Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Héctor Alonzo Rivas

Por José M. Gil

 

Héctor Rafael Alonzo Rivas forma parte de los selectos Narradores en la historia del hipismo en Venezuela. No son argucias, galardonado en más de cien ocasiones en el ámbito nacional por sus éxitos en las descripciones de las carreras de caballos. Nació el 29 de septiembre de 1947 en Sarría, Caracas.

 

Desde muy niño le gustó el deporte de los reyes y gracias a su papá, del mismo nombre, ya que lo llevaba al Hipódromo Nacional El Paraíso escondido entre las piernas. Así pasaba. En otras ocasiones el recordado cantante Víctor Piñero (muy amigo de la casa) lo subía a los techos de los carros para ver las carreras. Siempre ligaba a los caballos blancos (moros). Desde allí nació la pasión por el hipismo, escuchando las narraciones de Mr. Chips y Miralejos.

 

Ya la actividad mudada al Hipódromo La Rinconada, Héctor Alonzo inició el reto de narrar con la ayuda de Jóvito Torres, José Vigneri, Luis Ramón Ordóñez y “El ChepeJosé Pérez Meléndez. “Recuerdo en los años 70 que llevaba unos binoculares y una grabadora para aprender. Fue maravilloso esa experiencia”, contó en una ocasión “El Auténtico”.

 

Así pasaron varios meses, hasta que Phidias Danilo Escalona, creo un equipo para Ondas Populares 950 AM (hoy Radio Popular), el programa se llamaba Hípicas Musicales 950, una transmisión con Carlos Alberto Hidalgo, Norman Ettedgui, Jorge De Armas y Régulo Olivares, allí comenzó su carrera, eso fue en 1971. Su primera narración fue el triunfo del ejemplar Contrapunto, que fue guiado por el destacado jinete “El MudoJesús Rodríguez.

 

De allí pasó a Radio Tropical con Eduardo Peña y más tarde en Stud 55 con Jovito Torres y Gustavo Ríos. Después de estar en Tropical, me llamó Domingo Javier Izturiz (hermano del “Catire” Izturiz, dueño de la emisora) y me contrataron para trasmitir los domingos las carreras, allí estuve hasta que José Vignieri me sugirió que me fuera con él a Radio Impacto, supuestamente estaría en los primeros lugares en poco tiempo, pero no fue así y cerraron.

 

Vignieri habló con el Dr. Virgilio DecánAly Khan” para que me diera chance y de inmediato. Virgilio dijo que sí, que comenzara al siguiente día, eso fue un sábado y comencé en Monitor Hípico un domingo en el año 1973. Desde ese momento inició una gran amistad con “Aly Khan que lleva cuarenta años y que nunca he existido cambio de palabras discordantes, siempre ha existido el respeto y afecto. “Aly Khan para mi es muy especial, pero además de eso es un icono de la actividad hípica y creo que no existirá en el mundo un narrador con la calidad, la voz y la dicción de Aly Khan, creo que en eso estamos de acuerdo todos”. En 1982 se separó de Monitor Hípico y creó su propio espacio en Radio Continente, acompañado de Arquimedes Alemán, Carlos Alberto Arteaga, Fernando González "Kerry", César Suarez, Alfredo Bolívar, hasta 1986 con muchisima sintonía. Fue cuando "Aly Khan" se fue de Radio Rumbos y le propuso hacer de nuevo la transmisión por Continente.

 

Héctor Alonzo, poco a poco, fue creando su propio estilo en el arte de la narración hípica. Lo fue haciendo en base a la experiencia, y sin copiar frases de nadie, trató de imprimirle emoción a la narración, utilizando el matiz de la voz. Las frases surgen (incontenible, pero tarde…) y alguien comenta que sonó bien, y si gusta en la afición entonces se siguen usando.

 

Como buen hípico, Héctor Alonzo también fue propietario de purasangres. Fue Co-Propietario de Premio de Oro, este fue el potro del año, ganó cuatro clásicos seguidos, y cuando fue al Simón Bolívar, unos días antes sufrió una herida en la boca, se pensó en retirarlo pero la herida sano un poco y se atrevieron a correrlo. El caballo salió bien pero cuando su jinete lo sostuvo, se rompió de nuevo y abandonó la carrera. Fueron al Caribe, pero nos enfrentamos nada más que a Verset Dancer (todos sabemos lo que fue esta yegua de Puerto Rico), después compré otro entre varios amigos y en un accidente en la veterinaria se malogró, de allí más nunca.

 

 

En una ocasión cuando le preguntaron a Héctor Alonzo los mejores momentos en su profesión, esto respondió: “Cuando decreté un empate en Valencia entre dos yegua, por allí guardo el recorte de prensa que públicó el recordado Pancho Silvino; cuando veo a muchos amigos que les brindé apoyo y hoy tienen un nombre dentro del medio; cuando Premio de Oro se convirtió en el Caballo del Año; cuando narré en Belmont Park, en Puerto Rico, en México, en Panamá, en Santo Domingo y hasta en Curazao; cuando conocí a uno de mis ídolos en el ambiente, Gustavo Ávila, hoy somos más que amigos casi hermanos

 

Y cuando le preguntaron los peores momentos en su profesión, esto respondió: El peor momento, fue cuando el Sub-Teniente Zambrano, anunció que las narraciones hípicas estaban prohibidas desde ese momento, eso fue en Agosto del 2004, eso lo recuerdo con mucha tristeza. Hubo mucha gente que apoyo esta decisión de Zambrano y hoy están arrepentidos

 

Y así fue, para el 2010 volvió a la narración y esta vez por Track TV. Francisconi Méndez le hizo la sugerencia para que les acompañara, la idea le gustó y Héctor Alonzo le dijo que sí, lo que no esperaba era que fuera para el día siguiente, así que no se pudo preparar. Fue a La Rinconada, y comenzó a narrar en la 2da. Válida “Confieso que estaba totalmente normal antes de la carrera, pero cuando comencé me dio un poco de nervio y me estaba quedando sin aire, pero la experiencia me hizo terminar la carrera, luego la cosa fue más fácil, estaba fuera de training, pero eso se arregla en pocos días”. Muchas personas, entre ellos entrenadores y propietarios, le felicitaron. Sus compañeros le recibieron muy bien, sobre todo Mario Lo Russo, José Gregorio Guerrero Bogarín, Lester Rivas y Andor Tarkanyi.

 

Héctor Alonzo Rivas "El Auténtico", es una persona común y corriente, me gusta vivir con tranquilidad, tener amigos, disfrutar con mis hijos, me apego a lo justo, y rechazo la manipulación, el cinismo y la mentira. Practico la lealtad, por encima de todas las cosas y me gusta mucho seguir y ayudar a la gente que quiere superarse.

 

Gajes del oficio:

 

Una vez en Valencia estaba transmitiendo y una mariposa se me metió en la boca y casi me tranco, entonces el operador que era Nico Sequera, me dio algo de beber que alguien tenía en la mano y me lo tomé y seguí narrando, la bebida era alcohol del malo pero me lo tome y termine la carrera, esa noche cene Mariposa al ron

 

Otra vez en Valencia estaba transmitiendo, cuando de repente empezó a llover y cayó una centella y no sé si el ruido o que cosa, pero varios vidrios se rompieron y nos escondimos debajo de la mesa de transmisión, y así seguí narrando pero con un susto terrible, después nos reímos mucho

 

 Otro día en Santa Rita cuando subimos al cilindro a trasmitir Aly Khan y yo, nos conseguimos con unos panales de abejas, cuando pasamos están se asustaron y salieron a picarnos a mi me pico una solo, pero a Aly Khan le destrozaron la cabeza

 

La única vez que mi gallo cantó, fue en el Clásico Presidente de la Republica del 83, que ganó Trinycarol, estaba un poco disfónico, y cuando dije ¡Ganó Trinycarol !, iujule, allí canto mi gallo, pero eso me pasó por estar ligando a la yegua de manera desmedida

 

 

 

Fuentes: Diario El Universal, Diario El Nacional, Revista Gaceta Hípica, Sr. Franklin Rodríguez, Sr. Randolfo Quintero, Ing. Juan Macedo, Sr. Manuel Ortega (foto)

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 27 de junio de 2013

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados