Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Moisés Mérida

Por Trino Pulido

 

Unos de los personajes mas carismáticos y pintorescos de la hípica de Guayana es sin duda alguna Don José Moisés Mérida Acero, hombre poseedor de grandes cualidades, honesto, humilde y de gran calidad humana, nacido el 10 de Diciembre de el año 1946, padre de tres hijos: Loysi, Carlos y Ninoska.

 

 

Fue uno de los principales protagonistas y pionero en la hípica bolivarense, siendo propietario de uno de los colores más populares, la famosa chaquetilla amarilla con una Cruz de Caravaca en el pecho y espalda, del Stud Los Socios formado con los señores Luis Silva y Roberto Martín.

 

Sus inicios en el hipismo como propietario data desde los años 60, en 1963 para ser más exacto, hasta el año 1965 en el viejo Hipódromo de Angostura, ese mismo año pasa al recién inaugurado Hipódromo Municipal de Ciudad Bolívar.

 

 

Tuvo la satisfacción de tener  a muy buenos corredores, los que figuran; Talor, Manado, Roraima, Ch Cum Laude, Granzón, Rienda Nueva, Boy Friend, Swing, Saigón, Pikán, Pancho, Pekín, Vacilón, Tempest, Wichita, Primer Actor, siendo este último en sociedad con el conocido comentarista y pronosticador Carlos Alberto Arteaga, la cual fue el mayor ganador de carreras en el año 1987 entre quinta y sexta serie.

 

 

 

Don Moisés ha contado con muy buenos amigos en este difícil ambiente entre los cuales se encuentran Euclides Villalobos, Atilio Bracho, Humberto Mora, Luis Morón y el desaparecido Dr. Enio López, los cuales lo ayudaron y lo asesoraron a la hora de adquirir un ejemplar, igualmente el entrenador Julian Fernando Cruz (Calígula) fue su gran aliado y mano derecha, la cual cosecharon muchas victorias.

 

Sus principales logros fue ganar en dos ocasiones el Clásico Simón Bolívar en el Hipismo del sur, en 1970 por intermedio de Roraima (Pretexto en Agapizu), que fue traído desde el Hipódromo La Rinconada para que debutara en el evento y ganara sensacionalmente, la cual se hicieron acreedores de Bs. 6.000 de premio, mientras el caballo sentó un precedente de haber sido el primero que lo gano debutando; 24 años mas tarde lo ganaría por intermedio de Tropical King.

 

 

Lamentablemente se retiraría de la actividad hípica, un poco decepcionado debido a la crisis que se vivió en la hípica de Guayana a finales de los 90, pero me confesó que está por reaparecer en el Hipódromo de Rancho Alegre, como lo hacen los buenos guerreros. De esta manera se le hace un merecido y justo homenaje a un gran personaje de nuestra hípica.

 

Fotos: Sr. Roberto Martín

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 21 de septiembre de 2006

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados