Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta:

Edilberto Plaza

Por Trino Pulido

 

El Hipódromo Municipal de Ciudad Bolívar en el Estado Bolívar, Venezuela, está lejos de donde Edilberto Plaza comenzó sus primeros pasos como jockey en Perú. Nacido en Arequipa Ciudad ubicada en el Suroeste del Perú, un 16 de Marzo de 1954, Edilberto conoció el mundo de las carreras de caballos a la edad de 15 años barriendo cuadras y limpiando purasangres, mientras aprendía los oficios de la profesión de jinete, todo comienzo es difícil y mucho mas en la que escogió.

 

 

En el año 1970 debuta en el Hipódromo Porogoche en Arequipa con la yegua Tibisay entrando en el quinto lugar, ayudado por los Sres. Luis Melgar y Abraham Renquinco. Ese mismo año obtiene su primera victoria en el Hipódromo de Monterrico con el ejemplar Atolón, que casualmente me dio la primera victoria clásica en 1972.

 

Ese primer año en Monterrico, se involucró en una rodada de cuatro jinetes, y cuando despertó estaba en una clínica, con aporreos nada mas. Otros grandes corredores que tuvo el placer de conducir fueron Greenwich y Florentino, con los que ganó los Clásicos Ciudad de Lima y el Día de la Marina de Guerra en 1973, ese mismo año consiguió el tercer lugar en la estadística.

Edilberto Plaza en una noche de carreras en Monterrico 

 

Luego en el año 1976 fue a probar suerte en Ecuador donde ganó un total de 60 carreras lamentablemente el año 1977 se fracturó el brazo. Al recuperarse en 1978 decide ir mas allá y con ayuda del entrenador Peruano Natalio Pérez  llega a México, concretamente al Hipódromo de las Américas, lamentablemente no pudo cumplir campaña porque estaba un poco pesado, por esa razón decide ir al Hipódromo de Aguascalientes, donde consiguió ganar 18 carreras. Su meta era correr en los Estados Unidos, los hermanos Prado, Edgar y Aníbal le entusiasmaron pero no consiguió la visa (no obstante, disfruta de los éxitos de Edgar Prado y mantiene una buena amistad).

 

Allá en Tijuana llegó a escuchar que la hípica en Venezuela era de buena calidad y decidió probar suerte, aventurando nuevamente y llegó a la Ciudad de Valencia, donde conoció a Pedro Yánez, la cual le brindó su amistad y refugio en su vivienda, lamentablemente no pudo traquear en Valencia porque le faltó algunos documentos personales, además que tuvo la oportunidad de montar en el Hipódromo de La Rinconada para la cuadra del paisano Luis Morón y el “Number One Manuel Medina, pero injustamente la Unión de Jinetes se opuso por ser extranjero, y de esa manera se desvaneció esa oportunidad. Tras tantas decepciones y cuando tiene en mente regresarse a su país, Pedro Yánez le apoya moralmente y le recomienda con algunas personas en Ciudad Bolívar.

 

 

Ya en Ciudad Bolívar, fue recibido por el Dr. Ángel Machín, el Sr. Reynaldo Castro y el entrenador Nelson Cedeño. Debuta el mes de Octubre de 1979, con una tordilla llamada Trina Linda, llegando tercera y en su segunda semana ganó su primera carrera con el ejemplar Swin entrenado por Julín Fernando Cruz, finalizando esa temporada con 12 triunfos. Durante su vida profesional en Ciudad Bolívar, un caballo llamado Tamarín (hijo de El Tamao que era muy genioso) en una mañana de traqueos se arrancó de repente, le dio dos fuetazos y lo derribó pateándole con las patas delanteras y sin conformarse le dio un mordisco que le rompió el pantalón, se salvó porque brincó la baranda y Tamarín busco brincarla pero no pudo, todos los presentes quedaron atónitos. Otra curiosidad fue que en plena carrera su conducido Capiango punteaba cuando le sobrevino un infarto fulminante, pegándose contra la baranda, pero sólo fueron aporreos.

 

 

Logró importantes triunfos en el óvalo de Angostura, como el primer Clásico Inter Provincial con Límite de punta a punta  superando a Bravo Chico y al invasor Big River (hasta le felicito el “ChéJosé Rosendo Fernández que vino desde Caracas). Otros grandes corredores que llegó a montar fueron Fenouil, Bravo Chico, Mataró, Han-Bri, Rumildo, Pinar, Ollantay entre otros. Decide retirarse en el año 1986 llegando segundo en la estadística ganada por  Raúl Velásquez, dándole ventaja de 10 kilos, que fue la razón de su retiro, aunque luchó por mucho tiempo para mantenerse en la profesión. Ostenta el record de ser el jockey con más carreras ganadas en el Hipódromo Municipal de Ciudad Bolívar con un total de 545 victorias, además de 3 estadísticas y 32 Clásicos.

 

Actualmente Edilberto Plaza se dedica al comercio, tiene negocio de reparación y ventas de relojes, la cual le va muy bien. De esa manera se le dedica este homenaje a un hombre que se hizo conocer cono jinete en Perú, Ecuador, México y por supuesto Ciudad Bolívar, Venezuela. Para un hombre de su estatura, era todo un gigante. Si duda alguna, todo un campeón.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 15 de Junio de 2006

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados