Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Juan Evangelista López

Por Gabriel N. Ramos

 

El famoso “Tutuy Juan Evangelista López nació el 27 de diciembre de 1951, en La Concepción, Estado Zulia. Cuando tenía 14 años y cursaba bachillerato, comenzó a llamarle la atención las carreras de purasangres al observar a su paisano Silvio Miranda con buenas victorias en el Hipódromo La Rinconada, y así decidió hacerse jinete. Debutó en el Hipódromo de Punto Fijo en el año de 1968 con el caballo Tudor Mint preparado por Wilmer Bracho al que llevó al triunfo, ese mismo día se corrió el Clásico Simón Bolívar que ganó Dubis Barboza (quien ya tenia seis meses en Paraguaná). Allí estu­vo hasta el mes de noviembre de 1969 para ir a probar suerte en la Ciudad de Maracaibo.

 

Ya en el Hipódromo de La Limpia, a finales de 1969 debutó ganando con un caballo argentino llamado Ávila Star preparado por Temilo Berrueta, donde permaneció hasta el año 1973; donde ganó un total 65 carreras con el apoyo de Nelson Mora, Alonso Nava, Nelson Prieto y Daniel Silva. En ese ínterin participó en dos carreras en el Hipódromo Jacinto Lara en Barquisimeto, que fueron dos lúcidas victorias. Es de grata recordación su triunfo en el Clásico Gobernador del Estado Zulia de 1973 a bordo de Peñarol. Empató la estadística de 1973 con el jinete José Abel Mora con 36 victo­rias, para así lograr su pase a La Rinco­nada en enero de 1974. Era requisito indispensable haber ganado una estadística.

 

Ya en el Hipódromo La Rinconada, pasó enero y nadie lo ponía a galopar, “del timbo al tambo” como quien dice. Es cuando, un buen día decidió acercársele a Manuel Medina Pérez; y con cierta timidez; le pidió que, por favor, lo escuchara cinco minutos ¡Como no! le dijo Manuel Medina y se dirigieron al restaurante del hipódromo durante una jornada de traqueos y observó el récord del “Tutuy” y le agradó. Después de un mes galopando para la cuadra le ofreció la primera oportunidad, una alazana de nombre Cascada, con la cual debutó ganando el 9 de marzo de 1974.

 

En ese año 74 ganó la Copa Arturo Michelena con Estampida y en año 1975 ganó la Copa Manuel Fonseca con Poema. En julio de 1975 se convirtió en jinete profesional. Recibió buenas oportunidades de Guillermo Andrade, Iván Calixto, Giovanni Contini, pero su gran apoyo fue Manuel Medina Pérez. En 1977, sufrió un accidente con la yegua Pecas, pupila de Gusta­vo Gabaldón, la cual le cayó encima y lo mantuvo inconsciente durante tres días.

 

Debido a los tratamientos médicos y a tanto suero que le dieron, “Tutuy” se puso gordo. En 1980 se fue a Barquisimeto, donde conoció a Rafael Landinez y ganó 26 carreras allá, tomando condiciones nuevamente. En 1981 regresó a La Limpia y reapareció ganando con Jamboree preparada por Néstor Ferrer, liquidando en raya a Renny Romero.

 

En 1982 regresó a La Rinconada, reapareciendo en plan estelar el 28 de febrero con el caballo Pens del Stud Pelotón y preparado por Manuel Medina. En 1984, Manuel Medina lo trató de convencer para que se fuera a Norteamérica, pero “Tutuy” no quiso. Fue entonces cuando Carlos Morales Salas se lo llevó para el Hipódromo Nacional de Valencia, donde montó hasta el año 1986 cuando se retiró definitivamen­te por el peso, dejando record de 82 triunfos en los hipódromos nacionales.

 

Tutuy” se quedó viviendo en la Ciudad de Valencia donde tiene sus negocios personales, pero no ha perdido el contacto con el medio hípico, incluso es un reconocido pronosticador.

 

Fuentes: Sr. John Contreras, Revista Gaceta Hípica, Ing. Juan Macedo, www.hipicomputo2000.com.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 15 de diciembre de 2011

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados