Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Alberto Smith

Por Juan Macedo

 

Ingeniero, político y funcionario de diversos gobiernos venezolanos, Alberto Smith nació en Caracas, Venezuela, en el año 1861 y fueron sus padres Guillermo Smith (uno de los oficiales de la Legión Británica que participó en la Guerra de Independencia venezolana) y Concepción Millares. Cursó estudios superiores en la Universidad Central de Venezuela, donde obtuvo los títulos de Agrimensor (1879), Doctor en Filosofía (2-9-1881) e Ingeniero Civil (1883), completando su formación en Inglaterra (1883-1885).

 

Trabajó en la construcción del paseo Guzmán Blanco de Caracas (hoy conocido como El Calvario), y en tendido de un tramo del Gran Ferrocarril de Venezuela, concluido en 1888. Fue socio fundador de la Electricidad de Caracas (1895) y de la Fábrica Nacional de Cementos. Durante la segunda presidencia de Joaquín Crespo, desempeñó el Ministerio de Fomento (1895) y asumió el cargo de rector de la Universidad Central de Venezuela (30-12-1897).

 

En esa época, la actividad hípica caraqueña tuvo su primer gran escenario en el Hipódromo de Sabana Grande. Los que disponía de medios económicos realizaban el traslado en las carretas tiradas por caballos, el recorrido era de hora y media. El funcionamiento del hipódromo de Sabana Grande se logró bajo la rectoría del Jockey Club de Venezuela, entidad fundada el 10 de agosto de 1895 a la cual se integraron aficionados hípicos de la época, siendo Alberto Smith socio fundador y comprobado hombre de la hípica.

 

Según reseñó El Cojo Ilustrado, se constituyó la Junta Provisoria del Jockey Club en los salones del Club Agrícola de la manera siguiente: Presidente, Dr. Alberto Smith; Primer Vicepresidente, Carlos Zuloaga; Tesorero, Federico Alcalá; Secretario, F. L. Becerra; Secretario de Actas, Francisco Sucre; Vocales, S. Alfonzo y Guel, Juan José Michelena, Octavio Escobar V., Edgar Ganteaume y Juan G. Delfino.

 

A finales del mandato de Cipriano Castro, fue enviado a Perú en calidad de ministro plenipotenciario y cumplía esta responsabilidad cuando Juan Vicente Gómez asumió el poder. Diputado en 1910 y rector de la Universidad Central de Venezuela (1911), se opuso a la maniobra continuista de Gómez en 1913, abandonando el país como muestra de su rechazo a dicha acción. Viajó por Sudamérica, Estados Unidos y Europa, radicándose finalmente en Cuba donde fue director de un ingeniero azucarero.

 

En 1929, fue vicepresidente de la denominada Junta de Liberación Nacional, organizada en París por el general Román Delgado Chalbaud, y que fue el preludio a la Expedición del Falke a las costas cumanesas. Durante su estadía en la capital francesa, Alberto Smith publicó su obra Formación del estudiante, del profesional y del ciudadano, tradujo al español el Manual de ingenieros de Trautwine.

 

Tras la muerte de Gómez en diciembre de 1935, regresó a Venezuela después de 22 años de exilio. En 1936 ocupó por tercera vez, el rectorado de la Universidad Central de Venezuela y sustituyó a Rómulo Gallegos como Ministro de Instrucción Pública (mayo de 1936) durante el gobierno de Eleazar López Contreras, cargo desde el cual desplegó una intensa labor dentro de la cual se encuentra la fundación del Liceo Fermín Toro y el Instituto Pedagógico Nacional, el decreto de la Oficina de Educación Física Nacional y la aprobación del reglamento de la Escuela Nacional de Artes Plásticas. Asimismo, instituyó 3 premios para estimular los estudios y la investigación en historia, ciencias y literatura.

 

El 13 de enero de 1937 es elegido Individuo de Número de la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales tocándole ocupar el Sillón XXV, vacante por el fallecimiento del doctor Luis Ugueto. Se incorporó el 17 de diciembre de 1941 habiendo presentado para su incorporación el trabajo titulado La Importancia del Estudio de la Historia de las Ciencias. Entre 1940 y 1941, fue embajador de Venezuela ante los gobiernos de Cuba, Haití y Santo Domingo, con sede en La Habana.

 

Don Alberto Smith fallece en su ciudad natal, Caracas, el 27 de junio de 1942, dejando un legado importante en el país desde todos los puntos de vista posibles, incluyendo dentro de su pasión, que sin duda era el hipismo. Nunca su capacidad, integridad y honestidad fue puesta en tela de juicio.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, El Cojo Ilustrado, http://www.venezuelatuya.com, http://www.ivic.ve, http://academiasnacionales.gov.ve.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 10 de diciembre de 2008

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados