Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Ramón Filgueira

Por Trino Pulido

 

Del extinto Hipódromo Municipal de Ciudad Bolívar egresaron grandes luminarias del arte de montar purasangres de carrera, algunos probados en otras partes del mundo. Otros, igualmente talentosos, finalmente cedieron a su contextura física que le impedía continuar con la profesión. Uno de esos casos es Ramón Ernesto Filgueira Esparragoza que nació el 21 de abril del año 1973 en Ciudad Bolívar, estado Bolívar, hijo del comentarista, locutor, pronosticador y narrador "Latigazo" Ramón Ernesto Filgueira y Doña Inocencia Esparragoza. Uno de sus diez hermanos, Giovanny, también fue jinete en el Hipódromo Municipal. Estudio la primaria en la Escuela Bucarito del sector La Trinidad de la parroquia Vista Hermosa.

 

Se inició a mediados del año 1986 en el Hipódromo Municipal de Ciudad Bolívar, principalmente en la cuadra del campeón Víctor García (+) al mismo tiempo buscó apoyo del veterano entrenador Julián "Calígula" Cruz, terminando su pasantía o aprendizaje en la cuadra de Luis Aray, quien le confió al ejemplar Gran Estación para que hiciera su debut en el año 1988 perdiendo apenas a cabeza, con el mismo ejemplar consiguió su primer triunfo a la semana siguiente. Harvey Figueredo, José Gregorio "Sute" Torres, Reni Hernández, Alejandro Hoyer, entre otros, serian algunos compañeros de promoción. Cabe destacar que en paralelo cursó la secundaria hasta el tercer año en el Liceo Juan Bautista González y los dos restantes en el Liceo Miranda donde se graduó como Bachiller en Humanidades.

 

De grata recordación está Imperdible, un entrenado por Nelson Cedeño, que lo sacó de los lotes bajos hasta el máximo lote ganando seguido; Salguerina, destacada potra nacida en el Haras Sermary, fue uno de los pocos ejemplares que pudo superar al campeón Río Chamita en Guayana. Me contó Ramón que en esa prueba Harvey Figueredo llevaba a Rio Chamita y el a la nombrada Salguerina, que era una potra algo díscola, por la cual le hizo la observación a Figueredo que le diera la primera línea el cual accedió, la yegua tenía ganas de correr ese día, marcó buen paso y cuando volteó venía Figueredo con su conducido, fue un bonito duelo en los 600 metros finales que se vinieron de tú a tú, la meta los sorprendió con la potra con medio cuerpo de ventaja; Desprecian Call otro buen potro, malogrado prematuramente, también fue conducido por Filgueira.

 

Por supuesto el gran Tomba, el mejor caballo purasangre de carreras que montó en el Hipódromo Municipal de Ciudad Bolívar, solo le faltó ganar el Clásico Simón Bolívar. Ese año 1990 logró la Estadística (dejando record de carreras ganadas en una temporada con 78 triunfos, tomado en cuenta que solo se corría una solo reunión de siete carreras a la semana) y el Título de Campeón Jinete cerrando la temporada victorioso en el Clásico Interprovincial con el mismo Tomba, segundo en la estadística se ubicó Harvey Figueredo y Carlos Andrés Olivero fue el Jinete Aprendiz del año.

 

Con el salvoconducto de Campeón Jinete en el Hipódromo Municipal, se fue al Hipódromo La Rinconada y lo recibió “El CaimánDaniel Pérez García, también le trabajó a Iván Calixto, Oscar Carmona, Carlos Muñoz y Julio Ayala, a este último Ramón le tiene mucho agradecimiento ya que fue el que más le apoyo. Tuvo la oportunidad de triunfar con buenos corredores como Geranio, Lucky Wonder, Traffic King, El Demoledor, Coquetona, pero sería por intermedio de su segundo agente el "Jojoto" Alberto Ettedgui que le consiguió la monta de “La Tordilla de AceroStillwater el 25 de mayo de 1991 buscándole descargo logrando ganar, por lo que le confían la monta en los Clásicos Día de la Armada y Fuerzas Armadas de Cooperación (contra los machos). Ese año 1991 perdió el Título de Aprendiz del Año con Daniel Centeno por una decisión en el calor de una carrera, el 30 de noviembre Rafael Torrealba (Princess York) le agarró el estribo a Ramón (Stillwater) y en vista que no quererlo soltar, “Tapón” le propino unos fuetazos y fue suspendido.

 

 

Conocido en el medio hípico como "Tapón", siempre se la llevó muy bien con sus colegas, sobre todo siente gran admiración con el campeón Juan Vicente Tovar que casualmente tenía su casillero al lado del suyo. El peso fue su gran enemigo (de contextura fuerte y el tamaño de 1,76 m) y colgó el foete en el año 1993. Fueron un total de 32 victorias en 241 montas, con una buena efectividad de 7.53. Luego del retiro Ramón Filgueira regresó a Ciudad Bolívar para ejercer algunos oficios que no tienen relación con el hipismo. Actualmente labora con uno de sus hermanos en un taller electro-mecánico ubicado en el sector Barrio Ajuro de la parroquia Catedral del municipio Angostura del Orinoco. Vive junto a su esposa María Villa, su único hijo, su nuera Roxana y su pequeño nieto Jeremías en el sector Antonio José de Sucre de la parroquia José Antonio Páez.

 

Fuentes: Entrevista a Ramón Filgueira, Sr. Ramón Filgueira padre, Ing. Juan Macedo.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, miércoles 31 de marzo de 2021

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados