Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta:

Oscar Parra Díaz

Por Jose M. Gil M.

 

El Sr. Oscar Parra Díaz nació en Maracay, estado Aragua, el 11 de diciembre del año 1928. Fue un importante empresario en la región aragüeña y figura pública por ser un activista político. Pero también fue un conocido turfman, propietario y criador de purasangres de carrera.

 

En el mundo empresarial, el Sr. Oscar Parra Díaz fue conocido por ser propietario de varias empresas en el estado Aragua, entre ellas la Lustrillo y Creaolina Pearson. También se dio a conocer por sus constantes e insistentes postulaciones para cargos de elección popular. Entre ellas para la Alcaldía de Girardot en una oportunidad, para Gobernador del estado Aragua en tres oportunidades, para Diputado de la Asamblea Nacional en dos oportunidades.

 

 

El empresario y político aragüeño estuvo en las filas de Acción Democrática, luego se fue al partido político Convergencia y de allí salió para fundar el partido Causa Social, el cual nace en el estado Aragua y afianza su estructura durante las comicios regionales del año de 1992, donde aspiraba a la Gobernación de Aragua, en aquella oportunidad su campaña fue la construir paradas de autobuses en todo el estado con la imagen de él y esto le permitió obtener el tercer lugar.

 

En los últimos años de su vida política, Oscar Parra Díaz presentó sus postulaciones apoyado en las organizaciones civiles e independientes, que se encargaban de promoverlo y de proyectar sus propuestas, siendo la última este año del 2010, donde aspiraba a ser parlamentario por el circuito Uno, basado en una candidatura independiente, corriente que en las últimas aspiraciones era la que siempre buscaba para que lo apoyaran. “a mi edad todavía siento que tengo una obligación social”, enfatizó en ese entonces.

 

En el mundo del hipismo, el Sr. Oscar Parra Diaz fue todo un caballero. Turfman a carta cabal desde los años 60, fue uno de los fundadores de la Corporación Venezolana de Propietarios de Caballos Pura Sangre de Carreras (CAVEPRO), llegando a ser presidente de esa entidad en los Períodos: 1.980-1.982 y 1.990-1.992, y fue reconocido como un luchador de las necesidades de los propietarios.

 

 

Por supuesto fue un notable propietario. Con la chaquetilla del conocido Stud Tercio, ganó su primera selectiva con la argentina Tamagás en la Condicional Especial Allen Thomas de 1965. Kanara, luciendo los colores del Stud Par-Bar, fue su primera gran corredora criolla, ganadora de la Copa Jesús González Cabrera. Luego sus pupilos comenzaron a destacar en las pruebas más importantes a partir de la década de los ’80 por intermedio de la veloz Tacamaca (Copa Ramón Rotundo Mendoza) y la importada en vientre Tendencia (Copas Federico de La Madriz y Pastor, Coronel José Murillo y Manuel Vicente Lander Gallegos), ambas entrenadas por Guillermo Parra.

 

No fue hasta el año 1990 cuando ganó su primera prueba de grado, el Clásico Comparación, con Teodocio y la monta de Juan Vicente Tovar. Ese triunfo le permitió a Oscar Parra Díaz también obtener su primer campeón. Al año siguiente la potranca Teodora ganó el Clásico Lanzarina. Para 1999 el propietario aragüeño recibe nuevamente trofeos en el paddock gracias a los triunfos de la criolla Tamagás (entrenada por Ademar Piñango) en las Copas Revista Guía Hípica y Manuel Fonseca Arroyal.

 

 

Aunque no tuvo un terreno para criar purasangres, Oscar Parra Díaz fue un importante criador bajo la modalidad del pensionado. Inició en el Haras San Luis durante la década de los años ’70 con la yegua Moraime, luego migró a finales de los años ’80 al Haras Tamanaco. La mayoría de los ejemplares que lucieron la chaquetilla del Stud Tercio fueron criados por él. Además de los ya nombrados en párrafos anteriores, también recordamos a Ternura, Triunfaré, Trabuco, Tecnócrata, Tropelía, Tucacas, Tradicional, entre otros.

 

Lamentablemente el 17 de abril de 2010 el empresario aragüeño Oscar Parra Díaz falleció al final de la mañana tras una batalla contra el cáncer, penosa enfermedad que terminó por causarle la muerte a los 81 años de edad, mientras se encontraba recluido en el Centro Médico Maracay. Sus restos fueron velados en la funeraria Vallés. Curiosamente, un día después de su muerte, la potranca Teodosia (propiedad de Oscar Parra Díaz) ganó la octava carrera de la reunión en el Hipódromo La Rinconada con la monta de Carlos Tovar y el entrenamiento de Daniel Perez García. Un simbólico homenaje póstumo de su potranca para su benefactor.

 

 

Fuentes: Diario El Clarín, Diario El Periodiquito, Diario El Aragüeño, Ing. Juan Macedo.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 28 de agosto de 2014

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados