Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Juan José Delgado

Por Gabriel N. Ramos

 

El notable jinete Juan José Delgado Yagua nació el 24 de noviembre de 1951 en la población de Tacuato, estado Falcón (ubicada pasando los Médanos de Coro). Desde niño tuvo un marcado interés por todo lo relacionado con el arte de cabalgar un caballo. Pero no fue hasta los finales del año 1969, en el coso de Sabino, en la península de Paraguaná, cuando se inició como jinete aprendiz y fue tan grande su empeño y la calidad que demostraba en cada una de sus presentaciones que en los años 1970 y 1971 ganaba sendas estadísticas de jinetes gracias al apoyo de Don Valerio Aguilar y la familia Lugo (Orlando, Carlos y Nerys). Esto le permitió su pase directo al Hipismo Zuliano.

 

Así, "el orgullo de Tacuato" comenzó en el año 1972 en el Hipódromo La Limpia en la Ciudad de Maracaibo donde brillo de buenas a primeras. Su gran desempeño incluye las estadísticas de los años 1974 (52 victorias) y 1975 (54 victorias) gracias a las oportunidades brindadas por la familia Osorio y los Sres. Nelson Morán, José AntonioTotoñoAndrade y Asdrúbal Romero Cardozo.

 

Una de anécdotas jocosas de época fue cuando se disputó el Clásico General Rafael Urdaneta donde llevaba a Viscount y en pleno paddock recibió instrucciones “tercero o cuarto”, pero resulta que dicho ejemplar salió con mucha intención y lo dejó correr a voluntad ganando la importante carrera por una gran ventaja. Lo gracioso del cuento fue que el jinete Jesús "Marciano" Portillo, quien arribó en el segundo lugar no lo vio y al cruzar la meta levantó el foete en señal de triunfo. Al regreso Portillo todavía le pregunta: “Delgado ¿Qué pasó? Te quedaste en el aparato?”, a lo que responde Juan José: “No vale, ¡el que ganó fui yo!”.

                                                                                                                    

Fue a finales del año 1976 logró conseguir la matrícula para montar en el Hipódromo La Rinconada, destacando mucho junto al recordado “GatoHumberto Pinto como los aprendices más solicitados de la época. En el año 1977 ganó 29 carreras y su primer triunfo selectivo lo logró el 11 de marzo de 1978 sorprendiendo con la yegua Pecas en la Copa Pedro A. Salas, una entrenada de “Number OneManuel Medina.

 

 

Pero con el potro Pompeyo ganó su carrera más importante en La Rinconada, el Gran Premio Selección de Fedeharas del año 1978, donde aprovechó la infértil lucha que tuvieron en la punta los veloces Torrejón y Jokalari. Pompeyo era entrenado por Carlos Regalado Bello y propiedad del Sr. Sixto González (Stud Perico-Espada, como llamó a su stud en sus comienzos como propietario). De hecho, este caballo había nacido en el Haras La Floresta (cuando quedaba en el estado Falcón, propiedad de la familia García-Iturbe) y la prensa reseñó al día siguiente: “Jinete y caballo corianos ganan importante clásico”. A las pocas semanas, con el mismo Pompeyo, ganó la Copa Revista Gaceta Hípica. Condujo a Raulito en el Simón Bolivar de ese año para hacerle la carrera a Auroreño y relató de manera jocosa que él le dijo a su cuñado Angel Parra: "Torrejón con otro jinete perdía el Simón Bolívar ante Auroreño y el empuje que tú le diste en los últimos 1100 metros, a ti no te derrotó Torrejón si no Balsamino Moreira". Ese año 1978 ganó 27 carreras.

 

 

 

Pero luego de hacerse profesional en 1979, las buenas oportunidades empezaron a escasear. Aun así se mantuvo en el hipódromo caraqueño hasta inicios del año 1984, cuando decide regresar al estado Zulia. Fueron 82 victorias las que logró contabilizar en Caracas.

 

 

En su regreso al Hipódromo La Limpia, llegó segundo de “El CanarioDamián Quintero en la estadística de 1984. Pero el peso era su gran enemigo, aunque se mantuvo en plan estelar. Se le recuerda su gran triunfo en el Clásico Comparación de 1987 cuando sorprendió de punta a punta con Mister Rudy, defendiendo la llave conformada con el gran favorito Don Rude. Ya en el Hipódromo de Santa Rita, sus magníficos triunfos con “El ConcordeAction Run (especialmente en el Clásico Día del Trabajador y la Copa Euclides Villalobos) y el sorpresivo triunfo de Spring Hot en el Clásico Que Calor del año 1990. Ese mismo año decidió retirarse de la profesión.

 

Juan José Delgado no se alejó del hipismo, de alguna manera estuvo involucrado. Incluso ejerció funciones en el Hipódromo La Rinconada como Asistente del Juez de Peso, cargo entonces ejercido por César Márquez. Casado con la Sra. Ninfa del Carmen Parra (hermana del campeón Angel Francisco Parra) con quien tuvo dos hijos: Juan Carlos (quien igualmente es jockey) y Néstor José; siendo ya abuelo de varios nietos. Uno de sus hobbies, cuando viaja a su natal Tacuato, es la pesca y disfrutar de las famosas empanadas de camarones que venden en la zona. Juan José Delgado, recordado jinete falconiano.

 

Fuentes: Sr. John Contreras, www.hipicomputo2000.com, Ing. Juan Macedo, Revista Jockey Pronósticos, Revista La Fusta, Sr. Roger Cotis G., Lic. Luis González Hernández. 

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 28 de noviembre de 2013

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados