Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Carlos Gregorio Quintero

Por Karla Quintero B.

 

Mi padre, Carlos Gregorio Quintero Quintero, fue un jinete profesional que dedicó más de 26 años de su vida al hipismo en Venezuela. Nació el 3 de septiembre de 1949 en la ciudad de El Vigía, estado Mérida; y falleció el 10 de diciembre de 2014 en Carrizal, estado Miranda. Sus padres: Doña Belén Quintero y Don Ángel Quintero y sus hermanos Ángela, Aura, Jesús y Adelmo.

 

De familia humilde y a pesar de no tener familia ligada al hipismo, comenzó a muy temprana edad (14 años) en el mundo hípico. Ante la necesidad inminente de encaminar sus inquietudes hacia una profesión que le fuera productiva y que estuviese acorde con sus facultades físicas, es como ingresó al Hipódromo de La Limpia para el aprendizaje de rigor que envuelve la actividad.

 

Inició la instrucción de rigor en la Escuela de Jinetes que duró aproximadamente año y medio, bajo la conducción del ex-jinete peruano Carlos Torres. Salió en la Promoción Rafael Rodríguez Navarro de mes de marzo de 1965 y su primera monta oficial en el Hipódromo de La Limpia fue Palma de Mayorca. Su primer triunfo fue con la yegua Collish en mes de abril del mismo año. Logró magnífica actuación en ese hipódromo, habiendo visitado el recinto de ganadores unas 60 oportunidades.

 

Al verlo actuar sobre cada caballo era posible denotar en él una seguridad de lo que está haciendo y sus deseos de superación, por ello y por su éxito, le valieron el pase al Hipódromo La Rinconada. Lo hizo en calidad de aprendiz. Fue en Enero de 1968 cuando inició en el óvalo caraqueño y su primera monta, Miss Oliver, fue de manera triunfal, augurando grandes cosas. Ese mismo año 68, siendo aprendiz de 4 kilos ganó una carrera donde participaron 4 jinetes invitados norteamericanos con el caballo argentino Renombre, que fue dejado por los jinetes a los que el preparador los ofreció.

 

 

Le tomó tres años para graduarse como jinete profesional, fue durante el año 1971 que logró su victoria 60 con caballo nacional Mister Hogan, pupilo de su paisano Domingo Noguera Mora. Tuvo la oportunidad de montar y ganar sobre buenos corredores como el ya mencionado Renombre, el inglés Mon Chanson y el record horse Sonido. Se mantuvo en la actividad pero las oportunidades cada día eran menos y se retiro como jinete activo a finales de los 70 por motivos de peso. Obtuvo alrededor de 80 victorias en La Rinconada.

 

 

El hipismo es su pasión y por ello se mantuvo en otras actividades hípicas, específicamente como Traqueador, del cual fue reconocido ampliamente por muchos entrenadores y propietarios. Fue jubilado a causa de una rodada en una mañana de traqueos, en la que se fracturaron varios de sus huesos, cuando yo tenía apenas 5 años. Son muchas las personas que lo recuerdan perfectamente y hacen constancia de su tesón y ganas de trabajar durante todas las mañanas de los 26 años en la que dedicó al hipismo venezolano. Estas son las huellas de ese gran jinete que fue Carlos Gregorio Quintero, mi padre.

 

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 27 de octubre de 2011

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados