Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Luis Bolívar

Por Juan Macedo

 

Uno de esos jinetes que marcaron historia dentro del Hipismo Nacional fue sin lugar a duda alguna el sensacional látigo nativo Luis Bolívar, que se inició en 1951 en el Hipódromo Nacional El Paraíso, luego de aprender de su maestro Amador Varela, y desde entonces brilló como una de las mejores fustas de todos los tiempos. Debutó ganando con la yegua Figura entrenada por Juan Eugenio Vidal. Fue un jinete de posiciones estadísticas intermedias entre los 15 primeros a lo largo de su campaña y en numerosas ocasiones finalizó en el primer lugar entre los jinetes nativos. No tenía una silla vistosa pero se metía en la pelea.

 

 

Durante la época de El Paraíso fue jinete preferencial del entrenador Abraham Resnick, y en La Rinconada, montó indiferentemente las cuadras de: Manuel Azpúrua Sosa, Raúl Salazar, Millard Ziadie y los caballos del Stud Coquito. También le montó a Domingo Noguera Mora, Jesús Pérez, ocasionalmente a Guillermo Andrade, Joe LaBelle, Vicente Clyne, Francisco Rodríguez Verdú y a caballos de Don  Federico de la Madriz y Pastor, que eran entrenados por Santiago Ledwith.

 

Su primer triunfo clásico lo obtuvo a través de la criolla Malagueña en el Ministerio de Agricultura y Cría de 1954. No fue sino hasta 1961 cuando reverdece laureles en los clásicos y anexa a su record el Ciudad de Caracas por intermedio de la consentida de los esposos Azqueta, la potranca Relicario. En 1964 con la potranca Fridita repite en el Clásico Ciudad de Caracas y en enero de 1965 recibió una placa de manos de Herman Ettedgui Hidalgo, para esa ocasión Presidente del Círculo de Periodistas Hípicos, por haber sido el Mejor Jinete Nativo de 1964.

 

En 1965 estuvo cuatro semanas de ausencia obligada debido a Tronado y su mal genio. El caballo que cuida Ziadie se tiro hacia afuera en la curva final y perjudicó a varios de sus enemigos, no fue culpa de Luis pero los comisarios lo sancionaron. Días después de su reaparecida, ganó 3 escalofriantes finales, por pescuezo, cabeza y nariz, nada mas y nada menos que a Raúl Bustamante, Balsamino Moreira y el Negro Juan Eduardo Cruz, respectivamente. Ese año ganó una carrera increíble con El Guillo, pupilo de Don Millard Ziadie, en el Clásico Cría Nacional.

 

Durante el año 1966 logró el triunfo en el Clásico República de Venezuela con Socopo, pero no fue hasta finales de octubre cuando consiguió el más importante en su vida profesional, cuando ganó el Gran Premio Clásico Simón Bolívar con el mismo Socopo. Fue a partir de los 500 metros finales Luis Bolívar comenzó a apurar al hijo de Riojano y aunque el inglés Chantmarle se mantenía como líder, habiendo liquidado a los que primero intentaron controlarlo de cerca, el avance del criollo lucía efectivo en los últimos 100 metros donde todavía el inglés le llevaba mucha ventaja, sin embargo, y pese a que Chantmarle hizo resistencia en los últimos 100 metros, pudo más el remate de Socopo que se anexó un triunfo ahogado en la emoción de los aficionados que, por primera vez en La Rinconada, exteriorizó esa emoción lanzándose a la pista para estar cerca del caballo ganador, del campeón, del ídolo.

 

 

 

Luego viajó a Washington donde condujo al pensionista de Manuel Azpúrua Sosa en Laurel Park para correr en el Washington Internacional, pero sin éxito. De regreso, el noble criollo y Luis Bolívar reverdecían laureles en el Clásico Cría Nacional. Un gran año sin lugar a duda.

 

Victima de un momento incontrolable, el lunes 16 de enero de 1967 muy temprano, Luis Bolívar se arrancó la vida instantáneamente disparándose un tiro en la sien derecha. Horas antes, miles de aficionados lo habían visto ganar dos carreras en el 5 y 6 (con Juventus y Loaded) luciendo contento, lleno de vida y optimismo La triste noticia cundió sobriamente en todo el medio hípico, Venezuela había perdido uno de sus jinetes más correctos y maravillosos. Dejó su record con un total de 5151 actuaciones, de los cuales 671 fueron triunfos, además de 700 segundos, 635 terceros y 613 cuartos.

 

Fuente: Revista La Fusta, Revista La Esfera Hípica, Sr. Nelson Romero.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 07 de junio de 2007

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados