Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Diego García Ortín

Por Juan Macedo

 

Don Diego Ignacio García Ortín es un personaje honesto y auténtico dentro del hipismo venezolano, que no busca el éxito sino la coherencia con sus principios. Nació el 22 de enero de 1949 en la Ciudad de Caracas, Distrito Federal, hijo de Diego García Socorro y Graciela Ortin de García. Se  graduó en Administración de Hacienda en la Texas Christian University (TCU) en Fort Worth, Texas. Su herencia hípica viene por parte de su padre, quien fue propietario e importador de Purasangres de Carrera, específicamente de Perú, a principios de los años 50, con su Stud Los Motilones en sociedad con Don Jorge Shortt y el Dr. Eleazar Soto Matos

 

En 1963, con apenas 14 años, compró su primer purasangre llamado Abrasivo, un nativo hijo del francés Beigler Bey en Lulú que utilizó para mestizaje con cuarto de milla, por Bs. 500 al Prof. Anselmo Alvarado Donato a quien años después le compró al argentino Paunero (aquel ganador -en empate- con Senador el Clásico Simón Bolívar) para realizar campaña en La Limpia. Pero el primer ejemplar purasangre que le permitió una fotografía en el paddock de ganadores del extinto hipódromo de La Limpia fue el argentino alazán For Us, hijo  de Fierabrás en Pour Toi, en julio de 1971.

 

Sus inicios como criador de purasangres de carreras datan de la década de los ochenta, gracias a una invitación de Don Enrique Amado Rincón que le invitó a una subasta que hizo el 27 de febrero de 1983 en su Haras Hato Grande, de yeguas preñadas importadas de Kentucky en sociedad con el Dr. Miguel Torrealba Herrera. Logró comprar una de las yeguas de precio medio a bajo que se convirtió es su yegua fundadora: Slyvan (1978 por Maribeau en Sita). Un hijo de esta matrona, Irrepressible, fue su primer triunfo como criador.

 

Algunos de los pupilos del Stud Touchstone han participado fuera del Zulia. En el Hipódromo de La Rinconada corrió la primera hija de Slyvan, importada en vientre, que se llamó Capitanísima y ganó bajo la conducción de Obdalis Zapata y la preparación de Julio Ayala Coronil, al igual que otra yegua de nombre Miramelinda. Después las trajo a La Limpia, pero tuvieron múltiples problemas físicos. En el Hipódromo de Valencia sólo le corrió el ejemplar Secret Rullah del cual tiene una anécdota curiosa ya que (hasta que apareció Smart 'N Classy) Don Diego comentaba que era el único ejemplar que se había pagado sólo, ya que ganó una en La Limpia y dos en Valencia y logró vender el puesto en el Hipódromo de Valencia por más de lo que lo adquirió.

 

Smart ‘N Classy merece un capitulo aparte dentro de la vida de Don Diego, ya que ante todo una  yegua muy noble y de hierro pues corrió 50 veces para 24 triunfos y 17 segundos, 5 terceros 1 cuarto y un 7º lugar. Fue Sub-campeona dosañera, Campeona  a los 3 y a los 4 años y Campeona mayor en su último año de campaña a los cinco años cuando se despidió ganándole a los machos en el Clásico de La Zulianidad.  Considera Don Diego que Juan Andrés Rodríguez lo resumió muy bien cuando al despedirla para el Haras San Isidro le dijo "Nunca tendrás un ejemplar más económico que esta yegua" pues se retiró completamente sana. En la cría su primer producto fue Rumba Catalana que ya está en el Haras Monumental en la cría; Smart 'N Feisty, que fue llevada con mucha paciencia por Juan Andrés y actualmente en la cría; el tercer producto, otra hembra también por Water Poet murió lamentablemente de cólico, se habría de llamar Street Smart, pero Dios dispuso otra cosa, además de cuatro productos más por Abduction: las triplecoronadas AP SmartAP Classy (que es un record mundial), y los selectivos AP Flyer y AP Fly Away.

 

 

Aparte de Smart ‘N Classy, son de grata recordación los ejemplares:

 

Alfajor, invicta en dos presentaciones y que dio a Priceless Dream, ganadora de 8 carreras y figuraciones selectivas; First Knight, que murió de cólico después de debutar ganando en su única presentación; la ya nombrada Smart ‘N Classy; Impressive, ganador del Gran Premio Zuliano en ocho presentaciones de las cuales ganó cinco y Chain Reaction, ganador clásico.

 

Famous Heroine, que dio a Thunder Hero cuya historia ya aparece en AHV. No tuvo la hembra que tanto soñó.

 

Astropoise, que adquirió en el dispersal del Haras Carliz junto a Famous Heroine con un potro al pié hijo de Chiquirin que murió sin debutar. Ya siendo de su propiedad dio a la yegua Raindancer que fue “Reina del Reclamo” por un tiempo en el Hipódromo de Santa Rita y luego en la cría dio a Riverdancer.

 

Forty Nine, que adquirió en una carrera de reclamo e inmediatamente se libró en la pista, además dio al buen ganador Comeback Kid; Arkansas Kid, ganador clásico -único ganador representante del Zulia en el Derby Guayanés-; Freelancer, ganadora clásica y Relentless Kid, que se lesionó de los tendones de ambas manos a los tres años y no pudo realizar campaña aunque si corrió cinco o seis veces.

 

Inmensurable, que adquirió en campaña ganando para sus colores y se libró antes de ir a la cría, brindando la satisfacción de darle a “las hermanitas Rainbow”: Be My Rainbow; Rainy Rainbow, ganadora de 16 carreras y también “Reina del Reclamo” en el Hipódromo de Santa Rita y por último a Rainbow Rider, que fue ganadora clásica. Lamentablemente murió en la cría preñada por Striding Out.

 

Iria Rosa, una importada en vientre que adquirió en subasta a Mauricio Azar del Haras Gran Derby y se constituyo en la madre “de las hermanitas Moon”. Ella venía preñada por Le Voyaguer y abortó, entonces Mauricio Azar me llamo inmediatamente y, muy correcto, le ofreció anular la venta pero Don Diego le dije que no y que se la preñara de nuevo por el mismo padrillo. En eso estuvo dos años en los cuales Don Mauricio se comportó como un caballero pues no le cobró pensión hasta que finalmente parió una hembra alazana preciosa que llevo por nombre Moon River, muy buena corredora que lamentablemente se quedó en la pista y se perdió un buen vientre. Después en el mismo Haras Gran Derby, quedó preñada de Le Voyaguer y parió a quién después llevaría por nombre Headliner que fue ganador clásico.  Tras tres años vacía en el Haras Gran Derby, la envió al Haras San Isidro y el primer producto fue Harvest Moon (que está en la cría en sociedad con Luigi Miglietti). Por último Iria Rosa nos regalo a la campeona dosañera del 2005 Strawberry Moon. Ella murió a principios del 2006 y se perdió otro buen vientre. Con respecto a esta última Don Diego recuerda una anécdota le contó Juan Andrés, un día éste le pregunto a Edgar Pérez cuál era la mejor de sus múltiples ganadoras clásicas nombrándole tres, "El Tendón" se quedó pensando y le contestó "Pero se te olvida mencionar la más rápida..." ¡Strawberry Moon!

 

También recuerda con mucho cariño a The Rainy, una importada en vientre que corrió para el Stud Touchstone en sociedad con Juan Andrés Rodríguez y fue ganadora contundente en los lotes selectivos. En la cría dio tres yeguas como son Five Star Girl, madre de la campeona La Climastone; Rain Strider, que sufrió toda su campaña de la común enfermedad conocida con Phalaritis y por ello tenía puesta una ferretería encima, pero no le hacía caso y corría con el corazón. Ahora está en la cría en el Haras Monumental madre del campeón Herval, la ganadora clásica Miss Gabriela y el buen ganador Thespecialangel; y por último Rain Storm, en campaña, ganadora clásica.

 

 

 

Don Diego participó activamente en varias Directivas de Propietarios de en el Jockey Club del Zulia y se mantuvo en la actividad hípica como propietario y criador, conservando sus yeguas en la cría. Pero sus logros y sus virtudes, en la sociedad y como hípico, siempre lo colocaran en un lugar especial en la mente de quienes lo conocen. Lamentablemente falleció el 18 de mayo de 2015 y como homenaje a su memoria, les coloco las palabras del Sr. César Boscán "Con la desaparición física de Diego Garcia, espero no se haya cerrado la historia de la familia dentro del mundo hípico. Sin duda alguna, su espacio es difícil de cubrir, bien sea como propietario, criador o simple aficionado experto. Como propietario, luego de experimentar con varios ejemplares, incluso desechos equinos del centro, algunos muy sonoros y llamativos como Paunero, si el ganador del Simón Bolívar en empate con Senador del año 1970, al cual rescató en el Hipódromo La Limpia y se lo llevó a descansar a su hacienda El Capitán, pasando por Four Us otro capitalino, hasta llegar a sus grandes corredores en el Hipódromo Santa Rita en su doble rol de criador y propietario. lo conocí hacia el año 1988 en sus inicios, Hipódromo La Limpia. Yo había comprado una potra en el Haras Hato Grande del cual Diego tenía a dos ejemplares, Cash Crown en la cuadra de Enrique Amado y a Bombazo en la cuadra de Nilo Bravo. Allí lo conocí. Llegaba en su carro, un Caprice dos puertas de color blanco, y comenzábamos a conversar sobre los caballos. también estaba en la cuadra de Nilo, Miramelinda recién llegada de La Rinconada. Esta última también era de Hato Grande.Bombazo ganó dos carreras y después de mucha brega, Miramelinda también ganó. Mientras tanto, la yegua Slyvan de la cual ya se hace referencia en el escrito de Anécdotas Hípicas. Mudados para Santa Rita, llegó el primer hijo de Slyvan logrado del cruce con Gauley. Para los seguidores de cruces, 3x3 a Cosmah, lo que se buscaba, un ejemplar correcto con ese potencial genético, su nombre Irrepressible, así con doble s y asi de nombre salió de carácter. En el potrero este animal sufrió un accidente que lo obligó a tener una campaña recortada y aún así ganó 5 carreras. En el debut voló y ganó una gran carrera pero desde ahí comenzaron o siguieron sus inconvenientes. Después de algún tiempo, se logró el segundo ejemplar del mismo cruce. Alfajor, punto de partida de los éxitos como hípico. Mientras tanto, nuestra amistad iba creciendo y se nutría en anécdotas. Por ejemplo, DG deseaba ir a ver algún Kentucky Derby pero siempre decía, "...en algún momento iré...". A mi duda del porqué no iba?, contestaba poco mas o menos así, "....el KD se corre el primer sábado de mayo y mamá cumple años en esa semana, ella está primero...". Pasó lo inevitable y pudo asistir a un KD posteriormente. Recuerdo que cuando llegó me dijo "...que falta le haces a kentucky..". Hasta ese grado nuestra amistad y respeto. Alfajor corrió solo dos veces y se fue invicta de las pistas. En su primer año en la cria tuvimos oportunidad de ir hasta el Haras Montalbán. durante el viaje se le ocurrió preguntar cual sería el número de ganadores para determinar su éxito como criador. Creo que el tiempo contestó solo la pregunta. Tal vez nosotros le contestamos algo durante el viaje, pero eso es solo recuerdo. Muchas conversaciones y recuerdos, por ejemplo nuestro encuentro con la tecnología a través del software "pedigree-pro" que adquirió y me lo envió para su análisis y revisión. Luego fue el Tesio Power y tal vez muchos mas, que se yo... Ahora Juan, nos queda completar la biografía de Diego con la fecha que no queremos escribir nunca".

 

 

 

Fuentes: Entrevista realizada a Don Diego García, Jesús Adriani (fotos), Sr. César Boscán.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 29 de enero de 2009

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados