Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Alberto Fraino

Editado por Juan Macedo (basado en entrevista)

 

Alberto José Fraino Fuentes nació en Caracas, el 11 de Agosto de 1951 en el hogar de Miguel Alberto Fraino Capobianco y Carmen Luisa Fuentes Rodríguez. Profesional de la Arquitectura, reconocido a nivel nacional por sus trabajos en instalaciones deportivas (construcción y mantenimiento, grama natural y artificial, sistemas de riego y drenaje, etc).

 

Pero aprovecharemos estas lineas para describir al Alberto Fraino hípico. Ese que sintió interés por las carreras de caballos purasangre de carreras desde muy joven. Su primer ídolo fue el argentino Oliver y más adelante, el mejor criollo de todos los tiempos en su humilde opinión: Torrejón. Se adentró en las entrañas del turf nacional primero como aficionado y luego como propietario, más no se esperaba que el destino le tendría otro rol importante que ejercer en el deporte de los reyes.

 

Fue en el año de 1979 cuando el Dr. Luciano Valero es nombrado Ministro de Agricultura y Cría (gran amigo de su familia en Barinas). Alberto Fraino, ya graduado de Arquitecto, recibió en una mañana del mes febrero de ese año, una llamada del Ministerio, requiriendo que se presentara en el Despacho del Ministro a la 1:00 pm, a la cual indiscutiblemente asistió. Al empezar la reunión, el Ministro Valero le preguntó si conocía a Eduardo Larrazábal Eduardo, a lo que le contestó “Tengo en este momento un potro en la cuadra del entrenador Daniel Pérez y que el Dr. Larrazábal es el médico veterinario en dicha cuadra” El Ministro le dice “El Presidente Herrera me llamó y dijo que Eduardo sería el próximo Presidente del Instituto Nacional de Hipódromos y que como no lo conozco, y dada tu afición con el hipismo que es notoria, te nombraré como mi representante junto al Dr. Enrique Carmona Concha, ante el Directorio del INH y que me mantengas informado con exactitud, de todo lo que pase en el Hipódromo”.

 

Así, Alberto Fraino llegó al Directorio del INH en Marzo de 1979, como Miembro Suplente y representante del MAC ante el Directorio del INH, situación que siguió igual al ser sustituido Larrazábal por el Dr. Boggiano y hasta 1984.

 

Durante ese lapso, fue el representante del Directorio en la Comisión Nacional de Carreras del Directorio, la cual Presidia el Dr. Federico Carmona Perera, como representante de los Propietarios. En una de las primeras reuniones de esa Comisión, las cuales se efectuaban en la Sede de la Asociación Hípica de Propietarios en la urbanización en La Florida en Caracas, hubo una gran discusión sobre el cambio ocurrido con la fecha del Clásico Presidente de la Republica, el cual era tradición correrlo en la fecha fija del 19 de abril de cada año, pero la anterior Comisión de Carreras, lo había pasado para el mes de agosto con el argumento de darle cabida a los ejemplares de tres (3) años en el Clásico más antiguo de nuestra programación selectiva.

 

En medio de la acalorada discusión, pasó por la puerta del Salón de Junta, el Dr. Cipriano Jiménez Macías, quien era asiduo visitante de la AHP como experto en el juego de pandoble y al percatarse de la discusión la cual oía desde la puesta, le llama y le dice: “Arquitecto, que le parece si propone crear un Clásico con idénticas características del Presidencial, que se corra en Agosto y dejan al Presidencial en su fecha del 19 de Abril”, hizo suya la sugerencia, la expuso y hubo silencio total en la reunión, al ver esta reacción, termino Don Cipriano diciendo “Ah y le ponen de nombre COPA DE ORO, bastante falta le hace ese nombre de reconocimiento mundial a la programación selectiva”. Así, se cerró ese capítulo y se creó la Copa de Oro de Venezuela, la cual se empezó a correr a partir del año siguiente en 1980 carrera ganada por recordado Negresco.

                                                                  

En Diciembre de ese 1979, el Clásico del Caribe no se pudo correr en San Juan, Puerto Rico, por un problema laboral del Hipódromo, es así como el Dr. Luis Archilla, Presidente de la Confederación Hípica del Caribe de entonces, llamó a una reunión de emergencia en el mes de abril de 1980, a la cual asistió Alberto Fraino como Represente del Directorio[AFF1] . En dicha reunión, se jugaba el destino de la permanencia del Clásico del Caribe, ningún país estaba en condición de montarlo. Alberto tomó la decisión de pedirlo para Venezuela, condicionando esta petición de la sede, a consulta con las autoridades hípicas nacionales para explicarles la situación y poder montar el Clásico en La Rinconada. La representación Oficial dentro del Directorio del INH, negaba que Venezuela fuese la sede, argumentando que no era lógico que viniera un ejemplar extranjero y se llevara el premio. Viendo esta negativa, se dirigió con el Dr. Federico Carmona Perera directamente al Ministro Valero y le dijo “Ministro, usted me nombro su representante ante el Directorio y le acepte, ahora le pido nos apruebe que el Clásico del Caribe se monte en Venezuela”, explicándole toda la problemática que existía en la región del caribe para ese entonces con la sede del Clásico, “Ahora necesitamos de usted sus buenos oficios”, luego de varias reuniones y justificación para el desembolso de los recursos, al final, el Ministro lo autorizó. Esa participación, se hizo del conocimiento de la Confederación Hípica del Caribe en Octubre de ese año, en una reunión que preparamos para tal efecto aprovechando la fecha del Clásico Simón Bolívar para realizarla también en la Asociación Hípica de Propietarios, lo demás lo conocemos todos, en Diciembre de 1980, Pikotazo vino directamente de Belmont Park con Laffit Pincay y Lázaro Barreras y se llevó el Clásico sobre Neblina y Sweet Candy. Así, Alberto Fraino literalmente sacó el Clásico a flote, ya que estaba en terapia intensiva… Luego con la presidencia de Fernando Eleta de Panamá, se consigue el patrocinio de Phillips Morris con su marca “Marlboro” y esto, le dio continuidad relativa al evento y con sede rotatoria, llamándose “Clásico Marlboro del Caribe”.

 

 

Regresó al Directorio del INH en 1996, ahora como Representante Principal de los Propietarios en el Directorio presidido por el Dr. Luis Felipe Carbonell, siendo su suplente, el Ing. Carlos Pérez Espejo. Desde ese año y cumpliendo con el Reglamento, presidió la Comisión Nacional de Carreras hasta el año 2002. Continuo en el Directorio del INH, presidido por el Dr. Vegas Hernández, (1999) el Dr. Gonzalo Azuaje (1999) y con el Gral. Luis B. Espinal Vásquez, (2000) hasta el día de supresión del Directorio del INH, que dio paso a la Junta Liquidadora del INH. Vale decir que fue el único Miembro del Directorio en la historia del INH que ha colaborado con seis (6) Presidentes del Directorio del INH diferentes, en distintos gobiernos hípicos y nacionales.

 

En el año 1998, la Federación de Autoridades Hípicas, IFHA le ofició a través de la OSAF y le indicó que la relación (cantidad) entre las pruebas selectivas vs la programación ordinaria, no cumplía con los estándares internacionales y la no apertura de los Clásicos Grado I aumentaba el problema para permanecer en el Libro 2 del International Catalogins Standards. De no solventar esta delicada situación, el país bajaría entonces su clasificación del Libro 2 al Libro 3 del ICS. Luego de muchísimas comunicaciones para con la OSAF representada en la persona del Dr. Juan Pedro Caldani y con el Sr. Louis Romanet en representación de la IFHA, se logró que en la reunión de Autoridades Hípicas con sede en Paris, de octubre del 2000, la permanencia del país en el Libro 2 del International Catalogins Standards, ICS, ajustando el número de carreras selectivas (GI, GII, GIII y Copas) a la media internacional y abriendo para todo ejemplar los Clásicos de Grado I de nuestra programación selectiva, exceptuando los de la Triple Corona de machos y hembras. Tal convenimiento fue firmado por el Gral. Luis Belisario Espinal y por Alberto Fraino,  al día siguiente de la reunión de Autoridades Hípicas antes mencionada estando IFHA representada por el Sr. Louis Romanet.

 

Perteneció a la Junta Directiva del Jockey Club de Venezuela, como Tesorero de la misma, colaborando primero con el Ing. Bernardo Briquet y luego con el Dr. Federico Carmona Perera entre los años 1992 - 1998.

 

También fue Secretario de la Junta Directiva de la AHP con Manuel Ledezma Ibarra en el lapso 1990 - 1993 y luego desde el 2009 - 2017 con Cesar Marín M. y siendo ratificado para el periodo 2017 – 2020, con la Presidencia de German Balza Altuve.

 

Fue Gerente General del Haras Alto de Uslar y Stud El Chorro desde 1990 al 1998 en compañía del Arq. Moises Benacerraf, y del Stud AL-BEN. Ejemplares como: Pánico, Another Chance, Iron Mask, Iron Fist, Enfadada, Pasionaria, La Laguna, Mercedes Be, Tostao, Torrejera, entre muchos otros, nos dieron grandes satisfacciones.

 

Alberto Fraino fue representante de Venezuela ante la Federación Internacional de Autoridades Hípicas IFHA 1980 - 1984 y desde 1996 - 2002 y de la Confederación Hípica del Caribe CHC 1980 - 1984 y 1996 - 2005 y para su sorpresa, en la reunión de medio año en agosto de 2006, realizada en Caracas en los Salones del Hotel Marriott, fue exaltado al Salón de la Fama del Clásico del Caribe por el Comité de Postulaciones integrado por Lic. Lionel Muller, el Ing. Josean Fernández Polo de Puerto Rico y el Sr. Alberto Paz Rodríguez de Panamá. El acto de exaltación fue el 8 de diciembre del 2006, en los salones del Hotel Ritz Carlton, en San Juan, Puerto Rico. Como agradable curiosidad, en ese mismo acto fue también exaltado el ejemplar Pikotazo, por haber ganado el Clásico del Caribe en Caracas en 1980.

 

 

En el año 2015 y actuando como Secretario de la Junta Directiva de la Asociación Hípica de Propietarios, hizo todas las gestiones necesarias ante la OSAF para que la Asociación Hípica de Propietarios, AHP, fuese aceptada como Miembro Adherente de OSAF, solicitud que fue aprobada ese año, por unanimidad de los Miembros de dicha Asociación Sudamericana para el Fomento de la Cría del Pura Sangre de Carreras OSAF. Estando desde esa fecha, el país representado ante OSAF por la Asociación Hípica de Propietarios, AHP.

 

Alberto Fraino es un hombre que ha demostrado fortaleza en sus decisiones que ha repercutido en beneficios para el espectáculo hípico, además que demostrado ser eficiente y honrado. Todo un caballero y un hípico a cabalidad, que merece ser recordado por futuras generaciones hípicas.

 

Fuentes: Entrevista realizada al Arq. Alberto Fraino

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 29 de junio de 2017

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados