Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Félix Sabino Pérez

Por Juan Macedo

 

Don Félix Sabino Pérez, conocido en el medio hípico como “Perecito”, nació en Chivacoa, Estado Yaracuy el 30 de enero de 1932 y durante su niñez cabalgó en la llanura como lo hacen los hombres recios, desafiando los infinitos caminos que se confunden a cada palmo de sabana, a galope tendido: una mano sujeta la rienda; piernas y pies a lo que da el estribo extendido, vista atenta al horizonte, cuerpo al viento a merced del ardiente verano. Pero fue en la Ciudad de Maracay donde se le conoció como jinete. Y es oportuno señalar que su descubridor fue José Eduardo Mendoza, mejor conocido como “Miralejos”, que lo vio actuar en la capital aragueña, entusiasmándole para que probara suerte en Hipódromo Nacional de El Paraíso. Y “Perolito”, como también se le conoce, preparó sus maletas y se mudó a Caracas.

 

 

Debutó en Hipódromo Nacional de El Paraíso el 26 de junio de 1948 con el ejemplar Pedregal, propiedad del Comandante Roque Yoris, finalizando sexto de Isopo. El 18 de septiembre logra su primer triunfo con la yegua Diáfana, una entrenada de Juan Franco, en carrera de 1100 metros. En su primer año alcanzó 8 carreras.

 

Con el tiempo se transformaría en uno de los jinetes más eficientes del medio. Tuvo con la divisa del Coronel José Murillo campaña por lo demás destacada, sobresaliendo en la conducción de sus ejemplares Regional, Rebelión y Morelo, ganándose incluso en una oportunidad al campeón Caimán. Con Regional logró ganar su primer clásico, la milla del Ciudad de Caracas de 1949. También ganó el Clásico José Antonio Páez de 1956 con la yegua Berenjena, una entrenada de “El MariscalJulio Castro Ruiz para los colores de la Sra. Carlota Sosa de Azpúrua.

 

En los años 70 se retiró de la profesión dejando 590 triunfos, 486 segundos y 566 terceros en un total de 6471 presentaciones sobre los lomos de un purasangre y tiene en su haber un récord muy difícil de igualar, porque fue de los jinetes menos suspendidos por los comisarios debido a un comportamiento en carrera digno de ser imitado.

 

El 19 de septiembre de 1981 se corrió una carrera especial para Ex-jinetes (igual que las que se han hecho recientemente) y el ganador fue el ejemplar Huracán David (no el que hizo campaña recientemente, este es otro que era hijo de Silbido y entrenaba David Ramírez) con la monta de nuestro recordado Félix Sabino Pérez. Hay que acotar que los jockeys que participaron fueron: Edgar Aranzazú, Pedro Jesús González, Julio Enrique González, Jesús González Palacios, Fernando Rey Green, Douglas Bracho, Luis Arturo Alvarado, Julián Ríos y Luis E. Key. Enrique Humberto Bouley no se dio a la partida porque su conducido fue retirado.

 

 

 

Aunque retirado de las carreras públicas y la ovación del publico asistente, Don Félix siempre se ha mantenido dentro de la actividad. Desde la década de los noventa estuvo trabajando en el Haras Tamanaco, donde diariamente montaba a caballo. Se retiró del Haras Tamanaco en septiembre de 2004 y ahora se le ve todas las semanas en el Hipódromo La Rinconada acompañando a su hijo en la cuadra 20. El Hipismo Venezolano tiene, sin lugar a dudas, en el jinete Félix Sabino Pérez uno de sus más sanos e invaluables protagonistas.

 

 

Fuentes: Sr. José Rafael Ball, Revista Gaceta Hípica, Sr. Gustavo Sansón.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 17 de Agosto de 2006

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados