Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

José Martín Toro

Por Gabriel N. Ramos

 

El destacado jinete José Martín Toro Coronado "Torito" vio la luz del mundo un 22 de diciembre de 1965 en Cabimas, estado Zulia, y es hijo de Antonio José Toro y Guillermina Coronado. Es el mayor de 4 hermanos (2 hembras y 2 varones). Sus padres se mudaron a Barquisimeto siendo él un niño y su pasión por el hipismo nace a través de sus tíos, los Sres. Leontis Ramón García (quien era jinete en el Hipódromo de Quibor) y Marcos Tulio García (el popular "Gusano", quien a su vez era entrenador en el mismo hipódromo de la ciudad de los crepúsculos).

 

 

Empezó en el ambiente desde los ocho años en la escuela de jinetes del Hipódromo de Barquisimeto que dirigía el preparador Gonzalo Bernal, incluso montando pero no fue sino hasta el año 1980, cuando estaba a punto de cumplir los 15 años, que debutó en el Hipódromo Municipal de Quibor con una yegua llamada Handem llegando en la séptima posición y pasando la meta se cayó, ya que era muy liviano y no dominaba muy bien el arte de montar purasangres. En el año 1981 ganó su primera carrera con el caballo Escafoides, entrenado por su tío "Gusano", ganando esa temporada un total de 35 carreras.

 

En el año 1982 pasó al Hipódromo de La Limpia llevado de la mano por Juan Evangelista López, el popular "Tutuy". Debutó figurando segundo con la yegua Noisette del Stud Saltrón entrenada por Douglas Bracho, esa vez montó con una mano lesionada ya que entre semana el traqueador William Lugo accidentalmente le aprisionó los dedos de la mano izquierda con una puerta. A la semana siguiente logró su primer lauro con la mencionada yegua. Fueron alrededor de 60 victorias las logradas en el hipódromo zuliano. Entre los buenos caballos de La Limpia recuerda a Nashville (entrenado de Douglas Bracho con el que ganó la Copa Dimas Barboza), Natanius y Mentirosa, estos dos últimos entrenados por Evelio Molero.

 

"Torito" llegó al Hipódromo La Rinconada en julio de 1984 y fue Antonio José Utrera quien le regaló sus primeras botas de montar. Su primera carrera fue el 9 de julio con la yegua Luisa Honoria figurando segunda detrás de Encendida. Su primera victoria fue con Happy Talk, entrenada por Vittorio Catanese, en distancia de 2000 metros. Ese año ganó 35 carreras y logró el Título de Jinete Aprendiz del Año con tan sólo cinco meses de campaña, en cerrada lucha con Pedro Monterrey.

 

Su primer triunfo clásico en La Rinconada fue en febrero de 1985 por intermedio de Montgomery en el Clásico Burlesco que se efectuó un jueves nocturno. Ese mismo año triunfa con Giovanotto en el José María Vargas y repitió prontamente con el mismo purasangre en el Clásico Periodistas Hípicos.

 

 

Entre otros buenos caballos que tuvo el honor de ganar carreras selectivas en La Rinconada se encuentran Sun Magic (con este ganó el Clásico Jockey Club de Venezuela, se le cayó el látigo en la partida y aún así se ganó a Stillwater y Ta’Fino en raya), Mr. Lamb, Prime Tip, Cardelino, Gabrielle, Om Tara, Old Dimension, Sin Clair, Onginus, Dorado’s Dream, Thirteen, entre otros. Ganó muchas carreras haciendo yunta con Manuel Medina, Julio Ayala, Daniel Pérez, Agustín Bezara, Vittorio Catanese, Millard Ziadie, Antonio Bellardi, Nino Catanese e Iván Calixto, manteniéndose siempre entre los mejores jinetes del patio, siendo el año 1992 su mejor año con 43 victorias.

 

 

A mitad del año 1994 se radicó en el estado Zulia y fue en el Hipódromo de Santa Rita donde ganó clásicos con el caballo Festín, Contencioso, Chacumbele y Con El Mencho.

 

Para finales de 1998 se radicó en la Ciudad de Valencia, y se dedicó a montar en los Hipódromos de Valencia y La Rinconada, retomando la ruta selectiva en el Clásico Arturo Michelena de 1999 con la irreverente Bereba, pupila de Antonio Sano. El año 2001 fue un buen año para “Torito” ya que triunfó en 43 ocasiones, incluyendo la Copa de Oro de Valencia con Señor Llanero.

 

Pero José Martín Toro en el año 2002 rodó aparatosamente de Woman del Callao un día jueves y sufrió fractura del tabique nasal que ameritó una operación con diecisiete puntos de sutura internamente, además de una cortadura en la frente con cinco puntos de sutura. Era la primera vez que sufría una fractura en esta difícil profesión.

 

A pesar del susto continuó con la profesión, pero las oportunidades disminuyeron tanto en cantidad como en calidad. En el mes de mayo del 2008 fue fuertemente sancionado (12 meses) por el caso de Classic Parts y se llegó a pensar en un posible retiro de la profesión, dedicado a su negocio de alquiler de habitaciones en la Ciudad de Valencia, pero reapareció en el Hipódromo La Rinconada el 24 de mayo de 2009 y a pesar de un gran susto al rodar de Por Sancho en el Clásico Alcaldía de Santa Rita, ese año acumuló un total de 10 triunfos. "Torito" se ha mantenido en la profesión por su gran dedicación y perseverancia, incluso se anotó brillantemente el Clásico Victoreado del 2012 con el veloz Tie Hand, indicando que todavía hay jinete para rato.

 

 

 

Felizmente casado con la señora Nereida Carolina Terán, unión de la cual nacieron cuatro preciosas niñas: Nayla, Tania, Joselyn y Joseany. Por cierto que la señora Nereida es hija del recordado ex jinete Juan Terán de extensa campaña en la hípica. Han sido unos 530 triunfos en los hipódromos nacionales, pero sin dudas que “Toritosólo desea recibir mejores oportunidades para seguir brindando grandes faenas.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Revista Hipódromo, www.hipicomputo2000.com, Diario Lider, Sr. John Contreras, Lic. César Augusto Rivero, Ing. Juan Macedo

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 29 de septiembre de 2011

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados