Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Rafael David Guzmán

Por Juan Macedo

 

Rafael David Guzmán, el orgullo de Sabana de Uchire, estado Anzoátegui, nació el 8 de Febrero de 1943, y fue uno de los jinetes emblemáticos de los inicios del Hipódromo La Rinconada. Aunque no ganó estadísticas, sus oportunos triunfos en las competencias más importantes y su excelente silla fueron su carta de presentación. La monta de “Errede” era garantía de éxito.

 

Ingresó a la Escuela de Jinetes y bajó la tutela de Perfecto Antonio Chapellín (Director de la Escuela) egresó en la Promoción Dr. Antonio Cuadrado el 19 de julio de 1958 siendo el más destacado en equitación. Su comienzo como jinete fue triunfal, fue en esa temporada de 1958, montó a Buruduna en 1200 metros y salio airoso. Ese año ganó 3 carreras. A pesar de una fuerte suspensión de 20 reuniones que sufrió a mediados de 1960, el 21 de enero de 1962 Rafael David Guzmán se graduó de jinete profesional, fue con Persian Park que logró el triunfo 60 de su carrera.

 

Desde aprendiz destacó por ser buen partidor, valiente, inteligente, era de los jinetes que resolvían en carrera, rendía igual con los ejemplares rápidos como con los atropelladores aunque en su pensamiento estaba siempre en que corriendo por fuera se defiende mejor una carrera debido a que por allí son menores los tropiezos. “Errede” recuerda con cariño sus actuaciones a lomos de Gradisco, el primer Triple coronado, entrenado por Leopoldo Márquez, una de las personas que más ayudo a Guzmán en sus inicios.

 

 

 

Su primera selectiva fue el sábado 5 de enero de 1963 en la milla del Clásico Inauguración con el potro Consentido. Ese mismo mes, el 19, ganó las tres válidas para la Triple Apuesta por intermedio de Talmud, Fervorosa y el ya nombrado Consentido, siendo la primera vez que un jinete realiza esa hazaña. A pesar del susto que tuvo en diciembre cuando se disponía a trabajar a Amphytrion, éste se fue contra la baranda y tumbando a “Errede” que recibió un fuerte golpe en la espalda pero que gracias a Dios no pasó a mayores, tuvo un gran año cuando conquistó 56 victorias en una época en que no había el número de programas de ahora.

 

Cerró el año 1964 con 33 victorias, entre ellas un sensacional desempeño con Rimel imponiéndose en el Clásico Jockey Club de Venezuela. Por cierto que fue Guzmán el jinete que condujo a la yegua Mora en una primera valida. Fue tal la sorpresa, que fue descalificada al último lugar en una sentencia sin precedentes en nuestra hípica. Otro año exitoso fue 1965 con un total de 57 victorias, luciendo muchísimo cuando ganó el Clásico Fuerzas Armadas con El Tamarindo lucio al igual que las satisfacciones que le proporciono la criolla María Blanca en los Clásicos Hipódromo La Rinconada, José Antonio Páez (derrotando a los machos) y Prensa Hípica. En 1966, con María Blanca se anotó en el libro de récords al ganar el Clásico Día del Ejército para convertirse en el jinete del primer purasangre criollo que derrota a los importados en un clásico (a las semanas Victoreado con Gustavo Ávila hizo lo mismo de manera internacional en el primer Clásico del Caribe).

 

Otro gran año para Rafael David Guzmán fue 1967 cuando logró 64 victorias, la más importante fue el Clásico Prensa Hípica con Sonatina, pupila de “El MusiúMillard Faris Ziadie.

 

En 1968 obtuvo sendos triunfos con el argentino Chagrín en el Clásico Gobernador del Distrito Federal y con el criollo Titán en el Clásico José María Vargas de 1968, además de un galope en la Copa Fernando Talavera por intermedio de la argentina Gizelle.

 

En el año 1969 Rafael David Guzman estuvo nuevamente involucrado con la historia hípica nacional. Fue el 2 de noviembre conduciendo a Chateaubriand con 54 kilos cuando se convirtió en el Primer Millonario. Además ganó la Polla de Criadores de Acrica con La Sory, consentida de Ladislao Petrash.

 

Seria en 1970, en una primera valida para el 5 y 6, que Rafael David Guzmán a bordo de Lucrón nada podría hacer, todo el mundo quedó anonadado ante esta aparatosa rodada, el jinete de Cabo Blanco también rodaría aquí y generaría momentos de angustia en el Hipódromo La Rinconada. Otro gran año para “Errede” fue 1971 cuando acumuló 64 victorias, entre ellas logró brillantes triunfos con el uruguayo Rinconcito en el Clásico Fuerzas Armadas y el criollo Buen Amigo en el Clásico República de Venezuela, además de la Copa Gustavo J. Sanabria con la criolla Bonitinha.

 

 

Fast Track en el Clásico Asociación Hípica de Propietarios y Silbido sorprendiendo en el Clásico Fuerzas Armadas de Cooperación fueron las mas grandes satisfacciones de Rafael David Guzmán en el año 1972, sin desestimar los sorprendentes triunfos con Habanita en la Copa Fernando Talavera y la chilena Ghanosa en la Copa Herman Stelling.

 

 

Ya a partir de 1973 las oportunidades y los triunfos fueron disminuyendo, a pesar del apoyo que les brindó los entrenadores Raúl Payares, Alberto Mejias Llamozas y Pedro Armando Quintana. El propietario Ángel Cervini fue otro que le apoyó en esta dura etapa con sus pupilos, es de grata recordación las atropelladas de Morgan y el gran triunfo que obtuvo con Darlodge en el Clásico Victoreado de 1983.

 

Errede” se mantuvo en acción, a pesar de las pocas oportunidades, y el 5 de febrero de 2000 con el criollo By Now se anotó en el libro de récords del hipismo venezolano al ser el primer jinete en la historia en cumplir su profesión de Jockey por seis decadas. Lamentablemente tuvo una lesión en las piernas el 19 de Julio de 2003, en la mañana de traqueos, con una potra llamada Tango de Oro, que cerró su ciclo profesional.

 

Rafael David Guzmán, aconsejado por su amigo Ángel Cervini, supo invertir (sin haber producido tanto dinero en las pistas) y actualmente tiene una vida holgada. Ganador de 615 carreras en el Hipódromo La Rinconada, fue un jinete notable, valiente, brillante y una viva muestra de constancia, hecho que refleja al ejercer la profesión en 6 décadas diferentes, desde finales de los ’50 hasta inicios del siglo XXI.

 

Fuentes: Revista La Fusta, Revista Gaceta Hípica, Revista Turf, Revista Jockey Pronósticos, Sr. Jaime Casas.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 26 de julio de 2012

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados