Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Alighieri

(Ven, 1994, Sag Harbor en Virginia Diamond por Diamond Shoal)

Por Juan Macedo

 

En honor al famoso poeta florentino Dante Alighieri, el reconocido propietario Don Ángelo Di Silvio Di Francesco registró para los colores de su Stud Sant Omero un potro castaño de un físico envidiable, nacido el 25 de febrero de 1994 en las praderas aragüeñas del Haras Montesano del Sr. José Luis Miglietti Brun, con el nombre de Alighieri, este siempre corrió bajo el entrenamiento de "Nino" Antonio  Catanese durante su vida pistera.

 

Con la capuchera verde que utilizó a lo largo de su campaña, Alighieri debutó como dosañero el 9 de noviembre de 1996 con la monta de Rafael Torrealba ganando de manera terminante con 4 cuerpos de ventaja sobre El Majo agenciando 72" para 1200 metros y repitió cómodamente manteniendo su invicto superando a Dr. Aoun con 6 ½” cuerpos parando los relojes en 84"4 para los siete furlones, dejando a vista de todos que iba a contar en los eventos selectivos del próximo año, a pesar que daba muestras de evidente indocilidad.

 

Reapareció a los tres años en el Clásico Francisco de Miranda que sirvió de marco de apertura de la temporada hípica de 1997 del óvalo de La Rinconada y llevado por Rafael Torrealba, resolvió temprano ante el veloz Spotted King para para desprenderse con 3 ¾ largos sobre Scott Gordon, recorriendo los 1400 metros en 85”3. El 8 de febrero se enfrentó por primera vez ante Lomaxti en los 1300 metros de la Copa Gran Tiro, donde perdió su invicto con el antes mencionado figurando segundo a 4 ¾ cuerpos.

 

 

 

Dos semanas después, Lomaxti volvió a ser su verdugo, esta vez en los 1500 metros de la Copa Juan Vicente Tovar aventajándolo por 3 cuerpos. El 15 de abril participó en el Clásico Gobernador del Distrito Federal sin pena ni gloria al quedar cuarto a 15 cuerpos de LomaxtiEl 5 de abril enfrentó nuevamente al veloz Spotted King, pero esté se encargó de ponerle nombre a los 1600 metros de la Copa John Boulton, quedando Alighieri en el tercer lugar a 8 ¾ cuerpos. A los días Alighieri se le practicó una orquiectomía unilateral. Reapareció el 5 de mayo ante el lote común donde metió un galopón de ¡12 cuerpos! sobre Workouts, agenciando 90"2 para los 1500 metros.

 

El 18 de mayo inició la Triple Corona Venezolana con la milla del Clásico José Antonio Paéz y un Alighieri transformado con demoledora atropelladora, cargándose hacia fuera un poco y quebrando la resistencia de los punteros Spotted King y Lomaxti, se vino hasta la meta en ganancia de forma fácil con Rafael Torrealba up, superando a Scott Gordon por 1 ¾ cuerpos, el tiempo fue de 96” exactos. Tres semanas después en el Clásico Ministerio de Agricultura y Cría, el segundo eslabón de la triple corona, Alighieri era el candidato lógico. Pero Scott Gordon acabó con sus pretensiones al vencerlo por 8 ½ cuerpos en los dos kilómetros.

 

 

Tras breve receso por un desgarramiento muscular, reapareció el 2 de agosto en el lote común derrotando por 2 cuerpos a Toscanelli, dos semanas después participó en la Copa Catire Bello y el representante de las sedas del stud Sant Omero se colocó en la posición de escolta detrás de Tricampeón, el cual hizo el gasto de la contienda, para dominar en la entrada de la recta final y resistir el empuje final de Tabac y Toscanelli y vencerlos por 1 ½ cuerpos, dejando registro total de 77"3 para el recorrido de 1300 metros con la monta de Douglas Valiente.

 

 

Alighieri volvió al lote selectivo el 14 de septiembre en los 1200 metros del Clásico de los Sprinters y al entrar en la recta final con gran oportunidad del triunfo, comenzó a abrirse de manera elocuente hasta la baranda exterior, hecho que aprovechó Anfíbol para atropellar por dentro y superarlo por ½ cuerpo en propia sentencia.

 

El 05 de octubre participó en el Clásico Cría Nacional con Rafael Torrealba y cuando todo parecía indicar que resultaría el vencedor por la sólida ventaja de tres cuerpos que traía en plena recta final, se repite la historia y comenzó a dar muestras de indocilidad cargándose violentamente hacia afuera faltando 100 metros para la raya, lo que aprovechó Jib Dancer para liquidar en plena sentencia por margen de ½ cuerpo a su favor, un final no apto para cardíacos.

 

A pesar de ello, Alighieri corrió en el Clásico Simón Bolívar y en la última curva se hizo dueño de la punta presionado por Jib Dancer, pero nuevamente se abrió y perdió toda opción de disputar los puestos de vanguardia. Un mes después ocupó el quinto lugar a 6 cuerpos de Pedernal en el Clásico Jockey Club de Venezuela, nuevamente mostrando su indocilidad.

 

Pero su entrenador Nino Catanese como sus dueños, con mucha paciencia y dedicación trabajaron con el hijo de Sag Harbor con la mira puesta para el 14 de diciembre, día que se escenificaba en La Rinconada el Clásico Internacional del Caribe; incluso, el trabajo de Alighieri para la carrera sería catalogado para entonces, como el mejor trabajo de los últimos 5 años: 101” para 1600 metros con 12”1 en los 200 sin hacerle nada.

 

Había mucho optimismo para la carrera, pero siempre existía la duda de que pudiese abrirse de nuevo. Cuando se hizo el sorteo de los puestos de pista y le tocó a Alighieri el puesto número uno, Douglas Valiente le diría tanto a Nino Catanese, como a Di Silvio y a su agente Ernesto Sanoja algo así como: "pidan fiao, porque no podemos perder".

 

Al llegar el momento de la verdad y con un poco de suerte más la predicción del "Jet" Valiente, Aligheri esperó que Lomaxti se agotara para desplazarlo en terrenos de los 800 metros finales y venirse en ganancia "derechito" hasta la meta para de esta forma darle a nuestro país el sexto triunfo en la historia del Clásico del Caribe y romper con el maleficio de nunca haberlo ganado en La Rinconada en cinco intentos. Al fin se haría realidad ese sueño para su propietario, quien, con lágrimas en los ojos y un caudal de emociones en erupción, saldría en búsqueda de su campeón ante el delirio del soberano, el cual lo aplaudiría hasta la saciedad porque este sería la recompensa a tantas carreras perdidas por la mala suerte y a tantos sinsabores vividos con Alighieri ese año. Sería este el premio a la constancia, dedicación y estímulo a todo el personal de cuadra, veterinario y demás, de un ejemplar que no fue mejor debido a sus traumas y mal genio. Con este triunfo, Alighieri se anexó el título de Campeón Tresañero, compartido con Jib Dancer.

 

 

Como cuatroañero, el castaño Alighieri afrontó su primer reto como caballo maduro el 28 de febrero de 1998, en los 1600 metros de la Copa Ángel María Gudiño, pero después de puntear gran parte del recorrido, en la recta comenzó a buscar hacia la parte exterior, obligando a Douglas Valiente a sacar los pies de los estribos, lo que aprovechó Gran Ángel por la parte interior para adueñarse del lugar de privilegio y concretar sólida victoria, en el último brinco se presentó Lomaxti para arribar en la segunda posición, dejando a Alighieri en el tercero a 3 ¼ cuerpos del ganador.

 

El 23 de marzo se repitió la historia, después de hacer el gasto de la carrera se lanzó bruscamente hacia fuera y perdió toda oportunidad, apenas logrando ubicarse en el quinto lugar a cinco cuerpos en el Clásico José María Vargas que se anexó El Gran Sol. El 19 de abril, en el Clásico Internacional Presidente de la República, Alighieri pasó a dominar las acciones y cuando restaban 500 metros para el final, El Gran Sol aprovechó el mañoseo de Alighieri y de un viaje pasó por la baranda para adjudicarse la victoria por dos cuerpos sobre el nieto de Mr. Prospector.

 

El 07 de mayo participó en el Trofeo Gobernador General de las Antillas Neerlandesas con los implementos gríngola y guayo, en la búsqueda de corregir el problema. El caballo concedió ventajas en la partida, corrió negado y Prospect Gold lo superó en buena lid. Tres semanas después corrió en la Copa Hypocrite y volvió a reincidir con los problemas al momento de la partida, para así apenas figurar en el quinto lugar detrás de Preferido.

 

El 21 de junio disputó el Clásico Día del Ejército sin la gríngola, pero Scott Gordon galopó a su antojo y Alighieri tiene que conformarse con el tercer lugar a 7 ¾ cuerpos. Tras un breve descanso, reapareció el 27 de julio en el Clásico Fuerzas Armadas de Cooperación, donde salió adelante apenas se dio la partida perseguido por Carrillón, Alighieri forzó el tren de carrera y de un solo viaje pasó a la delantera, la cual sostuvo a pesar de que en la última curva mañoseó, pero en esta oportunidad obedeció a su jinete Douglas Valiente, quien supo mantenerlo y pese a los esfuerzos de Gran Ángel, logró la victoria, recorriendo la milla en un fabuloso 95”1.

 

 

Dos semanas después se le detectó una fractura en la rodilla izquierda y fue operado por el Doctor Carlos Larrazábal. Su recuperación fue satisfactoria y en noviembre salió a la pista de La Rinconada, con miras a su reaparecida. Pero en uno de sus trabajos recrudeció la lesión y nuevamente fue alejado de las pistas. Pasaba el tiempo y Alighieri se mantenía en el hipódromo, primero paso una temporada en la piscina equina, luego comenzó a trotar en la cancha, pero su entrenador Nino Catanese no pronosticaba sobre sí podrá volver a correr o no, así que simplemente quedaba esperar a que el tiempo hablase.

 

Más de dos años pasaron para que ahora seisañero Alighieri participara nuevamente en carrera, pero ya no era el mismo. Sus mejores actuaciones durante ese año 2000 fueron el 14 de octubre en la milla de la Copa Domingo Noguera Mora, figurando cuarto a 14 cuerpos de El Viti y tres semanas después en la Copa Hylander, donde se entreveró en una pelea suicida con High Executive, pagando tributo al final y así quedar quinto a 6 ½ cuerpos de DiMaggio.

 

Con siete años a cuestas, Alighieri participó con Rigo Sarmiento el 21 de enero de 2001 en los 1400 metros de la Copa El Gran Sol, donde realizó una carrera sensacional a pesar de mañosear en la recta final, superó contundentemente a King Roby por pescuezo y parando el cronómetro en 81”4, pero hubo reclamo por parte de Carlos Andrés Olivero, jinete de King Roby, los comisarios procedieron al distanciamiento. Tres semanas después figura quinto a 7 cuerpos de High Executive en el Clásico Hylander. Se resintió de sus lesiones y tras un paro de tres meses, el 27 de mayo corrió en el máximo lote en 1600 metros sin lucir en ningún momento, quedando séptimo a 25 cuerpos de Tórrido, siendo esta la última carrera de su campaña pistera.

 

El Sr. Byron Velásquez comentó sobre Alighieri: "Adoro a Alighieri, la puerta de mi cuarto está llena de fotos de este extraordinario campeon, sin duda el que mejor lo condujo fue el tristemente desaparecido Douglas Valiente"

 

Alighieri cumplió la siguiente campaña: 9 triunfos, 8 segundos, 3 terceros, 2 cuartos, 5 quintos en un total de 32 actuaciones, que lo llevaron a colocarse, en aquel entonces, tercero en la lista de los ejemplares mayores productores de dinero en todos los tiempos, con una producción de Bs. 111.053.500. Inicialmente había conversaciones para formar parte del plantel de sementales del Haras Gran Derby, pero no se logró concretar la negociación. Luego fue alojado en el Haras San Francisco y para el año 2008 fue negociado al Haras Latino American, destacando como semental por intermedio de los selectivos Bello Amanecer, El de Josefélix, My Johmikejen, Webmaster, Trini Cat (madre de Alvarito Stone), Lady Pía y Mi Pana (en Paraguaná) ; además de ganadores como La Diosa, Laurora, Gold Treasure, Shooting Foul, El Gran Diamante, Fer Out, Buonarroti, Meditación, Mi Viejo, Lawyerthomas, La Periquita, River OneGagliardo, Gift Power, El de Mene, Matsui, Thaumas, Caro Caro, Caleña, Karamazón, Patanjalí, Hot Classic, La De Niky, Audacia, Capitán Tito, Profebolívar, Ole Guapa, Open One, Proverbio, Sweet Alighieri, entre otros. 

 

Fuentes: Diario El Nacional, Diario El Universal, Diario Ultimas Noticias, Diario Meridiano, Sr. Jaime Casas, Sr. Byron Velásquez.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 03 de mayo de 2006

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados