Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Manuel Tello Berrizbeitia

Por Juan Macedo

 

Un verdadero nacionalista de la Cría, con una amplia trayectoria y positiva experiencia demostrada con la calidad de sus productos que le han dado un lugar respetado en el hipismo Nacional, ese es Don Manuel Tello Berrizbeitia que nació en la Ciudad de Caracas el 13 le julio de 1909. Hombre brillante, de estudios, que logró el título de Bachiller en Filosofía en la Universidad Central de Venezuela, su ambición por crecer intelectualmente le obliga residir en Paris, Francia, donde obtiene el Título de Ingeniero Civil de Minas y más tarde el de Geólogo, ya en 1933 obtiene la revalida de Ingeniero de Minas en la Universidad Central de Venezuela.

 

Casado con Margarita Kochen, su actividad hípica comienza en 1951 como Propietario con la potranca Diablita de campaña discreta. Posteriormente en unión con el Sr. Guillermo Basalo Rodríguez y el Dr. Gonzalo Quintero Muro creo el Stud Longchamps con los ejemplares Estruendo y Polita (ganadora del Clásico Hipódromo Nacional). Como Criador, en sociedad con Manuel Fonseca Arroyal, destacando con ejemplares como As De Oro y Florentino. Durante el periodo 1953-54 ejerció el cargo de Vicepresidente del Hipó­dromo Nacional.

 

A raíz de la disolu­ción de la sociedad que tenía con Don Manuel Fonseca, por la venta que hi­cieron en 1957 del Rancho Fonseca, comenzó a buscar un sitio adecuado para un haras. En 1959, compró la Finca San Marcos en las fértiles tierras de Bejuma, Estado Carabobo, que gozaba de un cli­ma fresco y agradable, con una altitud de 690 metros sobre el nivel del mar, circundado por unas co­linas que forman la Fila de Aguirre y así co­mienza la leyenda del Haras Longchamps.

 

El padrillo estrella del haras inicialmente fue el argentino Regalón (que se trajo como parte del Rancho Fonseca). Su primer gran corredor fue Polizón, cuya calidad fue demostrada en la pista y también en la cría, ya que con el pasar del tiempo relevó del puesto de su padre. Por cierto, Don Manuel decidió enviar un pequeño grupo de yeguas a Norteamérica preñadas, cuyos productos nacieron en tierras del Tio Sam. Uno de ellos, registrado con el nombre de Far Polizon, efectivamente fue un muy buen ganador en los Estados Unidos, totalizando 10 primeros en campaña de 51 actuaciones durante 3 temporadas (desde el '69 hasta el '71). En premios, produjo casi 34 mil dólares, buena cantidad en aquella época para un caballo no clásico

 

Otros grandes corredores nacidos en el criadero de Don Manuel fueron La Guacha, El Peñón, Poligreat, Big Time, Buen Amigo, Don Polo, Poligas, Bombom, Regañón, Garzón, Guachafitoso, Delnú, Mucurubay, Naar, Poliche, Estela Rosa, Ugalina, Peña De Oro, Candilón, Pepe Vaquero, La Serena, Curruca, Indio Borracho, Bíndula, Post Guerra, Zorro Agachao, Dato, Pola Linda, Doña Flora, Yorpol, Andante, Petirrojo, entre los más destacados, además de una infinita serie de ganadores.

 

En el año 1987, el Dr. Manuel Tello decide vender las tierras del Haras Longchamps al Sr. Luis Alfredo Rincón (quien establece el Haras Luisiana que actualmente gerencia su viuda Holly de Rincón) pero se queda con algunas yeguas preñadas que pensiona en el Haras Los Aguacates. Allí nace su último gran corredor, el doblecoronado Polche, hijo de Poliche y nieto de Polizón, que defendió los clásicos colores azules con franja amarilla, significando este su retiro triunfal del mundo hípico.

 

Tras una larga enfermedad, Don Manuel Tello Berrizbeitia falleció en la ciudad que lo vio nacer, Caracas, el 14 de septiembre de 1999 y el hipismo lo recordará como un hombre valioso, como una persona que dejó una huella indeleble en una actividad que merece más hombres como él.

 

Fuentes: Sr. Jaime Casas, Sr. Juan Andrés Rodríguez, Revista Gaceta Hípica.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 29 de Abril de 2010

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados