Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

José Tomás Tollinchi

Por Lic. Luis González Hernández

 

Prosiguiendo con el segmento de entrevistas a importantes personalidades del Turf Guayanés, es el turno de presentar al Locutor, Pronosticador, Comentarista y Narrador. Ingeniero Metalúrgico de profesión e Hípico de Corazón, me estoy refiriendo al bolivarense José Tomás Tollinchi, a quien tuve el honor de conocerlo en el mes de Mayo del año 1983 en el Liceo Ernesto Sifontes en donde mi mamá fungía como Sub - Directora y la señorita Mildred Tollinchi, hermana de José Tomás era la Secretaria Adjunta y de confianza de mi madre.

 

 

El Autor en su Casa entrevistando al famoso Locutor Hípico

 

Nacido en Ciudad Bolívar el 10 de Septiembre del año 1955, el entrevistado en el año 1999 me tendió la mano y me dio la oportunidad de entrar al medio de la Radiodifusión a través de las ondas hertzianas y las frecuencias moduladas emanadas de un programa radial que él tenia en la Emisora Flash 93.1 FM de nombre Visión Hípica que se transmitía todos los sábados de 11:30 a.m. a 12:30 p.m. ¡Muy buenas tardes José Tomás!

 

Muy buenas tardes Luis, verdaderamente es un placer estar entrevistado por ti, me siento muy feliz de poder colaborar de una u otra manera con la hechura de éste libro de nombre: Raíces y Memorias de la Hípica Guayanesa, que pronto estará en la calle y sin duda alguna va ser todo un Éxito, no solamente para el Hípico como tal sino también para toda la colectividad, porque allí se van a reflejar muchas anécdotas de grandes e importantes personajes de la Hípica del Estado Bolívar.

 

Bueno, mis comienzos fueron como los comienzos de todo niño, comienzos llenos de ilusión, yo siempre he dicho cuando me preguntan ¿Desde cuando tú eres Hípico? siempre he mencionado que soy Hípico desde que estaba en el vientre de mi madre. Desde allí yo sentí ese amor, esa pasión por el Deporte Rey como lo es la Hípica y de verdad yo le agradezco de una manera muy especial a un tío de nombre: José Pascual Tollinchi Tollinchi (Q.E.P.D.), él fue la persona que de algún modo me fue poco a poco metiendo en este mundo maravilloso del Hipismo Nacional cuando yo tenia en ese entonces la temprana edad de 4 ó 5 años.

 

Con respecto al Hipódromo Angostura, yo tengo poca visión del hipódromo por que ese óvalo estuvo funcionando hasta principios de los 60’ y yo tenia 6 ó 7 años. Pero si puedo recordar anécdotas muy bonitas y agradables de ese hipódromo en cuanto era el espectáculo como tal por que nosotros (mi familia) vivíamos en Vista Hermosa y cuando abordábamos un autobús los días de carreras que eran los domingos al medio día, el autobús cuando pasaba por la Avenida 17 de Diciembre y en ese momento se estaban realizando o efectuando las carreras, por cierto debo decir que era en sentido a las agujas de reloj con barandas de maderas y prácticamente era una tradición cuando el chofer estacionaba el autobús a un lado de la vía y la gran mayoría de los pasajeros nos bajábamos y nos poníamos allí donde era prácticamente la última curva y disfrutábamos viendo el espectáculo de las carreras de caballos, es decir era algo muy bonito. Y después de pasar la carrera, entonces todo el mundo a subirse nuevamente al autobús y cada quien posteriormente se bajaba al llegar a su destino.

 

Bueno, luego cuando se inauguró el Hipódromo Municipal de Ciudad Bolívar, bajo la presidencia de Antonio José Grimaldi, pues también fue un bonito espectáculo yo también recuerdo muy bien y en esa época nosotros los Locutores de las emisoras comenzamos a transmitir a través de Radio Angostura 1.100 AM desde lo que llamaban el Módulo Angostura, era una torre de aproximadamente 8 ó 9 metros de altura donde nos subíamos y desde allí veíamos el espectáculo y narrábamos las carreras, en esa época estaba como Narrador Estrella el conocido Guillermo “El Zorrito” Vázquez (Q.E.P.D.), yo le agradezco mucho a “El Zorrito” por que él me inició en la parte de la Narración, luego comenzó una segunda etapa con el Hipódromo Municipal ya bajo la presidencia del Dr. Ángel Machín, la presidencia del Prof. Manuel González Seguías, Humberto Montiel (Padre) hasta que el Dr. Carmelo Nuccio Previtte tomó las riendas del hipódromo y recuerdo que cuando se disputó el I Gran Derby Guayanés Copa Aly Khan en el año 1991, ese año colocan las bases para una moderna tribuna que se iba a construir pero lamentablemente al final no se dio e incluso tengo entendido que el arquitecto que iba a diseñar esa tribuna era el mismo arquitecto que diseñó el Hipódromo de Valencia, pero los recursos financieros no se dieron y lamentablemente no se construyó la tribuna que sin duda alguna iba a ser un icono en arquitectura y funcionalidad en cuanto al modernismo de Hipódromos de Provincias. Ese año ganó el ejemplar Just Dreams el Gran Derby Guayanés en homenaje a Aly Khan, el siguiente año lo ganó Río Chamita.

 

Ahora Luis Arnaldo ese año 1991 fue un año que marcó muchos casos interesantes en mi vida Hípica, por que ese fue el año en que ganó el caballo Río Chamita el Clásico Internacional del Caribe en Puerto Rico y las anécdotas que tengo de ese clásico son realmente espectaculares, por que fuimos a ese evento quizás con un interés de ver correr al caballo y de repente no había esa ilusión de ganar por que el ejemplar no tenia un chance de primer orden y fíjate que se iba a enfrentar a los mejores equinos tresañeros de la cuenca caribeña entre esos animales se iba a plantarse a un buen caballo de nombre Vuelve Candy B que para muchos boricuas e hípicos de Puerto Rico era el mejor caballo nacido en muchísimo tiempo.

 

Pero había también un caballo Triplecoronado de Panamá llamado Charlie, que bueno cuando yo llegué al Hipódromo El Nuevo Comandante, todo el mundo decía que ese potro tresañero iba a ser el ganador y que iba a “Destrozar” a Vuelve Candy B, pero lo cierto que el guayanés Río Chamita ganó de punta a punta una bonita carrera y fue impresionante cuando bajamos al paddock y estuvimos en la arena del hipódromo borinqueño en San Juan de Canóvanas y entonan el Himno Nacional. Mira Luis eso fue maravilloso y a mí se me puso la piel de gallina por que la verdad que escuchar el Himno Nacional en tierras foráneas es una experiencia inolvidable, luego las autoridades de Puerto Rico, organizaron un evento en homenaje a los Propietarios y Delegación del ejemplar venezolano y allí tuve la oportunidad de colocar la narración que previamente había realizado del clásico y los boricuas quedaron entusiasmadísimos y me preguntaron ¿De donde yo venia? y les dije “vengo de la misma tierra de donde viene Aly Khan, Ciudad Bolívar, Estado Bolívar”. Cuando supieron eso me abrazaron, me felicitaron, me dijeron que tenia un gran futuro dentro de la narración hípica y me invitaron a que me quedara al otro día el día lunes para que Narrara otras competencias, pero lamentablemente no pude aceptar porque teníamos el itinerario estipulado para venirnos en horas de la mañana en el vuelo de Aeropostal vía San Juan - Maiquetía. De manera que no pudimos quedarnos, esa noche, yo llamé a mi mamá y le pregunté ¿Mamá que te pareció la Carrera? e incluso estábamos preocupados por que el papá de Carmelo Nuccio, Saro Nuccio y Graciela Nuccio lo habían operado recientemente a corazón abierto por que tenía un problema cardíaco y los hijos los habían llamado para que no viera la carrera por televisión, porque se podía emocionar muy fuerte y de repente podría presentarse un problema grave, pero el señor Giuseppe “Pepino” Nuccio no le paró a eso, él vio su carrera, se emocionó mucho al máximo y la verdad que fue un momento grandioso, mi mamá me decía por teléfono Cantv ¡Tomasito, aquí en Ciudad Bolívar hay caravanas por todos lados, se escuchan cornetas, se escuchan vítores, se escuchan aplausos y se ven caravanas muy grandes y largas que pasan por aquí en Vista Hermosa, aupando a Río Chamita, Campeón del Caribe!. Bueno, en fin fue algo muy emocionante ese hecho y la verdad que puedo decir que ha sido uno de mis momentos mas estelares dentro de la Hípica venezolana y la Hípica Internacional.

 

Vale la pena destacar que en ese viaje fuimos un grupo numeroso de personas de aquí Ciudad Bolívar para aupar al caballo Río Chamita, entre ellos estaba desde luego su Propietario Saro Nuccio Previtte y su esposa Lina Giordano de Nuccio; Pedro Rafael García Rodríguez y su esposa María Mercedes Pereira de García; igualmente el Dr. Ángel Machín y su esposa María José Acosta de Machín; estaba también el señor Francisco Meo Micali y esposa; también el señor Avelino San Martín de la empresa Inmeca con su señora y sus hijos; en fin fue una experiencia inolvidable la que se vivió en el Clásico Internacional del Caribe del año 1991, lamentablemente dos días después del triunfo, se conoció el fallo de que los ejemplares venezolanos (Río Chamita y la yegua Landrea) habían sido descalificados por que salieron o dieron positivos en los exámenes de Butazolidina y Lásix. De tal manera que fue un sueño que vivimos en Puerto Rico en esos días, yo escribí dos páginas en el Diario El Bolivarense que para ese entonces yo estaba trabajando para ese diario y escribí una apología de todo lo que fue mi viaje a Puerto Rico con mi familia y todo lo que viví, y al final de esa apología escribí “Nos despojaron del Título”, pero no pueden quitarnos jamás la emoción y la rica experiencia que tuvimos el placer de vivir en el Hipódromo de Puerto Rico con el triunfo de Río Chamita.

 

El siguiente año de 1992 que fue el de los Golpes de Estado, tú Luis Arnaldo que tienes una memoria nítida e increíble te debes acordar que se suspendieron las Garantías Constitucionales, yo había preparado un Tour por que habían demasiadas personas que quedaron con el ánimo ó con la ilusión de viajar a Puerto Rico y entonces yo había preparado uno con varios amigos y me había ido muy bien, por que tenia a varias personas inscritas y la verdad es que la gente estaba muy entusiasmada, pero lamentablemente con la cuestión del Golpe de Estado se suspendieron las Garantías Constitucionales y entonces derivaron muchos problemas, vinieron los Toques de Queda, la Prohibición del Libre Transito por el territorio nacional, solo aquellas personas que tenían Salvo Conducto podían hacerlo y a la gente les dio mucho miedo y entonces yo desistí del viaje, le comenté a mí esposa Lida ¡Bueno mi amor lamentablemente no voy a poder ir a Puerto Rico como era mi deseo! y recuerdo que ella me dijo ¡No mi amor, usted si va para ese viaje!, ¡Usted va para ese viaje sea como sea, usted me hace el favor se me acomoda, empaque toda la ropa que quiera llevar pero si va para ese viaje! 

 

Entonces me fui solo de aquí Ciudad Bolívar y en Maiquetía me conseguí a Julio Rafael Chacín, que como tu sabes Luis, él fue un gran amante del espectáculo del Caribe e incluso iba a escribir un Libro del Clásico Internacional del Caribe, y la verdad es que lamento mucho que se haya ido de este mundo, falleció victima de una penosa enfermedad en el año 2005 y lastimosamente no pudo concretar ese sueño maravilloso de escribir un libro con todos los detalles y por menores de todos los Clásicos Internacionales del Caribe hasta el día de hoy. Por que si había una persona y te lo digo con propiedad Luis Arnaldo, si había una persona que conocía a fondo todo el historial y anécdotas del Clásico Internacional del Caribe era Julio Rafael Chacín alias “El Galán de Maiquetía”. Él me enseñó en una oportunidad parte de lo que él había escrito, de las fotografías y los reportajes que tenía. Lastimosamente se consiguió con un representante de una editorial que le prometió ayudarle y a la larga no se dio y lamentablemente se fue sin concretar ese sueño de tener su libro sobre el Clásico Internacional del Caribe.

 

Lo cierto que ese año fuimos, Julio Rafael Chacín y yo a Puerto Rico donde el caballo Triplecoronado Catire Bello era el representante venezolano al igual que el caballo Veterano, flamante ganador del Gran Premio Clásico Simón Bolívar en nuestro país. Catire Bello en la partida tuvo muchos problemas e incluso partió retrasado con un fuerte “Pillón”, sin embargo el desaparecido Douglas Valiente lo recuperó y lo puso rápidamente en carrera, pero el gasto de energía y velocidad al comienzo de la carrera hizo que perdiera un poco de fuelle al final perdiendo a tan solo 2 cuerpos del ganador Leonardo, un excepcional potro tresañero triplecoronado en el Hipódromo Presidente Remón de Panamá que fue conducido y ganado de punta a punta por el campeón Cornelio Velásquez.

 

Hay una anécdota muy especial que yo siempre la cuento y la relato entre mis amistades y es que una vez que se corrió el Clásico, cuando nosotros salimos en un autobús rumbo al Hotel San Juan, allí era donde estaba hospedado Aly Khan” y durante todo el camino yo conversaba con la señora Ingrid Deupatrocinio de Decán, conversábamos muchas cosas, comentábamos de la familia, de los amigos, etc, etc. Cuando llegamos al Hotel San Juan en el lobby del hotel nos pusimos a compartir con el señor Roger Decán, hermano de Virgílio Decán, la hermana de Roger y Virgílio que también estaba allí en el grupo, estuvimos allí como un promedio de 2 horas y media aproximadamente como a las 10 de la noche llaman al Dr. Decán para entrar a un pequeño restaurant de comida italiana, por que resulta que en el frente del lobby del hotel hay varios restaurantes de diferentes estilos en cuanto a gastronomía se refiere, entre ellos un restaurant de comida árabe, uno italiano, uno de comida japonesa etc, etc. Bueno, llegamos y nos sentamos, el Príncipe Aly Khan lidera la mesa y al lado del Príncipe hay una puerta que da hacia otro sector que es también del mismo restaurant. En eso viene el Mesonero que va a entregar una pasta que no nos la iba a entregar a uno de nosotros sino iba a ser entregada a otra mesa que estaba ubicada al lado, y resulta que al mesonero se le ha resbalado, le ha tumbado y echado todo el Espaguetis al Principe en el traje, pero lo mas llamativo de todo es que Aly Khan sin ponerse bravo, sin mostrar signos de violencia inmediatamente se quitó el paltó y el mesonero estando demasiado apenado le ofrece disculpas y le dice ¡Disculpe Dr. Decán, estoy muy apenado lo que pasó fue que me resbalé!, el Doctor Decán se pone de pie, se quita el paltó y se lo entregó al mesonero, y lo más impresionante del caso es que, nosotros no habíamos terminado de comer cuando el mesonero le estaba entregando el paltó completamente lavado al seco, paltó que minutos antes le había sido derramado el spaguetti con salsa boloñesa, queso parmesano rayado y otros ingredientes, y lo que más nos llamó la atención fue la actitud pasiva, tranquila, equilibrado, educado, la compostura y caballerosidad que asumió Aly Khan con el mesonero, por que cualquier otro se molesta, se exalta, se desespera e insulta al mesonero por el problema suscitado, pero el Dr. Decán como todo un caballero se comportó a la altura.

 

Lamentablemente ese año no pudimos ganar el Clásico del Caribe y te puedo decir que tanto el año 1991 como 1992 fueron dos años que marcaron para mí muchas cosas bonitas ¿Porque digo esto Luis? por que en el año 1992 recuerdo que recibí una llamada telefónica desde Caracas de parte de Julio Rafael Chacín en donde me dice ¡Mira Tollinchi aquí en Caracas hay un programa hípico en Radio 1 que lo lidera Alexander Freites Pulido y él está necesitando un narrador que sea buen narrador valga la redundancia, que tenga buena voz y yo me acordé de ti vale! y yo le dije ”Bueno Julio lo que pasa es que tú sabes yo tengo otro programa hípico de radio estoy aquí en Ciudad Bolívar”. ¡No, no pero de todas maneras Freites Pulido te va a llamar!, me dijo Chacín. Y bueno, lo cierto es que efectivamente me llamó y firmé contrato con ellos, yo narraba sábados y domingos a través de Radio 1, estaban allí Omar García Rodríguez (financista del proyecto, hermano de los guayaneses Pedro, Raimundo, Migdália y Simeón García Rodríguez), recuerdo que narré al lado de Eduardo Peña, de Jorge Pignoloni Palacios y su hermano Erick Ricardo Pignoloni Palacios, pero quizás la gran figura la cual yo me sentí muy alagado y complacido de haber narrado a su lado fue con el Señor Blas Federico Jiménez. Blas Federico Jiménez entró al Circuito de Radio 1 quizás cuando yo tenia 4 ó 5 meses laborando allí, por que él se separó del Circuito Radial Continente donde estaba con Aly Khan, tú Luis Arnaldo sabes que Blas Federico Jiménez y el propio Aly Khan tuvieron mucho años unidos, esas eran las dos voces que identificaban a la narración hípica en Venezuela y lamenté mucho de algún modo que halle existido esa separación, pero da la coincidencia de que Blas Federico Jiménez estaba en su fase final como narrador, cae en el Circuito de Radio 1 y la verdad es que compartimos momentos de trabajos muy agradables y bonitos, un caballero también en todo el sentido de la palabra. Blas Federico Jiménez, como tu bien sabes es Economista y fue un momento para mí Luis, te digo un momento espectacular por que marcó parte de lo que fue José Tomas Tollinchi a partir de ése momento espectacular, fue una bonita experiencia, yo viajaba los sábados al medio día en el vuelo de Avensa el vuelo llegaba a Ciudad Bolívar, salía a Canaima de Canaima regresaba a Ciudad Bolívar y allí era donde yo abordaba el avión, llegaba a Maiquetía a golpe de 2 de la tarde, esa era la ruta que tenia la línea aérea Avensa. Lo cierto era que yo me iba en ese vuelo y llegaba a La Rinconada a golpe de 3 de la tarde y narraba las 4 ó 5 carreras finales del programa sabatino. De allí nos íbamos con el grupo de colegas narradores y productores radiales a compartir y tal, pero al día siguiente yo narraba las primeras carreras hasta la 1ª Valida del juego del 5 y 6. Entonces yo tenia un señor que me hacia el transporte en ese entonces yo me alojaba en el Hotel Coliseo, él me llevaba a La Rinconada y al terminar de narrar las carreras No Validas, el señor me estaba esperando en su carro en la Tribuna B a eso de las 3 de la tarde e inmediatamente agarrábamos la ruta, afortunadamente los sábados y domingos bajando no hay colas de carros, las colas siempre son subiendo y llegábamos a Maiquetía a golpe de 3:40 pm. Inmediatamente sacaba mí boleto y a las 4:05 pm abordaba el avión Servivensa y ese avión sí hacia escala en Maturín y llegaba a Ciudad Bolívar a golpe de 6:30 a 7:00 pm. Para resumirte te puedo decir que estuve casi un año y fue un trabajo muy agotador, demasiado agotador por yo siempre he dicho que lo que más agota a una persona es la espera. Por ejemplo en un aeropuerto, un terminal de pasajeros, etc. Eso agota mucho a la persona, pero fue una experiencia hermosísima, bellísima, compartí con labores con personajes como Blas Federico, Eduardo Peña, que por cierto fue un gran narrador, la señora Gloria Moronta, quien permanentemente era invitada al programa radial, por que los domingos en la mañana teníamos en el mismo circuito de la emisora, teníamos un Programa de Pronósticos que lo hacíamos desde diferentes restaurantes del este de Caracas e incluso llegamos hacerlo desde La Rinconada los días domingos bien temprano y allí compartíamos con Gloria Moronta, con José Ángel “Buchito” Sánchez, quien estaba en su fase final, a quien también le agradezco mucho, su muerte me causó una impresión muy triste de verdad por que fue un hombre que luchó y siempre fue el “Embajador del Hipísmo de Provincias”, el hombre que más apoyó al Hipismo de Provincia, y a él le encantaba venir a Ciudad Bolívar. Así que yo lamento mucho la muerte de Jesús Ángel “Buchito” Sánchez, por cierto nosotros el 12 de Octubre del 2000 le realizamos aquí en el Hipódromo Municipal, luego de su muerte un homenaje muy bonito y muy sentido donde vinieron varios colegas de Caracas entre ellos: Erick Pignoloni Palacios, Fred Desiderio Carvajal, Léster Rivas, Roberto Lovera, José Gregorio Guerrero Bogarin, Julio Rafael Chacin, tú persona y la mía. Luego tuve que venirme y desistir de ése trabajo por que era un trabajo muy agotador, los vuelos llegaban muy retrasados 11 ó 12 de la noche a Ciudad Bolívar, pero fue una experiencia como te dije hermosa la cual no me arrepiento y lamentablemente en la etapa final ó finales de la década de los ‘90. Luis Arnaldo, te digo que empezó el declive, empezaron las pugnas en el Hipismo Guayanés, la política empezó a surtir efecto en el medio hípico y desde que comenzaron a operar las famosas oficinas, las bancas suizas, las peñas hípicas clandestinas, en ese momento dejó de ser un hipismo de esencia que uno vivía en donde uno hacia una inversión por un caballo o yegua y a ti no te importaba el premio, a ti lo que te importaba era la satisfacción de ir a agarrar de las bridas a tu ejemplar después de haber ganado una carrera, que el público te viera, te aplaudiera y tu feliz, alegre y animado, eso era lo que valía y predominaba antes. Hoy día lamentablemente el hipismo ha cambiado mucho y está en estos momentos atravesando una época súper difícil a pesar de los montos del 5 y 6 y los montos mil millonarios que todas las semanas recauda el I.N.H. pero lamentablemente pues allí hay un desfase y una situación poco clara con las finanzas del hipódromo, fíjate que algunas veces son los propietarios los que tienen que reparar el mal estado de la pista, tienen que buscar los vigilantes para que se encarguen con la seguridad del hipódromo, todos los ejemplares que han sido dañado físicamente ó envenenados, es decir se está viviendo un momento muy crítico en el Hipismo Nacional. A mi me da dolor ver como están la Tribunas A y C, las estructuras físicas de esas dos Tribunas que en estos momentos se encuentran destartaladas, sin sillas ó asientos, suciedad por todos lados, los baños no sirven y el peligro inminente que corres y tu Luis sabes muy bien que hasta asesinatos en las tribunas ha habido en La Rinconada, que en su momento desde la Inauguración hasta a finales de la década de los 80´ llegó a ser considerado como el tercer hipódromo mas bello de América después de Belmont Park y San Isidro y uno de los más bellos del mundo con una arquitectura e infraestructura espectacular y una jardinería verdaderamente impresionante. Realmente eso es lo que te puedo manifestar lo que es la Hípica de hoy, muy distante a kilómetros de distancia de lo que fue la época que yo viví esa época de oro en donde competían ejemplares de la talla de Torrejón, de Auroreño de El Isiro, de El Policía, de Motatán, de Turi Junior, de Radiodifusor, de Iraquí, de Mantle de Aragonero, de Catire Bello, y más atrás cuando corrían los ejemplares importados como Trovador, Sentenciado, Royal Tour, El Tamarindo, El Tamao, caballos que realmente hicieron historia en el Hipismo Nacional.

 

 

El Autor en su Casa entrevistando al famoso Locutor Hípico

 

Una pregunta José Tomás, por favor háblanos de la yegua zaina Segula C. En una oportunidad hace muchos años si mal no recuerdo que fue en la temporada de 1986, cuando me comentaste una anécdota que tuviste con ésa yegua hija de Kentucky Pioneer en Swap Pudding, nieta de Swaps, cuando tú trabajabas ó laborabas en la Emisora Radio Fantasía en el Municipio Independencia del Estado Anzoátegui, específicamente en el poblado de Soledad y me hablaste algo de Segula C, explícales ó relátales a los Hípicos del Estado Bolívar esa vivencia que tú tuviste con esa yegua importada en vientre y “Triplecoronada” del Hipismo venezolano?

 

Para mí Segula C, sin caer en pasión y sin caer en una emoción fuera de Límite, para mí ha sido la Mejor Yegua Purasangre que yo he visto correr en Venezuela. Mucha gente se pregunta ¿pero Tollinchi, donde dejas a la inolvidable catirita Blondy, a Gelinotte, a Tropic Ana, Azucarada, Lavandera y a Trinycarol?, yo no se; pero para mí Segula C fue algo muy especial ya que yo me enamoré perdidamente de esa yegua, recuerdo que debutó un Sábado 3 de Marzo de 1973 en 800 metros con el jinete José Ramón Castro y llegó segunda de la tordilla Agua Linda (madre de Benidorm y Stillwater) y luego se la asignan a el “Negro” Juan Eduardo Cruz, esta pupila de Ladislao Petrash (Padre de Vilma Petrash, famosa Politóloga y Profesora de la Universidad Católica Andrés Bello) y con éste jinete comienza una campaña maravillosa y extraordinaria como potranca dosañera ganando la Copa Edgar Ganteaume y el Clásico Ciudad de Caracas donde agenció 74”4 para 1200 metros y luego gana la Polla de Potrancas Acrica, coronando su campaña como dosañera con un sensacional segundo lugar a medio cuerpo de Paldillar en los 1400 metros del Clásico Comparación tomando en cuenta que sorteó una serie de inconvenientes que le impidieron accionar más temprano. Todo esto fue más que suficiente para obtener el campeonato como la Mejor Dosañera de 1973. Tras leve paro, reaparece en el Clásico Francisco de Miranda, donde cae derrotada por el excepcional Gran Tiro, y vuelve a su lote donde triunfa cómodamente en la Copa Celestino Martínez, para que después es derrotada sorpresivamente por la rendidora Rastreadora (madre de Popuerazo) por solo cabeza en la Copa Carlos Márquez Mármol, luego tras una atropellada demoledora triunfa en el Clásico Hipódromo La Rinconada primero de la llamada “Triple Corona de Yeguas” donde agenció 99”2 para la milla y luego continuó su racha triunfal al ganar fácilmente la Copa Ramón Rotundo Mendoza. Participó tres veces contra los Importados dejando saldo de un triunfo sobre la argentina Cabecera y dos segundos lugares, todas en lotes ó carreras comunes, para luego enfrentarse a las criollas maduras en la Copa Fernando Mitayne, prueba esta donde obtiene un tercer lugar detrás de la millonaria Tessa. Su propietario el portugués Claudio Fraga se dio a la aventura de inscribirla en el Clásico José Antonio Páez primero de la Triple Corona Nacional, pero la nieta de Swaps inexplicablemente fracasa al llegar décima de Garzón (Pasquin en Sweet Flora) conducido por Ángel Francisco Parra Molero y entrenador por Arturo Muñoz Candía. Pero Luis Arnaldo mas bien parece que ésa derrota le sirvió de inspiración, ya que comenzó una racha de triunfos de leyenda, comenzando por los dos últimos pasos de la triada de yeguas criollas el Prensa Hípica Nacional y el Clásico Joaquín Crespo los dos al reverendo galope para así “Triplecoronarse  para luego tomar desquite de los machos criollos tresañeros en varias oportunidades sobre todo en el Clásico República de Venezuela, tercero de la Triple Corona en 2400 metros ganándole a Inteligente y a Rosetón en el año 1974, y luego volvió a ganarle a los machos maduros en el Clásico Fuerzas Armadas de Cooperación y el Clásico Cavepro ambos en 2000 metros, realmente fue una yegua maravillosa de gran estirpe como tu terminas de decir era una importada en vientre por el Haras Tamanaco hija de Kentucky Pioneer en Swap Pudding por Swaps del Stud Los Cambeiro de un señor lusitano y lamenté mucho la muerte de ésta yegua debido a una Anemia Infecciosa, y lúgubremente debieron sacrificarla el 7 de Diciembre de 1974. Recuerdo claramente cuando perdió su última carrera con la yegua Soroa y en esa competencia se vio claramente que ya no tenia la calidad que siempre mostró en la pista, desde luego la enfermedad estaba minando su organismo y se perdió una gran yegua no solo para el espectáculo sino también para la cría, un vientre de primera línea y para mí te lo repito ha sido una de las mejores por no decir la Mejor Yegua Purasangre de Carreras nacida en Venezuela. Culminó su campaña de 26 actuaciones con 16 primeros, 6 segundos, un tercero y 3 fuera de pizarra, para un total en metálico de Bs. 1.490.170 cifra que le permitió liderar por un buen tiempo la Estadística de Ejemplares Mayores Productores de Dinero en Venezuela. Curiosamente ésta Segula C, fue nieta de dos grandes colosos que fueron enemigos a muerte durante sus campañas pistera en la hípica norteamericana: Nashua y Swaps. Alguna persona me preguntaran ¿José Tomás, cuáles otras yeguas buenas has visto correr? Tú Luis Arnaldo como buen hípico guayanés debes recordar a la yegua Tessa (Tradewood en Grande Etoile por Ozbeg) del Stud Chivacoa que fue una corredora extraordinaria, otra yegua muy buena fue Tan Bonita (Burgeon en Bring Your Own nieta de Stevward) del Stud Saltron que también se ganó a los machos en el Clásico Presidente de la República en 2400 metros el Jueves 19 de Abril de 1986 conducida por Douglas Valiente; Climalba (Climatic en Albur) que ganó el Clásico Simón Bolívar de 1991 con nuestro amigo en común José Leonardo Verenzuela Gómez, y otras tantas yeguas que han venido desfilando por La Rinconada y por supuesto la última de esta generación que ha dado su gran pase a la Inmortalidad es la yegua Bambera (Water Poet en la yegua Bella Fabiana nieta de Le Voyaguer y tataranieta de nada menos y nada más que de los Triplecoronados Seattle Slew y Affirmed), que quizás opacada por su gris actuación en los EE.UU. pero fue una yegua muy buena e incluso también derrotó a los machos en el Clásico República Bolivariana de Venezuela en 2400 metros por más de 10 cuerpos sobre su archirrival Harriman y ganadora del Clásico Internacional del Caribe del año 2009 y eso nos da o demuestra a nosotros la inmensa capacidad locomotiva que tenia esta yegua y esas son palabras mayores y creo que ha sido una de las mejores Yeguas del Turf venezolano.

 

¿José Tomás, por favor háblanos ahora del Negro” Juan Eduardo Cruz, existe una anécdota muy sentimental, bonita e interesante que en el año 1984 me contaste?

 

Mira Luis, la anécdota del “Negro” Cruz, fue cuando yo visité La Rinconada por primera vez, yo tenia 13 años en ese entonces y fui con mi mamá (Q.E.P.D.), cuando íbamos a entrar a la Tribuna A, el portero le dice a mi mamá “Señora, el niño no puede entrar” ¿Por qué? Le pregunta ella ¡Por que en este Hipódromo solo se permite la entrada a los mayores de 14 años! Ella ya le había mostrado la Cedula de Identidad, eso fue para mi un momento de frustración muy grande por que la verdad que hacer un viaje muy largo desde Ciudad Bolívar hasta Caracas con la ilusión de ir a conocer La Rinconada por primera vez, yo cuando vi las Tribunas de lejos, las piernas me temblaban y me iba a caer de la emoción y del impacto por que por primera vez lo que yo tanto leía en las Revistas La Fusta, y veía en la televisión, por que déjame decirte que la revista por la cual me levanté como Hípico fue con La Fusta (Pionera del Hipismo en Venezuela), después fue con la Gaceta Hípica, pero La Fusta me parecía que tenia un tipo de letra que la identificaba más con el Hipismo. Y después que el portero no me deja pasar a mi se me salieron las lagrimas y el señor portero viendo aquella escena tan conmovedora, le dice a mi mamá “Mire señora, por que usted no se va hacia la altura de la última curva y allá hay unos vigilantes y dígales que usted y su hijo vienen de Ciudad Bolívar y quieren ver por primera vez un hipódromo y que el niño quiere ver por lo menos una carrera”. Bueno mi mamá me llevó caminando hacia la altura de la última curva, que era la Tribuna A y consigue un Vigilante y le dice: “Buenas tardes señor, mi hijo y yo vinimos de Ciudad Bolívar, él es hípico y es un muchachito que le gustan mucho las carreras de caballos y por primera vez viene a La Rinconada y en la puerta principal no lo dejaron entrar por que no tiene la edad reglamentaria ó requerida de acuerdo a la Ley. Entonces el señor le dice a mi mamá lo siguiente “Señora, lo que puedo hacer es que al momento de la carrera usted me lo va a dejar un momentito y cuando se de la partida de la carrera lo voy a ayudar a llevar rápido hasta la baranda para que él pueda ver la carrera. Efectivamente, cuando el vigilante escuchó por los parlantes que se iba a dar la partida, le dijo a mi mamá “Señora, deme el muchachito” y entonces me agarró y me llevó. Vi la carrera pero no me preguntes Luis el nombre del ejemplar que ganó, pero el jinete ganador fue Juan Eduardo Cruz; y desde ése momento yo empecé a sentir como una especie de simpatía, magnetismo y atracción en el sentido de sus montas y estilo. Yo sellaba todos los sábados y ligaba todas sus montas y desde luego el día en que muere Juan Eduardo Cruz en el mes de Mayo de 1975, él estuvo una semana en agonía luego de la rodada del caballo Karai entrenado por Arturo Muñoz Candía, y como son las cosas del destino, fíjate que él ya había terminado de ejercitar a los ejemplares en una mañana de traqueos y se estaba dirigiendo caminando hacia su automóvil cuando él escucha por los parlantes que es requerido y solicitado por el entrenador Arturo Muñoz Candía y él se regresa, se viste de nuevo colocándose su ropa de trabajo, conversa unas palabras con el chileno entrenador, se sube sobre el lomo del caballo Karai, el ejemplar se arranca y con la mala suerte que lo derriba cayendo sobre la Base del Bending que marca los 1000 metros, fíjate que él siempre usaba su casco de protección como buen profesional pero fue tan fuerte el golpe e impacto que se le partió el casco, sufrió una hemorragia con fractura del cráneo y tallo cerebral, estando una semana en el Centro Médico San Bernardino y lamentablemente muere. Cuando él fallece yo preparo un Programa Especial en el Canal Hípico 1380 de la Emisora Radio Fantasía e hice una apología ó resumen historial de todos los éxitos que había tenido el “Negro” Juan Eduardo Cruz con sus grandes campañas, sus mejores estadísticas y sus mejores y grandes ejemplares que por supuesto se me salieron las lagrimas en ese momento, por que recuerdo que al “Negro” Cruz antes de enterrarlo sus compañeros Jinetes y Entrenadores lo llevaban en hombros desde la Última Curva hasta el Disco de Llegada, y creo que ha sido el único que ha tenido ese halago de ser llevado en hombros hasta la meta. Y cuando yo hago ese especial de Juan Eduardo Cruz con algunos Clásicos que él ganó y recuerdo que cuando yo iba a pasar el Puente Angostura y el muchacho que trabajaba en el peaje me dijo: “Señor Tollinchi, usted me hizo llorar con ese especial que le hizo por la radio a Juan Eduardo Cruz, que bonito lo felicito de verdad, por que todos los compañeros que trabajamos en el peaje del Puente Angostura lloramos con ese relato que se sintió que usted era un admirador de Juan Eduardo Cruz. Y efectivamente Luis Arnaldo, yo admiraba mucho al “Negro” Cruz y su muerte para mí fue muy dramática y dolorosa, todavía la recuerdo por que Jinetes como “El Trueno de Antofagasta” Juan Eduardo Cruz y su hermano mayor Carlos Cruz, Balsamino Moreira, Carlos Pérez, Raúl Bustamante, el “Maestro” Juan Araya, Amador Varela, Laffit Pincay (Padre), el ecuatoriano Walter Carrión y Milton Barra, esa época de esos jinetes que mencioné no se consigue actualmente. Fueron 10173 actuaciones publicas que tuvo Juan Eduardo Cruz para 1655 triunfos, 1488 segundos, 1314 terceros con una efectividad de 6.15, Ganó la estadística del año 1955 (El Paraíso) con 53 carreras, 1961 (La Rinconada) con 106 Carreras y 1967 (La Rinconada) con 105 carreras siendo ésta última igualada ó empatada con el venezolano Gustavo Avila. Clásicos ganados en Venezuela: 58 en total (Nunca pudo ganar el Gran Premio Clásico Simón Bolívar). Su última victoria fue con el ejemplar Trenzado en una 4ª Valida (Trofeo Susana Duijm) el domingo 4 de Mayo de 1975 entrenado por Raúl Salazar para el Stud Gloria Nancy, cerró el entrevistado.

 

 

Última foto que se le tomó en vida a “El Negro” Juan Eduardo Cruz, hora exacta: 8:02 a.m. tres minutos antes de tener el fatídico accidente en el que perdió la vida chocando contra la Base del Bending de los 1000 metros, aquí lo observamos cuando recibía las instrucciones de parte del entrenador chileno Arturo Muñoz Candía, antes de ser derribado del caballo Karai. Sábado 10 de Mayo 1975.

 

 

Ceremonia Post Mortem realizada en el Paddock Descubierto y Pista de La Rinconada al Campeón Juan E. Cruz, Domingo 17 de Mayo 1975.

 

 

El Autor del presente trabajo con el Ing. José Tomás Tollinchi

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 30 de mayo de 2013

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados