Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta:

Ramón Alfredo Domínguez

Por Gabriel N. Ramos 

 

Ramón Alfredo Domínguez Del Moral, uno de los más grandes de la historia, nació el 24 de noviembre de 1976 en Caracas, hijo de Alfredo Domínguez y Belkys Del Moral de Domínguez. Su familia se mudo a la población de Cagua, estado Aragua, donde pasó los primeros años de su vida, mostrando ser fue muy aficionado a los caballos. Como a los 10 años, en compañía de su primo, se compró una yegua por la cual pagó Bs. 3.000. Estaba preñada y solía montarla a ratos. “Recuerdo que no utilizaba silla, y a partir de entonces pensé que tenía condiciones para convertirse en jinete algún día” comentó su padre Alfredo en una ocasión “aunque al principio me oponía a que fuese jinete, posteriormente lo apoyé en todos los sentidos”.

 

A pesar de ser alto, nunca tuvo problemas con el peso. La primera persona que lo vio montar fue el ex-jockey Félix Sabino Pérez y sus pasos iniciales los dio en el Centro de Entrenamiento Casupito, en Villa de Cura, donde funcionó una escuela de equitación cuyo maestro fue "Pino" Francisco Martínez. Se graduó de bachiller a los 16 años y seguidamente viajó al Hipódromo de Paraguaná, en Punto Fijo, estado Falcón. Fue una etapa dura, pues vivía en una barraquita, al lado de una cochinera, cargando sacos y limpiando caballos. Luego pasó al Centro de Entrenamiento María Blanca, donde en un año se terminó de pulir.

 

Gracias al apoyo que le brindó el entrenador Luis Fontes, el criador Rafael Rodríguez Navarro (Presidente para ese momento del Instituto Nacional de Hipódromos) y del ex-jockey Antonio José Utrera, Ramón Alfredo obtuvo la matrícula y su secretario fue "Topo Gigio" Luis Moreno. Logró su primer triunfo con la yegua Lady Mercy, una entrenada de Luis Francisco Martín, el 25 de marzo de 1995 en el Hipódromo La Rinconada. Sin embargo, tenía la mirada puesta en Estados Unidos.

 

 

Antes de viajar al Norte, Domínguez ganó su última carrera en Venezuela con el ejemplar Sinless, presentado por Daniel Pérez. Desde entonces su talento desbordó las fronteras. Alcanzó su primera victoria en marzo de 1996 con Solo Moondance en Hialeah Park, Florida. Ese año logró 55 victorias.

 

Se mantuvo como un jockey ganador en Delaware Park durante 1997 y 1998, fue en 1999 cuando pasó la barrera de los 100 triunfos, exactamente 121 victorias y más de 3 millones de dólares. Pero fue en el año 2000 cuando literalmente explotó su potencial al ganar en 360 ocasiones, entre ellas su primer clásico (el Royal North Stakes del 2000 con Confessional).

 

A partir de ese momento se transforma en un jockey estelar, para el 2001 se llevó el título por carreras ganadas en Estados Unidos, con un total de 431 triunfos, lo mismo que en 2003, con 453 victorias. El triunfo 2.000 lo obtuvo en junio de 2004, además de su primera Breeder's Cup (Copa de Criadores), en la Turf, con Better Talk Now. Ese mismo año recibió el Isaac Murphy Award como el jockey con el más alto porcentaje de triunfos. En una oportunidad Walter Blum (ex jinete y en la actualidad comisario en Florida) le dijo a un periodista que “Ramón Alfredo tenía las condiciones suficientes para triunfar en el hipismo estadounidense".

 

En marzo del 2006 Ramón Alfredo ganó 5 carreras en una reunión de Aqueduct Racetrack, y dos meses después con Bluegrass Cat logró el segundo lugar (detrás de Bárbaro) en el Kentucky Derby. Para el 2007, pero en enero, repitió la hazaña de ganar 5 carreras en una reunión de Aqueduct y para el 9 de mayo lograba su triunfo 3000. Faltó mencionar que Domínguez fue el líder jinete de Delaware Park del año 2004 a 2007.

 

Siendo el año 2009 su primera temporada completa en el New York Racing Association (NYRA), tuvo un año de ensueño, ganando todas las estadísticas de ese circuito. Comenzó con los dos primeros en Aqueduct, luego a finales de julio de 2009, Ramón Alfredo Domínguez se tituló por primera vez en Belmont Park, nada menos que con récord de 98 triunfos, superando la marca del puertorriqueño Ángel Cordero Jr, de 92 lauros “Estoy muy orgulloso. Imagínate, ganarme a un selecto grupo como Edgar Prado o John Velásquez es algo sensacional. Aquí hay muy buenos jinetes”, agrega el caraqueño en una entrevista.

 

Posteriormente se convirtió en el primer jinete venezolano en ganar la Estadística de Saratoga, una de las más competitivas del planeta. Mientras que el 6 de octubre en Belmont Park condujo a la victoria al ejemplar Bon Marie para convertirse en el quinto jinete en la historia en ganar 300 carreras en los hipódromos de la NYRA igualando al estadounidense Steve Cauthen (1977), al puertorriqueño Ángel Cordero Jr (1982 y 1983), al estadounidense Mike Smith (1991 y 1993) y Eibar Coa Monteverde (quien logró la hazaña en el 2006). El 27 de octubre redondeó las cinco estadísticas en “La Gran Manzana” sumando 39 primeros, 5 más que Rajiv Maragh. Fue nominado por primera vez para el Eclipse Award, superado en esa ocasión por Julien Leparoux.

 

Para el 2010 Ramón Alfredo Domínguez resultó el líder de dinero ganado en Norteamérica, tras sumar US$16.911.880, algo que ningún criollo había logrado en la historia. Además alcanzó 369 victorias con 1.474 ejemplares conducidos, incluyendo su triunfo número 4.000 lo obtuvo el 19 de marzo de 2010, en Aqueduct. Su triunfo más importante ese año fue con Haynesfield en la Jockey Club Gold Cup de Belmont Park. “Quiero darle mucho crédito a mi agente Steve Rushing, por su gran trabajo. Y agradezco infinitamente a mi familia, mi esposa, mis hijos, por el apoyo”, apuntó Domínguez en una entrevista. Y el 18 de enero de 2011 fue la 40º premiación del Eclipse Award que se escenificó en el Fontainebleau Miami Beach, donde Ramón Alfredo Domínguez se convirtió en el primer jinete venezolano en ganar el premio como “Mejor Jinete”.

 

 

El 5 de junio de 2011 Ramón Alfredo Domínguez igualó el récord de victorias para una jornada en Nueva York (marca que ostentaba el boricua John Velázquez desde el 3 de septiembre de 2001) al ganar 6 carreras el pasado domingo en Belmont Park, incluyendo tres clásicos: el Xtra Heat Stakes que ganó con Bellamy Star; el New York Stallion Spectacular Bid Stakes en el lomo de Darrin’s Dilemma; y el New York Stallion Cupecoy’s Joy Stakes guiando al triunfo a Hessonite. El 6 de noviembre se impuso con Hansen en la Breeders’ Cup Juvenile en Churchill Downs. Cerró el año consiguiendo su 14° campeonato en Nueva York, concretamente en el mitin de Aqueduct.

 

 

Y como era de esperarse, el 18 de enero del 2012 el fusta caraqueño se mostró complacido luego de ganar por segundo año consecutivo el Eclipse Award como el mejor jinete de la temporada 2011 en Estados Unidos. El 28 de febrero Ramón Alfredo sumó un nuevo galardón a su brillante carrera profesional al ser distinguido con el George Woolf Memorial Jockey Award que organiza y presenta Santa Anita Park, en California. El Woolf Award honra a aquellos jinetes cuyas actuaciones tanto dentro como fuera de las pistas enaltecen el deporte hípico en Estados Unidos.

 

El 18 de marzo Ramón Alfredo Domínguez sufrió dislocación de la clavícula tras rodar aparatosamente en Aqueduct. Tras recuperarse rápidamente, en julio el jinete venezolano se convirtió en el rey de la temporada de primavera-verano de Belmont Park, al lograr la estadística con 70 triunfos en 303 actuaciones, por cuarto año consecutivo. Ese mismo mes, el día 22, iniciando la temporada de Saratoga, logró una brillante actuación al empatar la marca de más triunfos en una jornada tras conseguir seis victorias durante la jornada dominical. Y el 3 de septiembre repitió la hazaña en Saratoga, al ganar hasta en seis oportunidades y arribar a 66 triunfos en el importante meeting de la gran manzana y de paso superando el récord de victorias que desde 2004 tiene en su poder el boricua John Velázquez.

 

Noviembre del 2012 fue un mes inolvidable para Ramón Alfredo, ya que alcanzó su tercer triunfo en una prueba de la afamada Breeders’ Cup, cuando se adjudicó la Turf con el ejemplar Little Mike en la pista de grama de Santa Anita Park. Además que lograba por décimo año consecutivo la cifra de 300 triunfos, tras imponerse con Sage Valley en el Mr. Nasty Stakes, evento disputado en Aqueduct. Luego quebró la marca de dinero producido para un jinete en una temporada al conseguir el segundo lugar con el ejemplar Smokin Candy, con lo cual dejó atrás los 23 millones 354 mil 960 dólares alcanzados por Jerry Bailey en 2003. Por cierto cerró el año con récord de US$25.582.252.

 

 

Pero el 18 de enero de 2013 una mala noticia generó el sobresalto de los hípicos en el mundo y fue la aparatosa rodada que sufrió la estrella Ramón Alfredo Domínguez a la altura de la séptima prueba del programa de carreras en Aqueduct. El venezolano montaba al ejemplar Convocation en una prueba común cuando sufrió el accidente. El jinete criollo fue sacado del óvalo en una ambulancia y trasladado al Jamaica General Hospital Center en la Gran Manzana.

 

Sentimientos encontrados para el momento cuando se anunció a nuestro compatriota Ramón Alfredo Domínguez como ganador del Eclipse Award como mejor jinete por tercera vez consecutiva. La alegría del triunfo del caraqueño se une a la situación difícil de saber que se encuentra recluido en la unidad de cuidados intensivos de un hospital neoyorquino, con una fractura de cráneo producto de una rodada ocurrida. Sin embargo el mérito de Domínguez, su hazaña, debe ser reconocida, exaltada y colocada entre los grandes logros de los atletas venezolanos en el exterior. El venezolano Javier Castellano y el boricua John Velázquez, quienes competían con Domínguez por el premio, subieron a recibir el trofeo en su nombre, en un gesto admirable de humildad y grandeza. Javier José, visiblemente emocionado envió palabras de aliento a su compatriota: “Te felicito Ramón, espero que te recuperes pronto” expresó. Por su parte John también expresó palabras de aliento a su colega.

 

El 22 de enero Ramón Alfredo salió de la unidad de cuidados intensivos y mientras convalecía el 28 de enero fue galardonado con el Laffit Pincay Jr Award, premio otorgado por el Gremio de Jinetes de Estados Unidos (Jockey’s Guild) por su desempeño durante la campaña de 2012. Para el 31 de enero fue trasladado a un centro de rehabilitación.

 

El 13 de junio,  a través de un comunicado, el látigo venezolano Ramón Alfredo Domínguez manifestó su decisión final de retirarse de la profesión por el riesgo de volver a lesionarse el cráneo en otra caída. La Asociación de Carreras de Nueva York (NYRA) se encargó de ofrecer la lamentable noticia del fusta. “Montar ejemplar siempre ha sido mi pasión y mi vocación. Cuando tenía 13 años y vi la primera carrera de caballos en Venezuela, sabía que iba a convertirme en un jinete. Mi carrera a caballo ha traído la felicidad y el éxito más allá de lo que yo esperaba, es muy difícil para mí anunciar que, debido a la gravedad de las lesiones que sufrí en un accidente en Aqueduct, mi carrera profesional a caballo ha llegado a su fin, mientras que esperaba que fuera capaz de volver a montar, como resultado de mis lesiones y por consejo de mis médicos tratantes, se ha determinado que ya no voy a ser capaz de seguir mi carrera como jinete. Quiero agradecer personalmente a mi familia, aficionados y compañeros de viaje por su gran apoyo en los meses transcurridos desde mi accidente. Decidí hacer esta declaración para poner fin a las especulaciones sobre mi futuro, pero todavía no estoy preparado para hablar en público. Voy a aparecer por mi cuenta, pero mientras tanto, les pido que por favor respeten mi privacidad mientras continúo mi recuperación”.

 

El 18 de julio Ramón Alfredo fue homenajeado en medio de la celebración de la edición 20 de la Siro’s Cup,  actividad benéfica para el Centro de Servicios de Discapacidad de la ciudad de Saratoga, que dio la bienvenida a una nueva temporada en el meeting de Saratoga. Además el 25 de agosto recibió el Mike Venezia Award en el óvalo de Saratoga, este premio es otorgado a aquellos jinetes que han demostrado una conducta intachable como deportistas y ciudadanos.

 

El 25 de abril de 2016, Ramón Alfredo se hizo acreedor de un lugar en el National Museum of Racing and Hall of Fame, formando parte de una verdadera élite de leyendas. "Este reconocimiento es un triunfo no sólo para mí, sino para el hipismo de Venezuela también". Así, en Español primero -y luego en inglés-, puso en lo más alto a nuestro país y a este hipismo que le vio hacerse jinete.

 

En 16 años de campaña en Estados Unidos Ramón Alfredo Domínguez montó 21.267 purasangres en los diferentes hipódromos de ese país, sumando 4.985 victorias para agregar 3.855 segundos, 3.159 terceros y una producción de US$191.615.697 para los propietarios de los caballos, ubicándose en el puesto 14 de todos los tiempos en producción de dinero.

 

Fuentes: Diario Meridiano, Diario Líder en Deportes, www.equibase.com, Revista Hipódromo, Revista Gaceta Hípica, Diario Ultimas Noticias, Diario El Universal, Diario El Nacional, Revista La Fusta, Ing. Juan Macedo.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, miércoles 30 de abril de 2014

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados