Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta:

Fundamentos de las Tablas de Leidi

Por Luciano Del Gaudio

 

Breve Reseña Histórica de como surgió esto

 

En 1.973 me gradué de Ingeniero Industrial y mi Tesis de Grado estuvo muy relacionada a una disciplina muy en boga durante aquellos años, se trataba de lo que se conocía como Investigación de Operaciones, cuyo nombre poco dice pero es un instrumento muy  acorde a lo que era la Ingeniería Industrial de la época.

Desde 1930 hasta mediados de los 70, dicha disciplina, conocida en ingles como Operational Research fue de gran aplicación, originalmente en asuntos relativos a las Guerras u operaciones bélicas y fundamentalmente establece un modelo matemático que optimiza la función que uno desee establecer bajo las restricciones y/o requisitos que uno desee se cumplan.

Hoy se conoce mucho como la técnica de “Hacerlo mejor” y se aplica sobre todo en Aspectos Operativos y Administrativos.

En 1.977 fui a Inglaterra a realizar un Post-Grado en dicha Especialización y durante ese año, dada mi gran afición hípica me llevé un bagaje de información desde Venezuela que en mis ratos libres analizaba, desarrollaba y probaba.

 

El Remate como factor fundamental de Arranque

 

Para aquella época yo calculaba tiempos y lo hacia de la manera más rudimentaria hasta que en un momento determinado y ante la aparición de lo que para mí fue una revelación como revista hípica, una denominada Turf, de muy corta vida, me dio la idea de que los tiempos podían extrapolarse de una forma un tanto más precisa y esto se basaba en el uso del remate. Es decir simplificadamente que si un ejemplar A corrió una distancia de 1.200 mts. en 71 seg. Y remató los últimos 100 mts. en 6 seg , su tiempo estimado para una carrera de 1.300 mts. podría razonablemente ponderarse en 77 seg., mientras que un ejemplar B que también, en la misma carrera marcó 71 seg. Pero remató en 7 segundos, su tiempo extrapolable era de 78 seg.

 

O sea que el primero, ejemplar A podría superar en 5 cuerpos aproximadamente al B en una distancia 100 mts. más larga, por cuanto, metafóricamente uno volaba y el otro casi se arrastraba. Evidentemente esto no es tan sencillo como en lo descrito y no resuelve problemas mucho más  complejos, pero era un inicio.

 

Las Dos Teorías Básicas

 

Después de años de desarrollo, depuración, pruebas de ensayo y error, etc., yo resumo el Arte de Pronosticar en dos Ideas Fundamentales: El chance, que a mí me gusta llevarlo al término Probabilidad, de un Ejemplar depende de dos factores: El primero es inherente solo y exclusivamente a la condición del Ejemplar, y ya ahondaré en esto, y el segundo es a factores externos que nada tienen que ver con el ejemplar y que podríamos agruparlos, moldearlos bajo el término de Factores probabilísticos o del Azar.

 

El análisis a Ganador

 

Todo mi enfoque se basa en analizar el probable ganador de una carrera. Toda la información esta diseñada para evaluar al ganador y nada tiene que ver con uno que llegue segundo a nariz del ganador. Es importante tener esto presente. Aunque existe un detalle irrelevante en este momento y que luego mencionaré.

Por otro lado el enfoque es el de evaluación de tiempos potenciales que luego se traducen en Probabilidades al afectarlos y manejarlos a través de distintos conceptos.

 

Factor Uno:  La Condición del Ejemplar

 

La condición del Ejemplar puede verse desde varias ópticas:

A1. Su historial, es decir lo que ha hecho, lo  cual a su vez encierra varios elementos:

Su mejor potencial, es decir lo mejor hecho. Este es un elemento de lo más fundamental porque es justamente lo que nos dice de lo que seria capaz de hacer este ejemplar bajo condiciones digamos que óptimas. Es evidente que un ejemplar bastante corrido que posee como mejor tiempo potencial , digamos para 1.200 mts un valor de 73 segundos y enfrenta a diez (10) ejemplares todos con valores potenciales ( sus mejores carreras ) con tiempos equivalentes a 71 segundos, es fácil deducir que nuestro ejemplar analizado no posee chance alguno porque la única manera de ganar seria que, no solo él corra a su máximo dar, sino que ninguno de los diez contendores esté ni siquiera cerca de su máximo potencial individual, aspecto que en la practica es sencillamente de probabilidad infinitesimal.

Su evolución, sus carreras mas recientes, que reflejan ¿?, que puede deducirse, que puede extrapolarse. Que problemas tuvo en carrera ¿?. Que condiciones cambian ahora que afecten tal extrapolación, distancia, peso, jinete, puesto de pista, cambio de implementos...

Y yo agrego un elemento estadístico adicional que es la Desviación Típica y que para resumir nos da una idea de su constancia o irregularidad. Una desviación típica baja nos habla de un ejemplar muy constante (bueno o malo, pero no varia mucho, es muy regular en sus actuaciones).

A2. Su condición actual , la cual viene dada bien por sus ultimas actuaciones y los sucesos en ellas acaecidos, que le sucedió en carrera, como terminó y especialmente lo enseñado en su entrenamiento. En cuanto a los traqueos, lamentablemente tengo una visión muy particular, posiblemente equivocada, pero he decidido mantenerla y la expongo brevemente. Para mí leer un trabajo poco me dice, por varias razones, no sé el grado de comprometimiento que tuvo el ejemplar, no se como terminó su trabajo, y aspectos similares por lo que, insisto, en mi caso muy particular creo que solo los timekeepers, al menos en primera instancia, y luego los de la Cuadra del ejemplar, son los que mejor pueden tener noción del estado del ejemplar. En el caso del timekeeper es cuestión de saber escoger, en el caso de los de la Cuadra no es fácil en ocasiones confiar en las informaciones que se obtienen. El hipismo es un quehacer de muchos y altos intereses. De forma tal que tomo en cuenta los traqueos en base al comentario del timekeeper de mi confianza, sin entrar en mayores detalles. Es importante no dejar de señalar que en la historia siempre han existido ejemplares que trabajan muy bien pero en carrera son otra cosa, lo cual puede deberse a distintas razones, solo por citar una que dejan mucho de ello en el trabajo, aunque no sea la más usual.

A3. Su potencial condición como debutante, la cual nos remite al punto anterior de los trabajos, ya brevemente explicado, aunque en un debutante revela otros aspectos como su indocilidad, su resistencia a entrar al aparato de partidas, etc., pero por sobre todas las cosas, al menos en forma teórica, su pedigrí. Aquí también tengo mi particular teoría, invalida para muchos pero que mantengo. Ante todo modestamente opino que los caracteres de padre y  madre no se heredan  por partes iguales o equivalentes a los productos, ni las combinaciones antagónicas de problemas se neutralizan. Es evidente que en la medida en que en la genealogía de un producto exista un mayor numero de Padres y Madres comprobadas, la probabilidad de éxito es mayor. Hoy en día, y sin la menor duda en Venezuela también, esa ciencia esta muy bien estudiada y manejada y no tenemos que contar con excepcionales expertos visionarios como era el caso del gratamente recordado Edmundo Ruiz, adicionalmente para mí, junto a otro personaje de inolvidable trascendencia como Sebastián Patarino, considerados por mí como los mejores pronosticadores de la historia hípica nacional. Y quiero agregar que no eran pronosticadores de Favoritos, eso lo hace cualquiera y lo hará con cierto éxito, pero era un espectáculo ver como razonamientos sustentados daban forma a un pronóstico que en buena medida se cumplía. Para mí eran unos fuera de serie.

Pero continuando con lo del pedigrí yo expondría dos ideas breves para tratar de ilustrar mi punto: A fin de cuentas por estos lares todos los ejemplares proceden de las mismas fuentes originales, es decir que los grandes padres de raza son bastante constantes. Esto por un lado. Por otra parte el nivel de ejemplares, de cruces, que se deciden hace también que en un gran porcentaje son ejecutados entre padrotes y madres de los que se tienen buenas expectativas. Es poco frecuente ver ejemplares cuyos padres realmente poco dicen, de tal forma que si bien es un aspecto a considerar, su peso esta supeditado a sus actuaciones reales y a su condición para el momento del debut, y la evaluación del debutante netamente por su pedigrí, para mí debe poseer una incidencia limitada. Y como en mi caso a fin de cuentas yo hablo de probabilidades, el ingrediente aportado por este aspecto a la probabilidad es un insumo limitado.

 

Factor Dos: Factores probabilísticos y del azar

 

Estos son factores que afectan la probabilidad de triunfo del ejemplar.

Entre estos factores voy a nombrar algunos, normalmente bastante conocidos, y en algunos casos haré unos breves comentarios:

B1. Puesto de pista. Existen estadísticas que en términos generales comprueban que según el tipo de distancia ciertos puestos son mas ganadores y podríamos decir más propicios que otros. Sin embargo hay que ser cuidadosos con esto, y por otro lado su incidencia, salvo casos claros, no es muy alta. Digo que debe tratarse esto con cuidado porque por ejemplo en una distancia corta un ejemplar muy rápido puede aprovechar el puesto de adentro para recorrer menos metros y tomar la punta desde el principio y verse favorecido, mientras que uno medianamente lento quedara encerrado, embotellado por los rápidos que tenderán buscar la baranda y el ejemplar analizado para reponerse deberá o esperar un momento adecuado para poder pasar entre dos o abrirse realizando un esfuerzo adicional para poder recuperarse.

B2. Implementos. Los implementos pueden ayudar a corregir fallas de los ejemplares o a generárselas.

B3. Tren de Carrera. Es importante analizar el posible tren de carrera. La posibilidad de que un único animal veloz sin pelea en punta se crezca fácilmente al correr a su antojo y crear falsos parciales, etc. O la consideración de duelos mortales en punta que puedan favorecer a un ejemplar que corra colocado o sea atropellador, pero yo agregaría dos aspectos que tienen que ver con el tema y especialmente con lo que he querido denominar el azar: Un ejemplar favorito, único veloz , que todo indica hará un paseo de salud, con solo una mala partida , un pequeño fallo técnico, etc. pueden decretar su derrota y puede conllevar a una apuesta a par de ejemplares enemigos cuya inversión, aun doble o triple, asegure una ganancia muy superior a la obtenida por la victoria de aquel gran lógico.

Por otro lado el tren de carrera que podemos nosotros imaginarnos puede ser muy distinto al real porque cada trainer  basado en el normal y esperado tren de carrera puede diseñar una estrategia distinta que rompa con la lógica y que según él le dé mayor opción de triunfo o se ajuste mejor a sus intereses.

B4. Entrenador. El entrenador posee una estadística, y esta se basa en valores reales. Un entrenador que digamos de 54 carreras solo ha ganado 1, realmente podemos concluir que le cuesta ganar. Esto no necesariamente califica al entrenador en términos de bueno o malo, ni necesariamente de sortario o no, pero es un hecho real. Posiblemente posee una caballada mediocre y poco puede hacer, etc. etc. pero en todo caso existen pocas posibilidades que un ejemplar suyo gane. Esto debe incidir de alguna forma en la Probabilidad del Ejemplar. Su incidencia es de  baja a mediana, a mi parecer.

B5. Jinete. Este también posee una estadística y vale la misma explicación que la del caso anterior, sin embargo su incidencia para mí es mucho más alta. Su papel protagónico es mucho más notorio y real que el del entrenador en materia del resultado final del evento que es la carrera. Un jinete que le cuesta mucho ganar puede ser el resultado de diferentes motivos, como a veces he dicho y exagerando un poco para entender estos dos ejemplos ilustrativos, si me pusieran de jinete de My Own Business, este iría tan rápido que cualquiera podría decir: Es solo un asunto de que Luciano se agarre muy duro, pero la velocidad será tal que del susto Luciano se lanzaría o lo frenaría antes de recorrer los primeros 400 mts., con toda seguridad.

 

O en el otro caso el Jinete Perecenjo que nunca ha ganado en 45 oportunidades que ha competido, le ofrecen un animal de segura victoria, pero el pobre Perencejo en plena recta final, o el miedo escénico se apodera de él y termina  agarrando equivocadamente al caballo por las orejas o empieza a mirar hacia la izquierda, a la derecha y hacia atrás no creyendo lo que sucede y en uno de esos descuidos viene El Volador y lo mata en raya.

Por algo lleva 45 carreras sin ganar, y a lo mejor tiene varios segundos. Esto debe pechar a su conducido, esto es definitivamente un handicap para su conducido.

Tanto en materia de Jinete como de Preparador hay un concepto muy importante y totalmente antagónico al expuesto, que se describirá un poco mas adelante, y es el caso de Un profesional bueno que más bien atraviesa un slump. Ya hablare de ese importantísimo caso.

B6. Tiempo sin ganar del Ejemplar. Brevemente digo que un ejemplar que posee bastante tiempo sin ganar es indicio de algo y que debe incidir en la probabilidad del Ejemplar. A modo de ejemplo, si un Ejemplar posee 60 carreras sin ganar, por mucho que luzca, yo no lo considero  en el 95 % de los casos, es decir si gana me tumba, pero puedo afirmarles que mínimo llevo 20 veces ganándole yo a él esa apuesta y no perdiendo tiempo en analizarlo.

B7. Ejemplar de una sola carrera y Dividendo bajo. Como brevemente mencioné al principio la  base del análisis se basa en el cálculo de tiempos. Ahora bien un ejemplar que solo posee una carrera, donde independientemente de que  haya  tenido tropiezos o no, lo hizo mal pero su dividendo en dicha carrera era muy bajo, considero es digno de un tratamiento especial. Evidentemente al calcularle un tiempo posible el mismo será desastroso pero no podemos descartarlo así tan fácilmente porque debe haber habido causas para esa gran jugada en su debut. Aquí no queda otra alternativa que añadir puntos de probabilidad en forma subjetiva, basados en informaciones leídas, comentarios recibidos, intuición, etc. Uno de los pocos casos donde se utiliza información externa subjetiva.

B8. Peso del Jinete.  Este es otro aspecto donde poseo mi criterio muy personal. Un peso de digamos 53 en un ejemplar de digamos 440 kilos es una carga del 12 % del peso del animal. Un incremento hasta 58 kilos, es decir de 5 kilos, implica un incremento del 1 % adicional. Haciendo un parangón una persona de 80 kilos lleva unos 9 kilos y medio y luego pasa a llevar 10 kilos y medio. No creo la diferencia sea mucha, pero especialmente en el caso del animal cuya masa corporal esta mucho más adecuada a la carga, y el peso mucho mejor distribuido. Lo que quiero concluir es que darse kilos entre carrera y carrera entre dos mismos ejemplares posee cierta incidencia pero en mi concepto muy particular es muy baja. Especialmente en los lotes superiores los ejemplares buenos ganan y ganan y hacen caso omiso, en buena medida, al peso.

B9. Peso del Ejemplar. Puede ser un aspecto importante, útil para ver en carreras anteriores pero muy poco disponible en momentos previos a la carrera para poder tomar decisiones de última hora.

B10. Cambio de lote. Otra teoría particular, pero que espero se entienda bien: El ejemplar no se entera que corrió y gano en Perdedores y ahora se enfrenta a Ganadores de Una. El solo entra en el starting gate y sale corriendo, por lo tanto a priori no es muy deseable darle un handicap, castigarlo por eso. Su tiempo lo dirá, es decir el tiempo empleado en ganarse a los perdedores normalmente señalará a las claras que sus nuevos contrincantes son superiores. Sin embargo si el tiempo de triunfo en perdedores fuese bueno uno podría decir que gano muy bien y es capaz, tiene condiciones para repetir, pero nuevamente las Estadísticas son estadísticas reales y al menos muy ligeramente en forma subjetiva uno podría realizar un menor cambio en la probabilidad del ejemplar, o simplemente, a la hora de escoger entre los varios posibles inclinarse por uno de los otros.

B11  Cambio de Distancia. También es un factor a considerar. Sin entrar mucho en detalles ejemplares que vienen corriendo cuatro o más veces distancias cortas y cambian a la larga o viceversa se ven afectados. Sin embargo hay que considerar los casos donde hay alternabilidad y mas bien un ejemplar que fracaso en larga, sin hacerlo mal, en ahora una intermedia le puede venir muy bien por haber agarrado pulmón en su anterior.

B12 Cambio de Jinete: La probabilidad de un Ejemplar se ve afectada, y en mi caso poseo Tablas específicas de evaluación, por el cambio de jinete, bien hacia la mejoría, bien hacia el desmejoramiento.

B13 Factores netamente del azar o factores netamente subjetivos. Con valores mínimos podemos afectar las probabilidades obtenidas en función de corazonadas, informaciones especiales, etc.

 

El calculo de Tiempos Potenciales. El fundamento de todo.

 

Cada vez que un ejemplar corre uno puede calcular, en base a un determinado sistema, el tiempo empleado por el ejemplar en la distancia corrida en función del tiempo del ganador y su posición respecto a ese.

Si se disponen de tablas que establecen Tiempos promedios por distancia y por categoría, que al final son curvas de Tiempos para las distintas categorías existentes, llamémoslas Nuestras Tablas Base, que son producto de años de recopilación y reajustes continuos,  entonces uno puede calcular en promedio cual es la desviación de los tiempos de dicha tarde de carrera respecto a los tiempos promedio establecidos en Nuestras Tablas Base.

Es decir si se divide cada tiempo real según la distancia recorrida y la categoría a la que pertenece entre el valor promedio establecido en nuestra Tabla Base correspondiente,

Normalmente el número será un valor muy aproximado a la unidad, Ej. 1,0043278 o 0,9974381. Si promediamos todos esos valores para la tarde en cuestión obtenemos un valor promedio de desviación que nos dice por cuanto debemos dividir el Tiempo realmente empleado para llevarlo a un valor normalizado, estandarizado, que puede compararse con cualquier otro. Es evidente que los valores picos en ciertos casos, y no voy a ahondar mucho en esto, simplemente deben ser desestimados. Por ejemplo si una tarde un ejemplar realmente fuera de serie gana por 20 cuerpos estableciendo un tiempo impresionante, no podemos considerarlo en nuestro cálculo del promedio por cuanto estaríamos contaminando sin ninguna duda el resultado.

De forma tal que un ejemplar que corre hoy puede calculársele el tiempo ya en forma normalizada y ser archivado dentro de su historial. Es importante resaltar, pero no voy a entrar en esa materia, que en una misma tarde pueden existir, por ejemplo, dos espacios de tiempo con desviaciones o factores de corrección, como desee llamárseles, diferentes, por ejemplo caso de una fuerte lluvia a mitad de tarde que pueda alterar el estado de la pista.

El historial a mantener del Ejemplar no puede ser muy extenso, yo diría que sus ultimas cinco carreras son un buen grupo representativo.

El cálculo de un tiempo en una distancia a correr diferente a la corrida es un cálculo de alguna forma imperfecto pero se basa en la diferencia establecida en las propias denominadas Nuestras Tablas Bases y ciertos criterios relativos al famoso concepto inicial de Remate del Ejemplar.

Tenemos en consecuencia para una carrera en estudio la forma de establecer el mejor Tiempo Potencial de cada uno de los participantes, simplemente tomando el menor de, digamos, los cinco valores archivados. Por otro lado podemos hasta poseer un valor de Desviación Típica entendiendo ésta como cuan variables son los cinco tiempos registrados del ejemplar. Una desviación típica baja como se sabe implica poca variabilidad, sea bueno o malo el Tiempo, el ejemplar es constante.

 

Del Mejor Tiempo Potencial a la Probabilidad Primaria

 

Bueno en base a un cálculo ponderado que no viene al caso detallar y basado en la diferencia de tiempo entre cada ejemplar, su mejor Tiempo Potencial, y el mejor Tiempo Potencial de la carrera, se calcula una Probabilidad primaria para cada uno de ellos.

 

Ajustes finales a la Probabilidad

 

El ajuste Final de la Probabilidad es otro punto muy importante dentro del Programa y posiblemente muy propio de mi diseño. No voy tampoco aquí a entrar en muchos detalles sino dar una idea general.

Un poco el concepto es que digamos que por ejemplo un muy rendidor jinete posee una efectividad de 1 triunfo por cada  4 conducidos, es decir su promedio es 4, o por decirlo de otra manera un 25 % de las veces gana.

Asumamos ahora que la semana pasada ese jinete intervino en ocho ocasiones y no gano ninguna. Es fácil entender que en condiciones normales ha debido ganar dos veces (2) dado su promedio, el cual no es un valor casual sino bien fundamentado y constante.

Digamos que esta semana interviene en 4 ocasiones. Que sucede ¿?, que de hecho ese jinete posee ya un déficit de 2 victorias + 1 que debería ganar por promedio esta semana. Es decir esta semana para emparejar su promedio debería ganar 3 veces, entiéndase de sus 4 compromisos debería ganar 3, de forma tal que ocho anteriores + cuatro carreras actuales produzcan un total de 3 triunfos, que se equipara con su promedio

Ganar tres carreras implica que si sumaran las probabilidades primarias de cada ejemplar que conduce, el resultado esperado según este concepto es que debería ser de 300 %, es decir 3 triunfos. Si esa suma diese digamos un valor de 100, es decir que, por ejemplo cada uno de sus 4 conducidos posee una Probabilidad Primaria de 25, en consecuencia, el total seria 100 %, entonces según esta teoría cada uno de sus conducidos debería triplicar la Probabilidad Primaria y el 25 se transformaría en 75, claro a costa de bajar proporcionalmente en cada carrera las probabilidades de los demás contendientes. Y por supuesto tomando en cuenta que no hay un solo jinete muy destacado, puede haber 3 o 4 a los que habría que analizar de la misma forma.

Evidentemente triplicar la Probabilidad Primaria, o simplemente ajustarla ponderadamente, que es en realidad lo que se hace, es también algo un poco extralimitado, por varias razones que no viene al caso explicar, de forma tal que este ajuste, muy importante eso si, se hace en forma limitada en función de ciertos criterios.

De esta forma se obtiene la Probabilidad final y definitiva para cada ejemplar.

 

Algunos enfoques finales resumidos

 

Este es un Reporte Guía

Los datos de pasillo se los dejamos al usuario. Somos en términos generales ajenos a eso

Partimos de la base de que El usuario es un ser pensante con capacidad de decisión y criterios propios, no damos pildoritas.

Podría decir que el análisis, calificable de cualquier forma es casi un 100 % objetivo, exceptuando el caso ejemplares con una sola actuación y un par de detalles adicionales.

Consideramos que son tantos los elementos incidentes que debemos prioritizarlos y afectarlos por un valor probabilístico

Las Tablas señalan la Probabilidad de ganar de cada ejemplar y se basan en su potencial para ganar. Esto significa que uno con alta probabilidad es muy posible que resulte ganador o que llegue muy cerca del ganador, pero no significa que uno con baja probabilidad debe llegar lejos ya que muy bien podría llegar segundo a nariz pero sin resultar ganador. Las Probabilidades son a ganar.

Los ejemplares debutantes ó de muy limitado historial se ven posiblemente desfavorecidos en las Tablas por no poseer actuaciones que aportan méritos y que permitan una evaluación más real y fundamentada.

Las Tablas plantean ofrecer los Cinco más Probables de cada carrera y servir de marco de referencia a los lectores con criterios para decidir sus jugadas y no de píldoras milagrosas para jugadores incautos ( Para estos hay un amplísimo Menú de Opciones ). Es decir que yo creo que las Tablas pueden ser de gran ayuda al lector que inteligentemente sepa aprovecharlas en sus muy distintas opciones de juego.

Una vez obtenidas las Tablas, yo como cualquier lector, subjetivamente, hago algunos comentarios seleccionando ejemplares a modo de pronóstico. Los interrogantes que a veces aparecen al lado de la Probabilidad obtenida es una notación subjetiva mía que define un nivel de duda que me surge en mi análisis personal y que incide en mi selección comentada.

Las Líneas que ofrezco en el resumen son las Posibles Líneas que yo percibo. El lector escogerá aquellas que desee en base a la coincidencia con su análisis. En el caso de las Posibles Sorpresas, más que una recomendación de ejemplares que creo ganarán se refiere a qué ejemplares, si se buscan resultados sorpresivos, yo recomiendo considerar. Si estos, adicionalmente, poseen la primera probabilidad, pues la jugada es para mi concepto altamente recomendable.

El pronostico es por mí concebido, y realizado simplemente como la ejecución de un hobbie con aspiraciones perfeccionistas, es un proceso profesional, inexacto como todo enfoque de la previsión de resultados afectados por el azar, pero sustentado con experiencia en algunas disciplinas que considero útiles.

 

Espero sea esto ilustrativo y de alguna utilidad para uno que otro de los visitantes de la pagina.

 

Mucho Agradezco que cualquier reproducción parcial o total de la misma sea debidamente referenciada

 

Luciano Del Gaudio

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 05 de mayo de 2005

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados