Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta:

José Aníbal Casadiego

Por Luis Torres

José Aníbal Casadiego, conocido entre sus amigos como "El Llanero", nació en Tinaquillo, Estado Cojedes, el 21 de mayo de 1937, nieto de inmigrantes españoles. Sus padres se mudaron a la capital cuando él era niño. Entre la necesidad y su incipiente interés por los purasangres de carreras se inició como caballerizo en el Hipódromo Nacional de El Paraíso en el año de 1955, especificamente en la cuadra de Don Luis Monasterios

José Aníbal Casadiego

Buscando nuevos horizontes, se fue hasta el estado Zulia y en el Hipódromo La Limpia de Maracaibo. Por su buen peso y estatura ideal obtuvo la matricula de Jinete profesional y obtuvo su primer triunfo en el año 1960 a bordo de El Gerenuk (Caballo del Stud Concurso que entrenaba Luis Ferrer), ese año terminó con 22 victorias, 19 segundos y 50 veces fuera del marcador en 103 montas. Entre 1961 y mitad de 1963 ganó en unas 60 oportunidades, incluyendo seis pruebas clásicas.

A mitad de ese año 1963 regresó a la ciudad de Caracas, esta vez como jinete aprendiz para trabajar con preferencia en la cuadra de Ramón Hernández Castro en el Hipódromo La Rinconada, pero con muy poca suerte. Regresó al Hipódromo La Limpia y  fue ganador de las estadísticas de 1964 (con 36 victorias) y 1965 (con 30 victorias), su peor año fue el 1977 en el que solo logró una victoria en 12 oportunidades y en 1978 cuando no había ganado su primera carrera sucedió lo inesperado.

El 10 de Agosto de 1978 en la pista del Hipódromo La Limpia de Maracaibo se produjo lo que se puede considerar el más aparatoso accidente jamás ocurrido en la historia de la Hípica Venezolana, al producirse una rodada múltiple de siete ejemplares. Era la primera carrera de la noche en distancia de 1400 metros, a pocos metros de la partida un ejemplar llamado Camuflaje conducido por Marcos Soto chocó contra Gran Tirano que era conducido por Jorge M. Palma, Camuflaje buscó violentamente hacia el centro de la cancha, derribó a Soto e hizo rodar a los jinetes de Adnaloy (J. A. Andrade), Lucky Lady (R. González), Benteveo (W. González), Kentack (F. Rubio), Juan Sólito (T. Sánchez) y Bambinita (J. A. Casadiego) quien llevó la peor parte al ser golpeado por varios ejemplares. Xulotlan conducido por "El Negro" Ramón E. Añez fue el ganador de la tristemente inolvidable carrera, segundo quedó Cañadero, Gran Tirano ocupó el tercer lugar y Amorosa el último puesto.

Tras ese aparatoso accidente, José Aníbal Casadiego fue trasladado al Hospital Clínico donde, a pesar de los esfuerzos de los galenos, falleció víctima de una fractura en el cráneo y traumatismos generalizados. De esta manera perdió la vida trágicamente uno de los grandes jinetes del Hipismo Zuliano.

Comentó Don Roque Yoris S.: "Merecido reconocimiento a esos seres anónimos para muchos y que han sido excelentes profesionales. Conocí a Casadiego, lograba algunas montas sin chance en aquel portento palaciego que eran los comienzos de La Rinconada. Tan solo recordar su esplendor, mueve a muchos inolvidables recuerdos, jamás vividos después. Ganó una carrera en La Rinconada, entrenado por E. Sanchez A., un modesto entrenador tachirense que era todo un caballero, caballo zaino, frente blanca y corría con gríngolas".

Comentó el Sr. Henry Osorio V.: "Jinete de extraordinarios recursos, lo vi ganar caballos de mi papá (Jesús Osorio)".

Como obituario recordamos las palabras que José Aníbal Casadiego expresó en una entrevista "nací jinete y moriré jinete".

 

Fuentes: Revista Hípica Zuliana, Unión de Jinetes (foto), Sr. Francisco Casadiego, Ing. Juan Macedo, Sr. Roque Yoris S., Sr. Henry Osorio, Sr. Edipson Andrade B. (fotos).

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 04 de Enero de 2001
Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados