Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Jorge Carrera

Por Juan Macedo

 

Don Jorge Carrera fue un eficiente locutor y comentarista hípico, gran colaborador en todos los aspectos deportivos. Nativo de Uruguay, donde por varios años desempeñó el cargo de cronista de futbol del prestigioso periódico “El Diario” de Montevideo. También fue locutor y comentarista hípico, e incluso exitoso propietario de purasangres de carrera, destacando con la excelente corredora Mirace, entre otros.

 

Llegó a Venezuela, específicamente a la Ciudad de Caracas, por el año 1948, en donde se abrió paso rápidamente dentro de la hípica local. Fue uno de los fundadores de la Revista “La Línea”, de la cual se separó más adelante. Trabajó en las Páginas Hípicas del Diario “La Esfera” y fue Comentarista estelar de las carreras transmitidas por Radio Continente. Fue asesor y promotor en tiempos de la presidencia del Dr. Francisco Urbina Romero del Instituto Nacional de Hipódromos para la presentación de figuras ilustres del espectáculo turfístico mundial, como los casos del inconmensurable Irineo Leguisamo, Lester Piggott e Yves Saint Martin, legendarios jinetes de Europa.

 

 

Tuvo el mérito de ser el pionero para imponer la clase de los purasangres uruguayos en nuestro país. Fue en esa época romántica pero también difícil del Hipódromo Nacional El Paraíso, a fines de la década del 40’s y toda la década de los 50’s. Don Jorge Carrera demostró ser un verdadero visionario para imponer tempranamente la calidad del pura sangre uruguayo a través de Sietebravo, ganador del Clausura de 1949 y poseedor del récord de los 2000 metros en 123”1. Así mismo trajo a Definido, Callejas, Montesco, Mauricio, Menelao, Mi Chungo, John Coco, Leblón, Bramble, entre otros.

 

Con la inauguración del Hipódromo La Rinconada, el Turf de Venezuela afianzó su nivel con la importación de animales de reconocida calidad procedentes de América del Sur, de Estados Unidos y también de Europa. Y Jorge Carrera fue un puntal para que el caballo uruguayo demostrase que podía competir sin desmedro alguno en tan selecto ambiente, que había ido absorbiendo no sólo los mejores equinos, sino también profesionales de real renombre, algunos de los cuales, como Ángel Penna y Alfonso Salvati cultivaron su amistad. Pero en esa materia tuvo además el gran mérito de haber llevado a ese medio al uruguayo Jesús "Tito" Pérez, un cuidador que a través de su profesión no hizo más que honrar -y de qué manera- a su país.

 

Esa gestión de Jorge Carrera, imitada luego por otros, fue fundamental para que el elevage uruguayo se fortaleciese de tal forma, dando lugar a la formación a numerosos establecimientos de cría que llegaron a producir al nivel de los más tradicionales. Fue un momento de auge para ese turf y Maroñas se benefició con ello a la vez de convertirse en un verdadero banco de prueba apoyando la valorización del caballo de carrera, que pasó a ser un rubro de exportación no tradicional de enorme importancia.

 

Don Jorge Carrera, convencido de las condiciones de los suelos y clima uruguayos para la cría de caballos de carrera, fue inspirador para que inversores amigos le acompañasen en la idea de incursionar en ese elevage. Y así nació el Haras Los Apamates, uno de los establecimientos que ha sabido de triunfos de enorme importancia no sólo a nivel nacional, sino internacional.

 

Nuevamente Propietario en su país del Stud Simpatía, Carrera vivió la emoción de grandes victorias clásicas y es probable que haya sido Inspiración (hija del gran padrillo Snow Satyr, que también lució sus colores en Argentina) la mejor exponente.

 

Hombre de profundo sentido humano, Uruguayo de pura cepa, Don Jorge Carrera mantuvo su inalterable arraigo a las cosas que más lo identifica con su país, mantuvo a través de toda su vida su hablar con acento uruguayo pese a que fueron muchos los años que estuvo radicado en Caracas, pero dejando una profunda huella en el ámbito venezolano, donde se sintió como en su propia patria.

 

El viernes 17 de marzo de 2006 nos ha dejado para siempre Don Jorge Carrera en la Ciudad de Caracas. Su trayectoria no fue ni será en vano. Marcó un rumbo que las nuevas generaciones deberían tomar como ejemplo a seguir.

 

Fuentes: Diario El País, Revista Gaceta Hípica

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 27 de enero de 2011

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados