Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta:

Jorge Coll Nuñez

Por Julio César Fuentes Véliz

 

Escribir sobre la ejecutoria de un hombre de la talla del Señor Jorge Coll Núñez no es tan fácil. Ha sido, a través de un largo tiempo, guía de todos los que hemos pasado por la historia del Registro Genealógico de Equinos (Stud Book de Venezuela), incluyendo a este humilde redactor.

 

 

El señor Jorge Coll Núñez nació en la ciudad de Carúpano, estado Sucre, un 13 de Julio de 1924. En sus años de niño realizó sus primeros estudios en la ciudad que lo vio nacer, hasta tercer grado. Se vino a la gran capital donde los culminó en la escuela República de Brasil. Comenzó bachillerato en el Instituto San Pablo y llegó a tercer año en el Colegio Sucre.

 

A los 19 años logró titularse como contador y pasó a laborar en el Ministerio de Obras Públicas como Fiscal Administrativo, egresando en 1946. Con sus prestaciones sociales adquirió una pequeña imprenta, aprovechando los conocimientos de tipografía que aprendiera de su padre, logrando así formar un pequeño taller.

 

El 10 de Enero de 1948 contrajo nupcias con la señorita Luisa Amalia León, de cuya unión nacieron cinco hijos: Jorge Guillermo (el mayor), Vladimir, Luisa Elena, Amalia Teresa y Mercedes Aída.

 

Iniciando la década de los años ’50, el Capitán Jesús María Núñez Campos, sobrino de la señora Luisa Teresa Núñez de Coll, madre de nuestro personaje, asciende a la Presidencia de la Junta de Fomento Equino y contacta a la madre del señor Coll para que él ingrese a esta organización debido a la experiencia que había adquirido en el M.O.P.

 

Fue así como se le asignó la tarea de organizar los archivos del Stud Book y luego de un destacado desempeño se le designó el cargo de primer Director del Stud Book de Venezuela. En 1954 el señor  Jorge Coll Núñez, logró rescatar los expedientes de los ejemplares en campaña en el país, al igual que el de los reproductores, incluyendo el de la madre del inmortal BURLESCO, la chilena MARY PICKFORD, procediendo a su inscripción en los libros del Stud Book.

 

Debido a esta labor BURLESCO ingresó a la historia hípica como el primer purasangre venezolano que haya sido registrado y el único ejemplar criollo de la producción de 1934. Al señor Jorge Coll Núñez le cabe el privilegio de imponer a los Stud Books internacionales, la descripción escrita y reseña de ejemplares en los Certificados de Exportación y debido a su iniciativa es que se llegaron a fundar las reuniones internacionales del Comité Internacional de Stud Books.

 

Aparte su inmejorable desempeño en la parte hípica, el señor Coll Núñez  desde muy joven fue aficionado al softball. Esa afición lo llevó a ingresar al equipo de soft ballLos Corsarios” y fue tanta esa misma afición que lo condujo a organizar la Federación de Soft Ball de Venezuela, llegando a convertirse en su Presidente. Posteriormente logró alcanzar la altísima distinción de ser el Secretario General del Comité Olímpico de Venezuela y nuestro representante en el exterior.

 

Nos recuerda una de sus múltiples anécdotas: “Comenzando como Director del Stud Book, el criador Enrique Lander no estaba conforme que yo fuera Director, alegando que no era hípico y no tenía por qué estar en tan alto cargo. Al cabo de seis meses vino a solicitar la información de uno de sus ejemplares y al ser satisfecha su petición pidió otras más, como haciéndome una prueba. Al cumplir todas sus peticiones con prontitud, quedó tan impresionado que terminó convirtiéndose en mi gran amigo”.

 

 

Ya finalizando nos dice que él considera la Biblioteca del Stud Book de Venezuela como su mayor logro en el hipismo, pero que el logro más grande de su vida es como nos dijo: “Haberme casado con Amalia, mi amiga de toda la vida”. El señor Jorge Coll Núñez fue jubilado en Diciembre de 1990 como Director del Stud Book de Venezuela y en el año 2005 la entrañable compañera de toda su vida, Amalia, partió en el viaje a  la eternidad

 

El 31 de diciembre de 2013, en horas de la mañana, dejó de existir este personaje fundamental del hipismo venezolano, y un venezolano ilustre, ejemplo de trabajo y rectitud, de esos que tanto hacen falta hoy en día.

 

Fuentes: publicado en La Hipódromo Digital

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 30 de enero de 2014

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados