Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Rafael Branger

Por Juan Macedo

 

Don Rafael María Branger Rutmann nació el 17 de octubre de 1933 en la Ciudad de Caracas, hijo de Don Luis Branger Párraga y Doña Bárbara Rutmann Yánez, es hípico de nacimiento. Es reconocido por la mayoría de sus colegas como el más versado criador que haya habido en Venezuela en cualquier época (por su conocimiento del caballo, pero también de tierras, como Ingeniero Agrónomo que es), es el más antiguo, pues ya pasó los 60 años desde que tuvo su primera yegua de cría, en tiempos del Hipódromo El Paraíso, y con su Haras La Quebrada.

 

 

De muchachito mi mamá me llevaba al hipódromo (El Paraíso) a ver las carreras. Eso no me fastidiaba porque, además, mis dos hermanos estaban recibiendo clases de equitación y así siempre tuve la cercanía de los caballos de carreras. También Manuel Fonseca Arroyal, del Stud Los Pinos, fue quien me dijo que me veía como criador”, dijo en una ocasión. “A nosotros nos dateaba Luis Ramón Harris”.

 

Su primer ejemplar purasangre de carreras fue La Maraquita en el año 1951 donde tenía la 9ª parte de la propiedad, junto a los hermanos Carlos y Héctor Scannone. Y fue en el año 1956 cuando decidió ser criador “me llamó el entrenador Juan Eugenio Vidal. Le dije a mi papá que quería ir a España, Europa y que necesitaba 20 mil bolívares. Dijo que era mucho dinero hasta que lo convencí y compré la yegua que me ofreció Vidal con otras dos y me las llevé a la hacienda La Quebrada. Me quedó una sola. Dio una potra que ganó en La Rinconada con el jinete Juan Manuel Quezada”, relató. 

                                                                                                                          

 

Poco a poco el Haras La Quebrada y Rafael Branger iban tejiendo su historia dentro del hipismo y produciendo ganadores desde la década del 60, siendo Canelo, el hijo de Prairie Emblem en Ardid, el primer gran Campeón, un gran batallador al que le tocó fajarse con muy buenos importados, e incluso derrotándolos. Otros notables corredores de sus inicios son Ejas, TV Electric, Mandarín, Bucanero, Indiana, Papelero, White Sox, Jaque Mate, Donkaster, Ipanema, Nairobi, Gury, entre otros. Al fallecer su padre, Don Rafael pasa a ser uno de los dueños del legendario Nuevo Circo de Caracas.

 

 

Ya para los años ’70 destacaron corredores de calidad como el valiente Niso, Huracán Si, Laureole, Gamura, Naguanagua, Moliendo Café, Don Porfirio, Terepaima, Hatuey, Camurí, Doble Linda, hasta que apareció la leyenda Negresco, que sería su segundo gran CampeónTuve el privilegio de ser el criador y propietario del animal, ya que al caballo Negresco nadie quiso comprarlo por ser un caballo desgarbado, no mostró un interés para la gente. Así que le dije a Julio Ayala, vamos a entrenarlo y correrlo. El caballo era propio hermano de la mejor yegua de Francia en ese instante, pero como que nadie se fijaba en el exterior para esa época. Hoy en día los caballos se evalúan, sobre todo a los importados en vientre”.

 

 

En 1980 pasó el haras a la nueva finca con potreros, caballerizas y todo mejorado y fue un cambio grande para las piezas que salían a correr como Laussenden, Doctor Bobby, Dardo, Bismark, Reto. Y coincidió con el inicio como semental para Inland Voyager, que dejó un sinfín de ganadores, incluyendo el tercer gran Campeón: Catire Bello.

 

 

Su mejor momento como criador y propietario fue por los años 1990 y 2000, recordando con agrado a Miss Marena, Solanda, Hechicera y Yerbamora, que corrían todas las semanas y siempre ganaba una, bien sea una carrera, copa o clásico. El Haras La Quebrada llegó a manejar 30-35 productos promedio en sus mejores años, considerado como un haras pequeño o mediano (cuando los grandes haras manejan producciones sobre los 100 ejemplares al año). Con el ya nombrado Negresco ganó por primera vez el Clásico Simón Bolívar en el año 1979 y la segunda con Southern Parts en la temporada 1994 “Bueno, tuve el privilegio de criarlo. La yegua madre Pimpollo no era mía, pero el caballo nació en el haras. Lograron ganar y es una satisfacción enorme para mí. Nos sentimos como pretenciosos”. Figuró segundo con Catire Bello en el año 1992 y con Pedernal en el año 1997.

 

 

Pero no todo es color rosa. A pesar de mantener la cadena titulativa, el Instituto Nacional de Tierras (INTI) ordenó el rescate de 265 hectáreas del Haras La Quebrada (la razón esgrimida por el ente: se encuentran en suelos tipo 1 y 2, especiales para la agricultura y no para criar ejemplares purasangres de carreras). "No tiene documentación en el INTI. La que está inscrita es la Agropecuaria Quebrada Seca, la cual aparece registrada como propietaria de los terrenos donde se localiza, actualmente, el establecimiento de cría", dijo Don Rafael Branger. "Esos animales tienen que criarse en suelos óptimos. Se está formando un atleta. Es una confusión del INTI. De ser cierto, no tiene sentido importar caballos y subsidiar a otra economía", completó.

 

 

Pero la realidad es que el INTI se le ha ido apropiando de los terrenos y cada vez más limitándole la capacidad de acción. Y la gran tristeza es que, desde el corazón del medio hípico, es nulo el apoyo a su lucha, o a la que en su momento le tocó a otros criaderos, como los Haras Anamar (el primero en ser invadido), San Isidro, Gran Derby y otros. “Solo espero que me regresen mis tierras para seguir produciendo los mejores caballos del estado Aragua”. A pesar de las dificultades los éxitos no dejan de aparecer: Elegida, Mr. Pistacho, Taukin, Prince Wizard y Megavatios son una muestra fiel de su sapiencia.

 

 

Con su trayectoria, éxito indiscutible, e invaluable aporte al hipismo como Criador, Propietario, Directivo del INH, Gremialista y, sobre todo, como persona honesta, profesional y luchadora, nos costó mucho entender por qué un personaje de la calidad y prestigio de Rafael Branger no tuvo una carrera selectiva en su honor en La Rinconada sino hasta el año 2015 ¡Honor a quien honor merece!

 

 

Fuentes: Lic. Pedro Casellas, Sr. Jesús Alirio Seijas, Diario Líder, Diario Meridiano, Revista Gaceta Hípica, Revista La Fusta, Revista ¡Hipódromo!, Sr. Jaime Casas, Sr. Roger Pérez

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, sábado 25 de febrero de 2017

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados