Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Ramón Eduardo Añez

Por Héctor Añez Leal

 

Ramón Eduardo Añez, conocido en el medio como "El Negro" Añez, escribió páginas de oro en la historia del Hipismo Zuliano, donde en los años 70 y parte de los 80 ejerció una monarquía absoluta entre los fusta de la época aún romántica, casi sin premiación y programas de entre seis y ocho carreras. Era un hipismo en formación, muy diferente al de hoy en día en Santa Rita. Sin dudas, "El Negro" Añez fue el pequeño gigante del Hipódromo de La Limpia, donde fue todo un ídolo.

 

 

Ramón Eduardo Añez nació el 14 de septiembre de 1949 en Maracaibo, estado Zulia, hijo de Don César Ramón Añez González y Doña Carmen Ávila de Añez, fue el sexto descendiente de 12 hijos y el segundo de los varones, y vivió su infancia en el sector La Limpia. Un maracucho genuino, como el mismo se identifica. Su pasión por los caballos nace del hecho que su familia tenía una pequeña finca llamada El Delirio donde había uno de éstos nobles animales, que era utilizado para las tareas del campo. Y fue su hermano Luis, su compa­ñero de siempre tanto en las buenas como en las malas, quien al verlo, ya adolescente, que no crecía y pesaba poco un día le preguntó ¿Negro, vos sois pequeño y liviano, por qué no te metéis a jinete? Cabe hacer mención que lo de "Negro" es un apodo de familia ya que tez es blanca tirando a alazán para utilizar un término netamente hípico.

 

Luego de pensar la sugerencia que le hizo su hermano en el año 1965 inicia su aprendizaje en el picadero del Hipódromo La Limpia, en el sitio que luego fue el estadio Oswaldo Camejo, bajo el amparo de estar trabajando para la cuadra del preparador Alonso Navas. Se tradujo ese momento en el inicio de lo que con el transcurrir de los años sería una de las más brillantes carreras de jinete zuliano alguno dentro de esta actividad en la región.

Mandato II

 

Como la mayoría de las cosas que dan sus primeros pasos por inicia­tiva propia y sin tráfico de influen­cias, los obstáculos no tardaron en aparecer. Para entonces en el Zulia no había escuela de jinetes y le manifestaron que no estaban otor­gando matriculas, por ello se vio obligado a emigrar incentivado por sus deseos de triunfar y lleno de ilusiones decide mudarse a Punto Fijo.

Cazaguire

 

En el óvalo del estado Falcón dice que realizó pasantías en Maracaibo y luego de llenar los trámites necesarios, lo aceptan como jinete aprendiz en el año 1968. Los triunfos no se hicieron esperar, y en una clara exhibición de condiciones y cualidades en la conducción de purasangre, gana diez carreras en apenas dos meses. Por cierto su primer triunfo fue con el caballo argentino Rin (de buena campaña en La Rinconada y campeón en La Limpia) por obra de la casualidad, ya que en esa semana no le salieron compromisos y estando en la tribuna fue llamado por los comisarios para sustituir a su jockey oficial.

Armadillo II

 

Animado y deseoso de demostrar ante los suyos sus adelantos como jockey, ese mismo año regresa a Maracaibo. Debutó en La Limpia como aprendiz con el tordillo Pintado y su primera victoria fue con Atta Baby, de Alonso Navas, y no tarda mucho en hacerse sentir, ya que en solo dos meses logra ocho victorias, y lo nombran jinete revelación. Y por si fuera poco, para 1969 logra cruzar la meta en condición de honor 21 veces obteniendo la mención de Aprendiz del Año, en lo que para ese momento los críticos conside­raron se trataba de una meteórica carrera hacia el estrellato. Y no se equivocaron.

Atta Baby

 

Ramón Eduardo Añez parece predestinado a en­cumbrarse en la profesión y para 1970 conquista su primera estadís­tica al terminar empatado con 30 triunfos con Pedro Alcibíades Gutiérrez. Motivado por amigos y muchas personalidades conocedoras de la materia que vieron en él un dia­mante en bruto, en el 71 se va Caracas a probar suerte. Pese a todos los inconvenientes y sacri­ficios que confrontan los jinetes de provincia que van a la capital, le fue bastante bien.

El Farsante

 

Su debut en La Rinconada fue en marzo con el ejemplar Landlord, entrenado por Eduardo Azpúrua Sosa, figurando tercero de Golden Flake. Su primer triunfo fue el 22 de agosto con For Life, pupilo de Vittorio Catanese, que triunfo agenciando 116” para los 1800 metros. Llegó a ganar hasta cinco veces con el rendidor criollo Molinero (que no pudo conducir por una suspensión durante la Triple Corona de 1972 de El Corsario), además de ganar con Silbido, Buen Amigo, Tareco, Timbal y dos veces con la campeona Tres Suertes ante los machos. También peleó el Título de Aprendiz del Año en 1973 con “El LlaneritoRafael Rodríguez Morales, que perdió por una suspensión, ya que la diferencia fue por tres victorias.

 

Tecnico

Fair Boy

 

Una carrera emocionante fue aquella que protagonizó con Salvaje versus su amigo Silvio Rovero con Personaje, ese fue un final de leyenda, ya que Ali Khan hizo el siguiente comentario: “que final mis amigos este de aprendiz no tiene nada, es verdaderamente un espectáculo ver estas dos 2 sillas, me recuerdan a Manuel Ycaza y a Eduardo Jara”. Para mi la mejor carrera que vi ganar al negro fue con una yegua del Sr. Gorgonio Parra en La Rinconada llamada Escena, fue un final como de seis o mas yeguas.

Salvaje y Personaje

 

Pero, como el mismo dice "me embargaba la nostalgia y constantemente iba y venia", esa inestabilidad le impidió que lograra establecerse en el óvalo de Coche, y en el 74 retorna a Maracaibo, nuevamente entra en plan estelar y además de ganar la estadística impone un récord de 61 victorias en un año, record vitalicio para el Hipódromo de La Limpia (que según él son 64 porque en la recopilación que se hizo faltaron tres triunfos, algo que investiga para aclarar) y fue hasta 1990 cuando fue mejorado por Damián Quintero con 71 triunfos, ya en el Hipódromo de Santa Rita. Ese año pernoctó con Caracas para completar los 60 triunfos en el óvalo de La Rinconada y así “graduarse de profesional” a finales de octubre de 1974 con el tordillo Carrao, un pupilo de JesúsYeyoNúñez.

Xicungo

 

Durante 1975 y 76 se queda con el sub-campeonato escoltando al fal­coniano Juan José Delgado, justificadamente ya que compartía su tiempo viajando a La Rinconada. También logró sus mejores victorias con una pupila de “El GoajiroIván Calixto, la yegua La Morocha, triunfando en la Polla de Acrica y el Clásico Hipódromo La Rinconada de 1976.

Viscount

 

Futuro

El Monaguense

 

"El Negro" Añez reverdece laureles y en forma terminante conquista en forma consecutiva las estadísticas de los años 77, 78 y 79. Ese año 79,  en  Julio, se efectúo por primera vez una carrera de Triple Corona en el Zulia siendo el ganador Ramón Eduardo Añez con el alazán Reno y presentado por Heberto Urdaneta propiedad del Ing. Rino Cochesa. En los años 80, 81 y 82 quedó segundo de Jorge Martiniano Palma, Rubén Almarza y Abraham Campos, respectivamente.

Reno

 

Y el año 1983 logra su sexta y última estadística en La Limpia. Memoriza este jinete zuliano que el mejor caballo que montó fue el campeón zuliano Viscount, el cual condujo a la victoria hasta en catorce oportunidades y también recuerda con agrado los cinco triunfos logrados en el Clásico Nuestra Señora de la Chiquinquirá: con el mencionado Viscount en 1974, El Pañuelo en 1977, Guachafitoso en 1978, Mazatlán en 1980 y Vati King en 1981. Tuvo el honor de hacerse caballeros sobre grandes corredores de La Limpia, como Tío Cheo, Kompinche, Chantero y Carverley.

Mazatlán

 

Kompinche

Labayen

 

Desde el 83 es afectado por problemas familiares y vuelve a sus andanzas de ir y venir a La Rinconada y luego a Valencia, donde en febrero de 1988 se cae del tordillo Gran Voyager y se fracturó el fémur de la pierna derecha, en un accidente que a la postre signaría su retiro de las pistas, tras una exitosa y brillante carrera como conductor de caballos pura­sangre, su último triunfo clásico fue con el tordillo Copo e’ Nieve, en la segunda de la triple corona zuliana en el año 86, que por cierto se convirtió en batacazo. Y en Caracas se despidió en plano triunfal con Party Night, pupila de Vittorio Catanese, en 1987.

Copo E' Nieve

   

"El Negro", tras la convalescen­cia de la caída, considerando que todavía tenía mucho que dar, in­tenta un infructuoso retorno, pero la pierna no le responde a plenitud, y definitivamente desiste de la idea y cuelga su látigo. Obtuvo 180 victorias en Caracas y durante su carrera en La Limpia ganó un total de 499 victorias, unos números meritorios si tomamos en cuenta que apenas se corría una vez por semana, montas limitadas y 8 carreras por programa, además de 413 segundos, 316 terceros y 154 cuartos para un total de 2 mil 239 compromisos de monta. O sea, ostenta la marca de más carreras ganadas de por vida para un jinete en el desaparecido Hipódromo de La Limpia.

Tom Ruler

 

Poeta

Pablo Bey

 

Para abril de 2003 fue nombrado por el presidente de la Junta Liquidadora del INH, Miguel Ángel Paz, en conjunto de los doctores Marlon José Castellano, Asdrúbal Prada, Luis Almarza como Comisario en el Hipódromo de Santa Rita, donde siempre estuvo comprometido con el cumplimiento del Reglamento Nacional de Carreras.

 

Gigoló

Chantero

 

Actualmente, Ramón Eduardo Añez, en plenas condiciones físicas y mentales, manteniendo, si se quiere, su figura de jinete aunque claro está con unos kilos de más, siempre de buen vestir, sin nada que ver en forma directa con el hipismo, casi no va por el hipó­dromo, desde lejos con nostalgia sigue las actividades que se cum­plen en Santa Rita, recordando con sus allegados y familiares, sobre todo, al con sus hijas María Euge­nia y Paola Patricia, sus triunfos como jinete. Agradece el apoyo de su gran amigo Silvio Rovero, sus consejeros Walter Carrión, Ricardo Ferrer, Juan Vicente Tovar, y como trainer a Vittorio Catanese y especialmente a “El Goajiro” Iván Calixto, además del reconocido locutor Héctor Alonzo Rivas, que siempre lo apoyó las veces que quiso venir para Maracaibo. También recuerda a sus agentes en La Limpia: Néstor Lugo, Leonel Nava y su hermano Alberto Añez; y en La Rinconada a Alberto Manzo. No cabe duda de que Ramón Eduardo Añez hizo historia dentro del hipismo zuliano.

 

Fuentes: Sr. Pedro Fer­nández Bravo, Sr. Luis Soto Toro, Ing. Juan Macedo, Diario Panorama, Revista Gaceta Hípica, Revista Hípica Zuliana, Revista Jockey Pronósticos, Revista Gaceta Hípica.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 24 de enero de 2008

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados