Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Juan Díaz Cabrera

Por Juan Macedo

 

Don Juan Díaz Cabrera fue un recordado personaje hípico que hizo méritos por su ardua labor a favor del hipismo venezolano, ya que se distinguió por ser el primer herrero en la época del Hipódromo de Sabana Grande, extendiendo su labor hasta el extinto Coso hípico de El Paraíso, donde destacó como excelente profesional en su oficio. Un hombre modesto y sencillo, humilde de condición pero grande de corazón. Nació el 24 de junio el año 1879, desde muy niño se dio a la tarea de herrar caballos de carrera y se inició como encasquillador en el viejo Hipódromo de Sabana Grande. Su maestro fue Giuseppe Pedemonte, Al primer ejemplar que le colocó herraduras fue a un media sangre de nombre Diavolo allá por el año de 1894. Por cierto que en ese entonces había que encasquillar los ejemplares fuera del hipódromo, pues no existían caballerizas en él.

 

 

Tuvo más de 60 años como Herrero o Encasquillador de ejemplares de carrera; bueno, en ese entonces se le llamaba ejemplares de carreras a los media sangres y a los que no tenían ni siquiera algo de pura sangre, pues el hipismo estaba en pañales y para llenar las carreras hasta los caballos de los coches había que incluirlos en los programas.

 

Don Juan Díaz consideró que entre los caballos que encasquilló para ese entonces consideró como los mejores a Bombary y Crillón. De estos últimos años a Tapatapa y al gran inglés Hypocrite. Alazanes, zainos, castaños y tordillos, temporada tras temporada, han pasado por las expertas manos de Don Juan.

 

Otro de los cargos que ocupó Don Juan Díaz fue el de Adjunto de Juez de Salida. Durante el año 1911 hasta 1935, ocupó dicho cargo. Fue adjunto de Diego Hernández, Jaime Todd, Enrique Lander y Mr. Shuman, este último fue Juez de Salida en Trinidad y Tobago.

 

Fue propietario pero con mala suerte, pues el primer ejemplar que compró fue una yegua que se llamaba La Central, que durante su campaña nunca llegó a figurar en el marcador. Luego adquirió a La Jirasta de manos del Sr. Nicolás de las Casas y este solo pudo lograr un tercero con la monta de Luis Monasterios. Total que nunca tuvo suerte para los caballos de carreras.

 

El 16 de agosto de 1953 se corrió la primera Copa Juan Díaz en honor a su larga, profílica y honrada trayectoria dentro del hipismo. El veterano y humilde herrero esperó el momento de la carrera para hacer entrega del trofeo al Sr. Mauricio Saías, propietario del caballo Amaro y aprovechó para obsequiarle un prendedor de oro al jinete Juan Fernando Vidal, quien condujo al ganador.

 

 

 

Fue el 06 de noviembre de 1964 cuando falleció Don Juan Díaz Cabrera, un hípico constante que bien merece esta breve biografía por su dedicación y aprecio hacia nuestra hípica, enmarcada en dignidad y honradez acrisolada. Sin duda uno de los grandes hombres de nuestro hipismo, ejemplo de generaciones.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Sr. Roque Yoris S.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 31 de marzo de 2011

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados