Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Amable Sánchez

Por José M. Gil

 

Don Amable Sánchez no sólo fue un afamado Periodista hípico de la región zuliana; tuvo una trayectoria importante dentro del hipismo zuliano con casi de 50 años dentro del mundo del Purasangre de carreras: fue Miembro de la Galería de la Fama del Hipismo Zuliano, Fundador y Miembro del Círculo de Periodistas Hípicos del Zulia, Fundador y Miembro del Jockey Club del Zulia, Corresponsal para la Revista La Fusta y por supuesto Propietario en el hipismo zuliano desde la época del Hipódromo La Limpia.

 

Fundador del Círculo de Periodistas Hípicos del Zulia, agregó a su enorme esfuerzo en pro de la hípica, su pasión hípica transmitida por muchos años por intermedio de la Revista La Fusta (pionera de la hípica nacional) donde siempre brilló con su habitual columna Hipismo Zuliano, que escribió con su fina pluma promocionando el turf regional, y ayudando a los profesionales a incursionar en la capital, como fue el caso de “El DiabloAngel Francisco Parra . Fue Pionero de las corresponsalías hípicas en Venezuela.

 

Don Amable también fue Miembro de la Galería del Hipismo Zuliano, donde impulsó la hípica regional desde sus inicios al apoyar al resguardo de la historia hípica zuliana, también del Jockey Club del Zulia, y desde esa tribuna luchó en pro de la hípica regional logrando la remodelación del Hipódromo de La Limpia a principios de los años setenta.

 

Don Amable fue testigo presencial del nacimiento del hipismo en Paraguaná, y nunca salió de su asombro como los paraguaneros querían hacer un hipódromo a pesar de las vicisitudes. Muy conversador y conocedor de los intringulis de la hípica, fue una persona muy querida en el medio hípico.

 

En 1977, Amable Sánchez encabezó la iniciativa, junto a los Sres. Nelson Prieto y Rafael Ortiz, de propiciar la primera subasta de potrillos de la cría nacional en el Hipódromo de La Limpia, imponiendo la condición que el Instituto Nacional de Hipódromos y su Directorio, encabezado por Ing. Mario Mauriello, elevaran la premiación a nueve millones de bolívares como respaldo del gobierno hípico y de las Asociaciones de Propietarios de Caballos de Caracas, presididas para entonces por los Sres. Aquiles Monagas y Alcides Raffali.

 

Don Amable también incursionó satisfactoriamente como propietario, sus ejemplares los entrenaba Alonso Nava en el Hipódromo de La Limpia, con los colores del Stud Marianela . Ya en la etapa de Santa Rita sus pupilos estaban al cuidado de Jesús Portillo, entre los que contaba al extraordinario corredor Javier Star, que se coronó como Campeón Dosañero en 1990, protagonizando interesantes duelos con la inolvidable campeona Nice Baby.

 

 

Su trayectoria fue premiada con la disputa de una Copa que lleva su nombre desde 1996, la cual se escenifica todos los años en el Hipódromo de Santa Rita, a donde asistía semanalmente para captar las noticias más importantes y reseñarlas posteriormente con su óptica muy particular.

 

Don Amable Sánchez falleció el 24 de noviembre de 2003, en la Ciudad de Maracaibo, estado Zulia, donde gozaba de gran aprecio dada su labor profesional y dejando una gran huella dentro del mundo hípico nacional. Dejó esposa y dos hijos, además de excelentes amigos. Todo un personaje que pudo vivir y ser reconocido al mismo tiempo al disputarse la Copa en su honor.

 

Fuentes: Diario Meridiano, Revista Hípica Zuliana, Revista La Fusta, Ing. Juan Macedo

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 25 de abril de 2013

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados