Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Antonio Cuadrado

Por Juan Macedo

 

El Doctor Antonio Cuadrado fue un personaje inolvidable en nuestro ambiente, con la extraordinaria particularidad que no fue Propietario, ni Entrenador ni tampoco Directivo, fue algo más, fue Profesor y sus enseñanzas dejaron hondas e imperecederas huellas en nuestro hipismo, en su aspecto fundamental como es la cría, de la que señaló el cambio para el progreso y difusión de lo que está llamado a ser un renglón importantísimo en la riqueza pecuaria del país y su labor dentro de la cría nacional está llamada a perdurar por lo invalorable de la misma y sobre todo porque abrió el camino para que muchas de sus iniciativas hayan sido llevadas a la práctica sin apartarse de los lineamientos que él trazó.

 

El doctor Antonio Cuadrado había nacido en Carabanchel Bajo, España, el 13 de junio de 1894, llevaba en la sangre el amor al caballo ya que es hijo de un destacado Veterinario español. Desde su infancia estuvo en contacto con el noble bruto y así no podía extrañar que al decidirse por una carrera, lo hiciera en la que lo había iniciado su progenitor y así se dio el extraordinario hecho que obtuvo su titulo cuando no había llegado a la mayoría de edad pues solo contaba 19 años, cuando el 27 de julio de 1914 el Ministro de Instrucción Pública y Bellas Artes de España, le expedía su título de Veterinario y poco después, debido a sus dotes, evidenciadas durante su época de estudiante, fue designado Jefe Militar de Veterinaria del Cuartel de Caballería, apostado en Madrid.

 

 

La guerra fratricida lo alejó de su tierra natal para radicarse en Francia y cuando proyectaba retornar a su patria, es cuando recibe cordial invitación del Ministerio de Agricultura y Cría Venezolano y arriba a esta tierra que hizo suya el 25 de diciembre de 1947, para ser designado como Jefe de Zona de la Dirección de Ganadería en Río Chico, cargo que desempeña brevemente; pues conociendo su experiencia y eficiencia fue llamado a Caracas para desempeñar el cargo de Jefe de Sección de Fomento Equino donde destacó con la brillantez de la que pueden dar fe todos los que le conocieron y trataron en el desempeño de esa labor, que debía encauzar, como ha ocurrido para la difusión y prestigio de la cría nacional.

 

Una de sus tareas más eficientes al respecto se reflejó en la ardua tarea de censar y reseñar todos los ejemplares pura sangre de carreras que existían en el país, incluyendo los trabajos biométricos (medidas del ejemplar, desarrollo, crecimiento), de donde surgió el Stud Book de Venezuela, o sea el Registro Genealógico de Equinos.

 

Promotor de la Revista Fomento Equino, en ella publicó valiosos artículos sobre la cría y en otros, sus múltiples conocimientos sobre el caballo y asesoró a muchos dueños de Haras, que en esos momentos comenzaban a instalarse en Venezuela, prodigando eficientes conceptos para su mejor y más perfecto funcionamiento.

 

Por esos conocimientos, al crearse la Escuela de Preparadores, fue designado para dictar la cátedra de Organización y Administración de Haras, así como la relacionada con el Exterior del Caballo.

 

El Doctor Antonio Cuadrado en 1922 contrajo matrimonio con Doña Asunción Cantera Zaraza, amorosa compañera, que siguió rindiendo culto a quien fue leal, fiel esposo y su acompañante constante, hasta el momento del fallecimiento de aquél, ocurrido el 17 de Mayo de 1958 en la ciudad de Caracas.

 

El hipismo nacional y sobre todo en su aspecto fundamental, la cría del pura sangre, perdió con su desaparición un fuerte baluarte y por su carácter franco y alegre, por su simpatía se le recuerda constantemente, no solo entra los que fueron sus discípulos, sino también entre todos aquellos que tuvieron el honor de tratarlo y con todo derecho y como reconocimiento a sus méritos, su efigie está presente en la Oficina Central del Registro Genealógico y no hay criador ni hípico que deje de observar con respeto el retrato, de quien fue un valioso colaborador para la cría venezolana.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Revista La Fusta

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 16 de noviembre de 2006

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados