Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Elacio Peña

Por Juan Macedo

 

Elacio Peña fue uno de los jinetes venezolanos más brillantes de la década del 50, que desde muy joven supo ganarse la simpatía y confianza de los aficionados debido a su gran capacidad y conocimiento de la difícil profesión, se caracterizó por ser enérgico y siempre con ganas de triunfar. Desde muy pequeño le había gustado el mundo del caballo y los amigos de infancia le vendieron la idea de ser jinete por su tamaño y su peso “el ideal para triunfar en el deporte de los reyes”. Bajo la tutela de Don Amador Varela aprendió el oficio, luego se inició como aprendiz debutando como jinete el 1 de marzo de 1952 con la yegua Zaparita, arribando en el sexto lugar detrás de Buen Cruz (conducido por el legendario Rómulo F. Méndez) en 1100 metros.

 

Su primer triunfo lo conquistó 9 días después de su debut con Armany, la presentada por Luis Enrique Werner, superando a Huri con su amigo Enrique H. Bouley, en recorrido de 1100 metros.

 

Elacio Peña fue el primero de los jinetes venezolanos en graduarse de profesional en una sola temporada. Ese año del debut ganó 61 carreras, superando el record que ostentaba Pedro Emilio Yumar que había logrado 25 triunfos en un año como aprendiz. Con esas 61 victorias ocupó el segundo lugar en la estadística, igualado con “El MaestroJuan Araya; el campeón fue “Mano e’ tigreRaúl Bustamante con 89 lauros. La producción en dinero para ese año de Elacio Peña fue de Bs. 91.115,75; el líder “Mano e’ tigre” fue de Bs. 134.758,55. Obviamente fue el Jinete Aprendiz del año y ganó grandes carreras midiéndose con los mejores jinetes de la época, aquella pléyade de estrellas, que hicieron de nuestro hipismo uno de los mejores del sur, como por ejemplo con la norteamericana My Girl la Copa Miss Venezuela; la Copa República del Perú con Tarzán II y la Copa Sociedad Anticancerosa del Distrito Federal con el chileno Polo Sur.

 

En su historial destacó la participación hasta en 2 oportunidades en el Gran Premio Clásico Simón Bolívar, fueron en los años 1952 (con el ya mencionado Polo Sur figurando en el tercer puesto) y en el año 1953 (con Cuentas Claras ocupando el octavo lugar). El 4 de noviembre de 1953 sufrió una caída del ejemplar Temblor y fue pisado en la región renal por el mismo ejemplar, por el cual estuvo varias semanas sin poder actuar en las pistas. El sábado 5 de agosto 1956, en una mañana de traqueos, rodó de un potro de tres años sufriendo fractura de 8 costillas (6 del lado izquierdo y 2 del derecho) y heridas pleuropulmonares que obligaron a practicarle una traqueotomía.

 

Un mes después, en septiembre, fue operado de apendicitis por el Dr. Plaza Izquierdo. Esos lamentables eventos fueron relevantes en el futuro desempeño del estelar jinete.

 

Elacio Peña estuvo presente en la jornada de cierre en el Hipódromo de El Paraíso con Morello II ocupando el undécimo lugar de Andarín (con la monta de Jesús Bolívar). Luego incursionó en Cuba (corrió en Oriental Park y ganó algunas carreras) y Colombia, regresando en octubre de 1959. Se mantuvo activo hasta principios del segundo semestre de 1966 cuando se retiró definitivamente de la profesión. Había sufrido un descenso inexplicable en su rendimiento y posteriormente su salud se quebrantó. Los médicos aconsejaron su retiro definitivo del excelente látigo criollo como única manera de conservar la salud. Logró alrededor de 300 triunfos durante su destacada vida profesional sobre la cabalgadura de los purasangres de carreras.

 

Tras su prematuro retiro de la profesión, con frecuencia se le veía en las mañanas de traqueos en el Hipódromo La Rinconada en compañía de su primo, el jinete Pedro Jesús González. De manera extraoficial se supo que falleció en el mes de junio del 2002, por lo que ofrecemos sufragio por el descanso eterno de su alma. Don Elacio Peña, una estrella fugaz del hipismo venezolano.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Sr. Fernando Fuentes.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, lunes 31 de enero de 2022

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados