Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta:

Oscar de Guruceaga

Por Fernando Sierra

La ciudad de Valencia ha sido cuna de grandes hombres, sus hijos han tenido significativa figuración en los campos de las letras, la música, las artes plásticas, la política, el deporte, en fin, muchas personas que no tan sólo tuvieron relieve en el país sino que sus cualidades en muchas de ellas traspasaron nuestras fronteras y fueron reconocidas internacionalmente y no cabe dudas de que el Dr. Oscar de Guruceaga Iturriza es una de ellas, persona muy conocida por todos, hombre de empresas y valenciano a carta cabal. Nació el 29 de noviembre de 1923, de ascendencia vasca, fue un hombre de grandes virtudes, un insigne trabajador que vio a la ciudad de Valencia con el cariño y el amor como la deberíamos ver todos.

Abogado egresado de la Universidad Central de Venezuela en el año 1948, promovió el desarrollo hotelero cuando organizó la Fundación Promocional Valencia para la construcción del Hotel Intercontinental Valencia. Fue un factor importante en el Congreso para lograr recursos para el estado Carabobo, cuando fue Senador de la República, para el período 79-83. Siempre estuvo atento a la colaboración para el logro de iniciativas sociales, benéficas, culturales y políticas. Impulsó con mucha fuerza la creación de Corpocentro.

Fue un extraordinario dirigente empresarial y amigo de los trabajadores, presidente de Fedecámaras desde 1969 hasta 1971, además de presidente de la Asociación de Ganaderos de Venezuela, presidente del Banco Industrial de Venezuela, (72-74). Presidente fundador del Banco Hipotecario del Desarrollo Inmobiliario (1974). Miembro del directorio del Banco Central de Venezuela (BCV); del Consejo Bancario Nacional y vicepresidente de la Asociación Bancaria de Venezuela. Estuvo asociado a la Sociedad Industrial ACO, la cual representó firmas automovilísticas del exterior. Estuvo incorporado a misiones que representaron a nuestro país en distintos eventos, congresos y seminarios internacionales. Publicó el libro "América ganadera", que recoge su visión de la materia como representante de la Confederación Interamericana de Ganaderos, ente que fundó en el 65 y del cual fue su presidente hasta el 66, luego fue su presidente honorario desde el 67. Recibió la orden Francisco de Miranda en su primera y segunda clase y Orden Libertador en el grado de Comendador, entre otros reconocimientos.

Pero su gran obra fue ese complejo agro-industrial de Los Aguacates. Pocos fundos han logrado un desarrollo de esa naturaleza que ha permitido la generación de empleo para más de mil familias de manera directa e indirecta. Su Haras Los Aguacates es ejemplo de crianza equina. Nadie ha logrado producir tantos ganadores, tantos campeones y tan alta calidad durante muchos años. Merecedor de muchos premios "Casquillo de Oro". Innovó la venta pública de potros y mantiene hoy un sitio preponderante en la hípica nacional. Algunos de esos excelentes corredores están: Alcazaba, Cangua, Con Virginia, Crazy Youssef, Dancing Girl, Dirigente, Doña Rosa, Fandanguero, Giácomo, Giovanotto, Gran Relámpago, Halloween Girl, Hot Action, In Excess, In, Iron Parts, Lady Gusta, Lady York, Landrea, Lectura, Luna Pier, Manabí, Mantle, Maríawaleska, Negoción, Polche, Real Madrid, Really, Sellador, Septermber Ten, Srta. Denise, Star Moon, Stéreo, Strubinger, Talita, Tellaerre, The Horse, The Other y World entre otros, sin dudas que Haras Los Aguacates ha sido uno de los puntales en el desarrollo de la cría del purasangre en Venezuela.

Oscar fue un orgullo valenciano. Padre y creador de una familia honorable y bella. Pero un terrible mal (el cáncer) afectó su salud. Decía en esa oportunidad: "que tenía una carrera por delante muy difícil. Dios le había deparado un clásico, el cual había que ganar, basándome en resistencia y coraje. La carrera sería dura, de larga trayectoria, pero mi espíritu estaba firme para el triunfo". En ese tiempo Oscar de Guruceaga libró una gran batalla, como siempre lo hizo en los proyectos y tareas que tuvo en sus manos. Al final falleció en Valencia, su ciudad natal, el 8 de enero de 1998. Que su alma esté en los jardines del cielo.

Fuentes de información: Diario Noti Tarde, Diario El Nacional, Fedecamaras

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 04 de Enero de 2001
Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados