Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Francisco Lagares “Pancho Silvino”

Por Francisco Lagares Jiménez

 

Conocido como "Pancho Silvino" en el mundo periodístico e hípico, es considerado como uno de los pioneros del Hipismo en Carabobo, un extraordinario cronista considerado como la "Biblia del Hipismo Venezolano" demás de gran pronosticador en Hipódromo Nacional de Valencia. Su verdadero nombre es Francisco Lagares Domínguez, nació en Huelva (ciudad ubicada en el extremo sur-occidental de España) el 23 de diciembre de 1936, hijo de Rafaela Domínguez y Francisco Lagares.

 

 

Eran tiempos de la guerra civil y sus padres deciden por seguridad migrar a Venezuela cuando “Pancho” tenía 10 años. Cuando llegan a Venezuela, su padre para ganarse la vida tenían que revender cosas, vendía correas y sombreros en la Plaza del Silencio en Caracas, y ya a los 14 años logró conseguir trabajo en el Hipódromo Nacional El Paraíso limpiando las tribunas, algo curioso que demostraba su pasión por el hipismo era que su jornada de trabajo comenzaba después de la última carrera de la programación pero el llegaba dos horas antes de comenzar las carreras (no por que amara el trabajo, si no que ya amaba el hipismo), entraba en los establos, veía de cerca los caballos, ayudaba a los jinetes, etc., luego disfrutaba del espectáculo hípico  y luego cumplía con su labor de barrer las gradas. Ya llevaba un registro mental de las carreras desde ese entonces, ya con esa edad aprendió a diferenciar los caballos y su salud por el pelaje, manchas, comportamientos, es en esa época cuando comenzó a nacer realmente la Biblia del Hipismo

 

Desde joven tuvo inquietud por el mundo del periodismo, especialmente el área deportiva, iniciándose como cronista deportivo en la capital, en Caracas, laborando en el Diario 2001. Luego decide residir en la Ciudad de Valencia donde fue empleado para ocupar el cargo de Jefe de Deportes en Diario El Carabobeño durante ocho años. Paralelamente fundó un Suplemento Hípico (insertado en el Diario Noti-Tarde) donde intervino como cronista y pronosticador. Ese Suplemento llamado “El Hípico” es considerada su obra en prensa más importante.

 

Casado con Fanny Coromoto Jiménez Sánchez y de ese matrimonio nacieron 4 hijos: Olga, Victoria, Carlos y yo. Mi padre me llevó muchas veces (estando yo pequeño) al hipódromo, a las diferentes cuadras y era su mirada tan brillante y cargada de emoción cuando hablaba de los ejemplares, sus  éxitos y tropiezos mientras los acariciaba, que me quedo grabada esa mirada de una persona que sentía el hipismo en su sangre

 

Pancho Silvino” tuvo una destacada participación en el béisbol y en el boxeo. Fue comentarista del circuito radial del Magallanes, y en materia de boxeo alternó con Delio Amado León y Carlitos González. Además se preocupó por otros deportes como el fútbol, atletismo, ajedrez, ecuestre y la natación.

 

Igualmente "Pancho" luchó para que Carabobo tuviera un hipódromo y fue así que en compañía de un emprendido grupo de hípicos formó parte de una comisión pro-construcción del Hipódromo Nacional de Valencia a finales de la década de los 60. Fue en la mini temporada de 1978 y 79 una de las voces radiales que se dejaba escuchar desde la caseta de transmisión en la playa de la tribuna "A". Se empeñó en materializar la idea y luego de varios años de proyectos y diferencias al fin en marzo del 83, para ese entonces Presidente de la República Luis Herrera Campíns, dejó inaugurado las instalaciones de lo que hoy día es la segunda plaza hípica de Venezuela.

 

A partir de esa inauguración, en lo que se conoce como la época organizada de nuestro hipismo valenciano, "Pancho Silvino” desde todas sus tribunas fue parámetro asesor para quien tuviera la responsabilidad de regir el destino de la actividad hípica y para esa gran afición de las carreras de caballos. Cada participación suya era para promocionar el espectáculo regional desde el lado positivo.

 

Es recordado por su espacio de pronósticos transmitido de 1 a 2 de la tarde por Radio 810 de nombre Últimos Datos que compartía con Orlando Mora­les y Juan Dionisio Rodríguez. También participó como comen­tarista de Radio Rumbos en compañía de Gustavo Ríos y el Dr. Jesús Rafael Campos. Su propia transmisión de carreras salió al aire a inicio de la década de los noventa, por la "Voz de Carabobo", acompañado por Andor Tarkanyi, Freddy Blanco y José Tortolero, entre otros.

 

Francisco Lagares fue un periodista ejemplar y durante muchos años ocupó la Jefatura de Deportes del Diario Noti-Tarde. Comentan que como jefe no imponía un horario, pues era el primero en llegar a la redacción; trabajando todos los domingos y pendiente de la última información que llegara en la noche para que el lector lo tuviera todo. Incluso insistía mucho en los numeritos de cada deporte de las estadísticas porque el lector de deporte es el que mejor informado está de lo que acontece.

 

Pancho Silvino” es el más premiado de los comentaristas regionales, por espacio de 10 años le fue otorgado el Casquillo de Oro. Además fue Fun­dador y Miembro del Círculo de Periodistas Hípicos de Carabobo. Le encantaba sellar sus cuadritos de 5 y 6 y hacer la superfecta, información que a través de sus sintonizados espacios radiales hacía llegar al numeroso público que siempre estaba atento, ya que Silvino no escondía datos y su mayor satisfacción semana a semana era que sus pronósticos acertaran.

 

El día que el falleció estaba yo a su lado, en la Clínica y él mando a pedir un televisor, yo le dije “Papá estamos en la clínica y te van a operar”, el me respondió “hay carreras hijo y eso es mas importante para mi que una operación”. Le trajeron la tele y puso sus carreras, estaba mirándolas como deseando llenar su mente de las ultimas imágenes que se llevaría a la tumba ¡sus caballos de carrera! no dejaba de ver la tele, fue un momento para mi increíble ver esa pasión. Cuando lo llevaban al quirófano le busque la mano que llevaba bajo las sabanas para agarrarla y darle ese apretón de suerte que necesitábamos y me encontré entre su mano bien aferrada una Revista Hípica ¡pretendía entrar al quirófano con ella! Se la quité y le dije “Ay papá, tu y el hipismo” y me contestó “Hijo, se que no saldré del quirófano pero me llevo la pasión mas grande que ha estado en mi corazón y en mi mente, ahora mismo tengo la imagen de un purasangre corriendo como el viento y ya mi carrera termino sin final de foto” "Viviré después de mi muerte en las tribunas del hipódromo". Esas fueron sus últimas palabras que me dijo al oído y me dio la bendición. Falleció en la Ciudad de Valencia el 24 de junio de 1994 pero recordemos a “Pancho” que aun esta entre las tribunas del hipódromo escuchando ¡PARTIDA!

 

Fuentes: Sr. Genis Reyes, Dr. Johnny Corbino, Ing. Juan Macedo

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 25 de marzo de 2010

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados