Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta:
Ediccio Enrique Fernández (Mister Eddy)
por
Abraham Aldana

Mister Eddy nace en Maracaibo en el popular sector conocido hoy día como El Pozón, en la casa N° 14-140, esto fue un 2 de junio de 1944, su nombre completo Ediccio Enrique Fernández Molero. Narrador oficial en el Zulia durante 25 años, se convirtió en el pionero de la narración en el Zulia con su paso por varias de las mas importantes emisoras AM del Occidente, como Radio Zulia, Calendario, Maracaibo etc. Sus predecesores en La Limpia fueron entre otros Oswaldo Camejo y Abdías Valbuena quien lo recibió en su estreno y que de paso fue el que le brindó más ayuda.

De niño, en una ocasión vio una carrera de caballos y aquello le gusto tanto que hizo un "aparatico de madera" donde metía 12 metras (canicas) y narraba esas carreras. Cuando oía las carreras solía esconderse en el baño y empezaba a narrar basado en lo que escuchaba, a partir de allí comenzó a indagar en los trucos para ser un narrador hípico. De esos trucos nos confesó en vida, que el principal es conocerse al dedillo las divisas, luego los caballos, los jinetes y lo demás es cuestión de respiración.

Mister Eddy llega a los micrófonos en 1964, en aquel entonces se gana un concurso como narrador en Radio Popular, causando buena impresión en Brinolfo Urdaneta Fonseca quien lo lleva al hipódromo y allí se quedó. El nombre de Mister Eddy viene de Amable Sánchez quien una vez trabajando en Radio Maracaibo le dijo "Mira Eddy en Caracas está Mister Chips, así te voy a bautizar Mister Eddy", de esta manera se quedó para la posteridad.

Desde su llegada al hipódromo se convirtió en un personaje con carisma y se ganó el aprecio de los que con el trabajaban, era la época de Rin, Novelesca, Reclutado y así una aguda y potente voz había calado en aquel público.

"Todos los narradores son buenos, pues el hecho de narrar es un arte; claro, siempre habria un público para cada uno".

Mister Eddy estuvo permisado por el señor Manzanero del MTC a partir del ´69 y entre renovación y renovación obtuvo su certificado de locutor a principios de 1990. Narró en todos los hipódromos: La Limpia, La Rinconada, Valencia y Santa Rita. El decía que los sitios más fáciles para narrar eran La Limpia a pesar de lo oscuro y Caracas porque era alto y corrían de día lo cual era muy ventajoso.

En una ocasión el Presidente del INH estuvo de visita en el Zulia y quedó gratamente impresionado con la narración de Mister Eddy, invitándolo a narrar en la capital, era el año 1970 y así fue como compartió en la Bola Continental junto a Aly Khan y Blas Federico Jiménez, en lo que fue una de sus mayores satisfacciones como hípico.

Cuando se le preguntaba por los mejores ejemplares que vio correr, nombraba a Primordial, El Tamao y por los criollos a Lavandero; de los jinetes a Gustavo Avila, Angel Parra, Juan V. Tovar, Angel Castillo, Emisael Jaramillo y Jaime Lugo, mientras que de los entrenadores al "fenómeno" Millard Ziadie. Fue propietario de 2 ejemplares en La Limpia y a pesar de que obtuvo victorias no pudo con los costos de mantenimiento, esto fue a principio de los ´80.

En verdad que fueron muchas las carreras que narró pero que destacar que le tocó narrar casi todos los triunfos de Viscount, las hazañas de Petronio, Joyelero, Tarifa, Asesor Junior, Veseli, Tripulante, Miss Cherry, Tio Cheo, etc. También le tocó narrar carreras fatídicas, la mayor sin lugar a dudas aquella célebre rodada de 7 ejemplares donde murió el jinete José Aníbal Casadiego.

Sus narraciones se caracterizaron por aquella frase de estímulo a los jinetes que conducían al favorito del pueblo, quizás fue ese su mayor "gancho". para atrapar la simpatía del público; siempre se recuerda aquello de "Vamos Negro" refiriéndose a Ramón Eduardo Añez o "Vamos Torito" cuando el favorito lo guiaba José Martín Toro.

Cabe destacar que el día que se efectuó el primer 5y6 nacional en Santa Rita, el 4 de octubre de 1989 aparecieron 3 cuadros con seis y uno de ellos fue acertado por Mister Eddy gracias a unos daticos que le brindo Neudan "Papao" Bracho, siendo la foto de Mister Eddy la que aparecería en la prensa local.

Mister Eddy nunca perdió su amena sonrisa aún en la mala situación, de personalidad bonachona, tuvo 6 hijos 3 hembras y 3 varones pero ninguno siguió en el hipismo excepto "Cheo" el menor de todos que quizo por un momento ser jinete pero su tamaño y pasión por el beisbol tuvo que desistir y hoy podemos verlo en los partidos de pequeña liga, algunas veces transmitidos por la televisión regional.

Sumergido en el olvido y luego de batallar contra un cáncer que por falta de recursos no pudo combatir, el 29 de abril del 2001 a las 9:31 de la mañana se apagó para siempre la voz del narrador hípico de La Limpia. En su velorio y sepelio debo confesar que los dedos de las manos me sobran para contar a los hípicos o personajes de la radio que fueron a despedirlo. Paseado en su ataud por la zona del Pozón donde nació y se crió, fue sepultado en el antiguo de los cementerios de Maracaibo, el Cementerio Cuadrado. Se cierra un capítulo del hipismo zuliano.

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 04 de Enero de 2001
Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados