Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta:

Nasrullah: Impactante

Editado por Juan Macedo

 

Desde 1901 hasta el presente, ningún semental im­portado por los Estados Unidos tuvo tanto éxito como Nas­rullah. Aún después de muerto, su influencio en la cría norte­americana siguió siendo sor­prendente. Hijo de Nearco en Mumtaz Begum, por Blen­heim, representó la vieja gran­deza de los haras del Aga Khan.

 

 

Allá por los años de 1861 hasta 1878, hubo un padrillo incomparable que encabezó la lista de padrillos durante 16 años. Se llamó Lexington. Después de él, solo dos padrillos han sobresalido aunque con menos intensidad: Star Shoot entre 1911 y 1919; y Bull Lea entre 1947 y 1953. Después de ellos dos, solo Nasrullah ha si­do capaz de titularse campeón en cinco temporadas.

 

Nasrullah corrió diez veces en dos temporadas a los dos y tres años. A los dos corrió cuatro. A los tres corrió seis. A los dos años estuvo siempre en el dinero. Ganó el Coven­try Stakes y perdió por pes­cuezo el Middle Park Stakes. Terminó segundo en el Free Handicap. A los tres anos ganó el Champion Stakes. Quedó ter­cero en las Dos mil Guineas y el Epsom Derby.

 

Nasrullah entró en la cría en 1944. De su primera cosecha salieron Nathoo, ganador del Derby Irlandés, Noor, que llegó a ser campeón norteame­ricano en 1950 al ganar el Santa Anita Handicap, el San Juan Capistrano Handicap y la Hollywood Gold Cup. Después de su primer año coma padrillo, Nasrullah fue vendido por £19.000 al haras de Josep McGrath. Allí pasó seis años y produjo a Musidora, ganadora de las Oaks y las Mil Guineas; y a Bell Of All, también ganadora de las Mil Guineas.

 

Importa mucho como y porqué Nasrullah fue comprado por los Estados Unidos. Allá por 1950 Noor, su hijo, se en­contraba en el apogeo de su gloria en California. Ganaba los grandes clásicos y el famo­so Citation quedaba doblega­do tras de él. El señor A. B. Hancock Jr., en representación de un sindicato, ofreció US$310.000 por el padrillo. Era el precio mas alto que hasta el momento había ofrecido por un reproductor. Así llegó a Claiborne Farm en Estados Uni­dos, en donde pasó los nueve años de vida que le restaban.

 

Nashua perteneció a la pri­mera cosecha norteamericana de Nasrullah. No hay que con­fundir al Nashua norteamerica­no, consagrado como el Caballo del Año en Estados Unidos, con la Nashua hembra que gano las Mil Guineas irlandesas. El Nashua norteamericano ganó el Futurity, el Hopeful, el Flamingo, el Preakness y el Belmont Stakes así como el Florida Derby, el Arlington Classic, la Widener, el Suburban y el Monmouth Handicap, el match contra Swaps y dos veces la Jockey Club Gold Cup. Se convirtió en el mayor gana­dor de dinero en el mundo, desplazando a Citation con ganancias de US$1.288.565. Muerto su propietario Mr. Woo­dward, Nashua fue vendido por US$1.257.200.

 

Hay dudas en escoger a Never Say Die o a Nashua como el mejor hijo de Nasrullah. Nashua fue un gran caballo. Pero Never Say Die está cla­vado en la historia como ganador del Epsom Derby y el Saint Leger Stakes. Incluso ha si­do mejor padrillo que Nashua, al producir a Never Too Late, ganadora de las Mil Guineas y las Oaks, y a Larkspur, gana­dor del Epsom Derby de 1962.

 

Posteriormente, Nasrullah dio a Bold Ruler y a Leallah. Esta última fue potranca campeona a la edad de dos años. Bold Ruler resultó campeón de su generación, y fue calificado co­mo el Caballo del Año.

 

Luego vienen Bald Eagle, Big Brush y Nadir, todos ganadores clásicos. Bald Eagle so­bresalió en Inglaterra. Al re­gresar a Estados Unidos ganó el Suburban, Aqueduct, Metro­politan, Widener, Gulfstream Park Handicap y dos veces el Washington International.

 

A partir de entonces, Nasrullah da poco. Se atribuye a la edad su decaimiento reproductor. Sin embargo, a los 18 años engendró a Jaipur, cam­peón de los tres años en 1962, ganando además el Belmont Stakes y el Jersey Derby por descalificación de Crimson Satan. También da a Never Bend, que nace cuando Nasrullah tiene 19 años. Never Bend ganó al Futurity y el Champagne Stakes.

 

Durante tres años, Nasrullah fue campeón de los sementa­les de dos años. Tuvo el record norte­americano y mundial de dine­ro producido por un padrillo de la generación de dos años: US$625.692. En realidad, Nasrullah ha si­do campeón en los años de 1955, 1956, 1959, 1960 y 1962. En 1957, 1958 y 1961 ocupó el segundo lugar. Pocos padrillos tienen el record de Nasrullah.

 

Nasrullah fue el primer padrillo con la excepcional vir­tud de ser líder de los padri­llos en dos continentes a la vez: America y Europa. Tal ocurrió en 1951. Para 1962, los hijos de Nasrullah habían ganado 292 carreras y casi £300.000 en Gran Bretaña e Irlanda, sin incluir a Estados Unidos donde el re­cord de Nasrullah es de 941 carreras ganadas y poco más de once millones de dólares en premios.

 

Dada la gran influencia de Nasrullah, sus hijos e hijas, nu­merosos y grandes ganadores aun los quo no fueron campeo­nes clásicos, inundaron los haras mundiales. Inglaterra recu­peró a varios hijos suyos. Sur America se reforzó también de hijos de Nasrullah. Golestan, uno de los grandes hijos de Nasrullah en Francia y Gran Bretaña, está de padri­llo en el Japón. Nasrullah es, finalmente, todo un digno hijo del invicto Nearco, representante máximo del Inmortal Pharos.

 

Fuentes: Trabajo publicado en la revista Turf, http://broodmaresinc.com (foto)

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, viernes 19 de diciembre de 2014

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados