Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta:

William Huerta

Por Gabriel N. Ramos

 

William Orlando Huerta nació en la ciudad de Caracas el día 11 de agosto de 1958. Desde niño le gustaba las carreras de caballos y por su físico muchas amistades le preguntaban ¿Por qué no eres jinete? Su familia se había mudado a Punto Fijo, estado Falcón, y William aprovechó a los 14 años para hacer lo que le gustaba. O sea, está dentro del hipismo desde el año 1971, abriéndose paso en el Hipódromo de Punto Fijo.

 

 

Fueron los entrenadores Fernando Candelario y Orlando Lugo que le brindaron decidido apoyo para lograr su meta. Su primer triunfo lo logró con el ejemplar Carrao de Fernando Candelario en distancia de 1.400 metros. En Paraguaná permaneció por espacio de 7 años donde aprendió y destacó en la profesión, para posteriormente buscó nuevos retos, para llegar a Valencia en el año 1979.

 

En la recordada Mini-Temporada de Valencia logró su primer y único triunfo, fue con un ejemplar entrenado por Don Eduardo Ibarra llamado El Tranquilo. Se fue al Hipódromo La Rinconada en junio de 1980 y encontró apoyo de varios entrenadores, entre ellos Julio Ayala. Aunque era un jinete con una silla poca agraciada, fueron alrededor de 50 triunfos los que obtiene en la capital, sin embargo retorna al Hipódromo de Valencia en 1988.

 

Y fue en el Cabriales donde William Huerta deja huella. Ese año 88 ganó 30 carreras, entre ellas su primer triunfo selectivo, la Copa Consuelo con la yegua Hole In One, pupila de Juan Carlos Ávila. Y en la temporada de 1989 ganó la Estadística para jinetes con 61 triunfos (en 319 montas), entre ellas la Copa El Griego con el potro Grimberg, superando al gran jinete Pedro Celestino Yánez.

 

Aunque, en mi opinión personal, su mejor año fue en 1990, cuando ganó el Clásico Gobernador del Estado Carabobo (fue su primer clásico) y el Clásico Asoprica, ambos con el crack Súper Sergio. Además de aquel inolvidable segundo lugar en el Confraternidad del Caribe (en el Hipódromo de Santa Rita) a cabeza de Randy con el inolvidable Juan Vicente Tovar. Ese mismo año ganó las Copas Asamblea Legislativa del Estado Carabobo, Cámara de Industriales del Estado Carabobo, Francisco "Pancho" Silvino (con Súper Sergio), César Ramos (con Bombón) y Día del Trabajador Hípico de Valencia (con Climalba).

 

Para la temporada 1991 triunfó en el Clásico Batalla de Carabobo con Súper Sergio y en las Copas Asamblea Legislativa del Estado Carabobo, Club Hípico Carabobo (con Súper Sergio), Hipódromo La Rinconada (con No Name) y Juan Vicente Pérez Michelena (con Bon Chanc). En el año 1992 se adjudicó la Copa Monitor Hípico con Súper Sergio y en el año 1993 triunfo con North Baby (lo ganó 7 veces de 8 pruebas donde consiguió cruzar la meta en primer lugar) en el Clásico Ciudad de Valencia y la Copa Unión de Jinetes del Estado Carabobo. 

 

 

A pesar de haber sufrido pocas caídas y en ninguna de ellas nada que lamentar, estas fueron alejando las oportunidades a William Huerta. Su última victoria selectiva fue con Brigadier en la Copa Coredos de 1998. Se mantuvo en la profesión alternando con la de traqueador hasta el año 2006 cuando fue la última vez que corrió en el Hipódromo Nacional de Valencia.

 

Se tiene conocimiento que William Huerta viajó a España donde sufrió un accidente del cual se recuperó y estuvo trabajando en el Hipódromo San Sebastián, pero no cuento con registros de su posible campaña en tierras españolas.

 

Fuentes: Diario Ultimas Noticias, www.hipicomputo2000.com, Revista Jockey Pronósticos (foto), Ing. Juan Macedo.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 19 de diciembre de 2013

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados