Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta:

Fabiana González Oxford

Por Hernán Viloria Daboín

 

En el hipismo venezolano las damas han sido protagonistas en muchas ocasiones y una de ellas es la jineta Fabiana Scarlet González Oxford, quien no tuvo miedo de medirse a estrellas de la talla de Juan Vicente Tovar, Douglas Valiente Aray, Richard Bracho y Ángel Alciro Castillo, en el arte de montar ejemplares purasangre.

 

Fabiana González Oxford nació el 24 de febrero de 1972. Hija del jinete “Pilín” Pedro Jesús González Nava y de Nisa María Oxford. Fabiana dio sus primeros pasos a finales de la década de los 80, cuando practicaba equitación en Fuerte Tiuna. Su tío, al que le gustaban las carreras de caballos, la animó a incursionar en la escuela del Hipódromo La Rinconada, dirigida en esa época por Gustavo Ávila, Walter Carrión y Raúl Bustamante.

 

 

Mi papá, quien había sido jinete, se opuso por lo fuerte del ambiente y le recomendó a mi mamá que me sacara de la escuela”, relató Fabiana. Ambos padres estaban divorciados y la madre de la joven decidió dejarla, para que cumpliera su gran sueño: competir contra los grandes de la fusta y los estribos.

 

Seis meses después de entrar en la escuela debutaron varias muchachas, entre ellas Orfelina Useche, Yonira González, Miriam Blanco y Janeth López.  A todas estas, yo no estaba lista todavía, por lo que mi estreno vino tiempo después con Claudia Amaranto y los aprendices Luis Gutiérrez y Eibar Coa Monteverde”, recordó Fabiana. 

 

Fabiana apuntó que cada aspirante debía escoger a un entrenador y ella, de carácter fuerte (a veces pasaba por antipática y chocante según sus compañeros de promoción) seleccionó a Nerio Vargas, de personalidad muy semejante. 

 

Su primer triunfo lo consiguió sobre  los estribos del ejemplar Cocktail. Fabiana aún actuaba en carreras exclusivas para aprendices para ese instante. Se midió por primera vez ante los profesionales con la yegua Spectra, del entrenador “PastelitoArmando Fernández Alfaro; y logró su primer éxito ya oficial con Compinchao, ejemplar entrenado por “KikoFrancisco D’Angelo

 

Una anécdota jocosa de Fabiana fue la vez que llegó tercera con el caballo Redentor y la subieron al primer lugar. Cuenta Francisco D’Angelo: “Fue algo insólito. Había ganado Ángel Alciro Castillo y segundo arribó Douglas Valiente. Los jinetes que ocuparon el cuarto y quinto puesto reclamaron contra los dos y se produjo el distanciamiento por parte de los comisarios. Más adelante ocurrió una reyerta entre Castillo y Valiente en el recinto de jockeys de La Rinconada, en la que el zuliano le mordió la oreja a Douglas. Fue un incidente famoso y, sin pensarlo, Fabiana salió airosa. Hoy lo recuerdo con mucha alegría”.

 

El astro Ángel Francisco Parra fue la inspiración de Fabiana González Oxford en su camino de convertirse en amazona. “Parrita fue mi ídolo, lo admiraba por su estilo de montar, sobre todo ese de correr tranquilo”, puntualizó Fabiana. “Quise ser como él y apelé a la calma para accionar ejemplares en punta. Una vez mi papá me recomendó que nunca buscara un caballo en la curva, porque se gastaba más rápido”, 

 

Tras obtener 93 triunfos durante 10 años de campaña en los óvalos de Santa Rita, Valencia y La Rinconada Fabiana González Oxford decidió retirarse en Venezuela, para emprender viaje a Estados Unidos en el año 1999. Tuvo un hijo con el también látigo Daniel Centeno (ganador de varias estadísticas en Tampa Bay Downs) y trabajó como traqueadora en Calder Race Course, en Miami, estado de Florida, primero en el establo del criollo Pablo Andrade. Más adelante recibió el apoyo de Martin Wolfson y Antonio Sano.

                                             

Actualmente Fabiana González Oxford vive en California con su hijo Daniel, pero nunca alejada del mundo del hipismo, su gran pasión que la llevó a demostrar su calidad.

 

Fuentes: Ing. Juan Macedo (actualizaciones)

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, viernes 27 de diciembre de 2013

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados