano, también jockey Jesús Antonio Blanco, le contagiaron y tomó como profesión la de conducir ejemplares de carreras. Sus primeros pasos los dio en Punto Fijo a principios del año 1996 en el Hipódromo Municipal de Paraguaná, a los 14 años comenzó a labrar su anhelada aspiración. En 1997 se adjudicó el campeonato de los jinetes.

 

Al cerrar el coso paraguanero, Andry Blanco Goitía hizo maletas y se fue a la Ciudad de Valencia, en donde su hermano José Antonio estaba residenciado. Su estreno en el Hipódromo Nacional de Valencia fue el 5 de febrero de 1998 con el ejemplar Russian Fly, pupilo de Carlos Escobar, figurando segundo. El 11 de febrero, con el mismo purasangre, consiguió su primer triunfo. Esa misma noche ganó por segunda oportunidad, con Private Times, entrenado de Juan Francisco Blanco.

 

Debutó en el Hipódromo La Rinconada el domingo 11 de marzo de 1998, cuando sustituyó al colega Nelson Astudillo, con Fernardina, del Dr. Fernando Fuentes, ocupando el puesto 11. Su primer triunfo en ese óvalo fue con Crown Dancer, mayúscula sorpresa. Su primer triunfo selectivo fue en Valencia, el Clásico Independencia de Venezuela, con Bonchona.

 

Andry Blanco Goitía se transformó en el profesional sensación en Valencia, luciendo enérgico, entero, pulcro, agresivo sobre la silla, como en aquellos días de su adolescencia cuando impresionó en el Hipódromo de Paraguaná. Siendo apenas un muchacho de 16 años, capitalizó 60 triunfos en el coso de Cabriales y esto fue suficiente para adjudicarse los Títulos de Campeón Jinete y Jinete Aprendiz del Año 1998 (los Premios Climalba de Oro).

 

Andry se mantuvo figurando entre los mejores jinetes del patio valenciano y sus incursiones en La Rinconada fueron exitosas. Triunfo en un buen número de carreras selectivas con purasangres como It Comes Well (Clásicos Socopó y Guardia Nacional de Venezuela), Samsara (Clásico Hipódromo Nacional de Valencia), La Churuata (Clásico Carlos Arvelo), Red Magic (Clásico Base Naval Agustín Armario), Patrialeja (Clásico Juan Vicente Pérez Michelena), Llantén, Buckeye, Sin Límite, Saeta, Dimaggio, Prospect Gold, Santa Vittoria, Bandida, Holland Beauty y Travieso Marco.

 

 

Fue incursionando en los Estados Unidos a partir del año 2003, donde fungía como Domador para el entrenador Carlos Morales Salas, ya que le era casi imposible mantener el peso reglamentario para montar. Se esforzaba, adelgazaba y lo que perdía en 3 meses, lo recuperaba en una semana, por lo que su actividad como jockey fue esporádica, apenas 21 montas y una victoria en 3 años.

 

Fue hasta el año 2006 cuando se esforzó un poco más y estuvo en acción 182 veces para 23 primeros y 26 segundos, pero su última monta fue el 16 de julio ya que la frustración volvió de nuevo al recuperar kilos. Regresó a Venezuela y estuvo montando en La Rinconada y Valencia de manera intermitente y sus últimos triunfos los había obtenido en la jornada del 20 de marzo de 2009, cuando se resignó en el retiro y regresó a su querido estado Falcón.

 

Pero las ganas de Andry Blanco Goitia en seguir con la profesión fue mayor y a finales de ese año se enteró de la cirugía bariátrica y decidió modificar su estómago para forzarse a bajar de peso (se practicó una modalidad conocida como Banda Gástrica, en el que el estómago es reducido con la ayuda de un cuerpo extraño a modo de anillo).

 

En marzo del 2010 sorpresivamente reaparece el campeón Andry Blanco Goitia y sobre los puros mostraba la misma calidad atlética que lo consagró en sus inicios, así que las oportunidades llegaron rápido. Obtuvo su primera victoria en la tarde del 4 de abril a bordo de Destiny Power, entrenada de Mario Estéves. En mes y medio había ganado 16 carreras, pero otra dificultad se le atravesó en el camino: el jinete comenzó a sentir fuertes dolores en las costillas y dificultad para respirar, el cuadro médico se agudizó con fiebres altas.

 

Fue intervenido de emergencia, debido a que la banda gástrica se había incrustado en su estómago, poniendo en peligro su vida. El reductor fue retirado y la recuperación llegó con suma de masa corporal, parecía entonces que el retiro ahora sí era inevitable, pero Doña Lilian, su madre y fanática principal, le pidió que se sacrificara, que quería verlo de nuevo triunfando, el resto de su familia, también aficionada a la hípica, le insistían en que persistiera, entonces decidió aferrarse de nuevo a la pasión que ama.

 

 

Un año después, reapareció Andry Blanco Goitia. La constancia que lo ha hecho a salir a flote reiteradamente a pesar de los obstáculos, es la que lo engrandece en la pista como jockey. Lo demostró el 29 de julio en Valencia sobre el lomo de King Juancho para ganar el Clásico Natalicio del Libertador (tras el distanciamiento de Tío Llamal) y dos días después en La Rinconada lo ratificó en el Clásico Guardia Nacional de Venezuela con Tato Zeta (sustituyendo a Richard Bracho que no pudo cumplir con el compromiso). Luego de varios meses sin estar en la escena sobre los purasangres, regresó por la puerta grande al circuito de carreras de Valencia el 7 de septiembre de 2012 con El Ilusionista, cerrando el año triunfando con Texan Favi (Valencia) y Stargazer (La Rinconada) en los Grandes Premios Asocrinca. Para abril del año 2013 Andry regresó a Florida, USA, buscando el éxito, logrando 25 victorias en el año 2015.

 

 

Andry Blanco Goitía le comentó al Lic. Giardinella en una entrevista “Estoy convencido que el esfuerzo ha valido. Vivo en dieta constante, me ejercito 2 veces por día, cuido mi condición, porque quiero seguir haciendo historia en las pistas de carreras. Cuento con el apoyo de Dios y de mi familia y seguiré sobre los puros hasta que la naturaleza me lo permita”.

 

Fuentes: Diario El Mundo, Lic. Carlos Giardinella, Diario Meridiano, Ing. Juan Macedo

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 30 de mayo de 2013

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados