Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta: 
Ambush
(Ven, 1981, Silver Moon III en Emboscada por Alcide)
Por Alfredo E. Plaza V.

 

Otra de las generaciones de yeguas que parecía ser pareja a principios de los ochenta fue la nacida en 1981 y más aún, ante la deserción de la invicta Filosa y luego de la extraordinaria Iuta May, hizo que varias potrancas arrasaran con la programación selectiva del primer semestre de 1984 entre ellas, Mirzeelen, Insigne, Princess Run, Miss Leydy, Peryola y Baby Dancer (que a la postre resultó la mejor tresañera de 1984). Sin embargo, a finales de este mismo año, surgió una potranca que iba a ser protagonista para futuras competencias; me refiero a la hermosa castaña Ambush.

 

Nacida el 13 de abril de 1981 en las tierras del Haras La Quebrada del Dr. Rafael María Branger Ruttman donde se crió, corriendo para las sedas oro y triángulo invertido azul del Stud 2RB de su criador en sociedad con el Sr. Rogelio Barbella, siempre bajo el entrenamiento de Julio Ayala Coronil.

 

Su árbol genealógico está conformado por el argentino Silver Moon III, ganador clásico en su país y luego fue exportado a Chile. Emboscada, de origen británico y a su vez hija de Alcide, ganador clásico de 8 en 12 actuaciones incluyendo el  St. Leger Stakes (2° de la Triple Corona Británica) entre otros y 56.042 libras esterlinas en sumas ganadas en 1958.

 

Debutó ganando como dosañera el 20 de noviembre de 1983 con la monta de Luis Francisco Martín derrotando a Baci por 4½ cuerpos en 82”3 para 1300 metros.

 

Abrió la temporada 1984 llegando segunda de Granujita en ganadoras de una y posteriormente, logró 2 victorias seguidas en la milla derrotando a las potrancas Insigne y a la misma Granujita respectivamente, en tiempos de 101”3 y 100”2. Con este balance de 4-3 enfrentó su primera prueba de fuego, el Gran Premio Selección de Fedeharas y luego de animar gran parte de la carrera, logró el 5° puesto a 3 cuerpos de la ganadora Iuta May, segunda arribó Baby Dancer, tercera Princess Run en fuerte remate y cuarta Princess Love que tuvo algunos tropiezos al final. El tiempo de la ganadora fue de 99”4. Continuó su ascenso, venciendo en el lote de ganadoras de 3 a la yegua La Sargenta por ¾ cuerpos en 93” para 1.500 metros. Cerró el primer semestre de 1984 con un 4° lugar detrás de Princess Run en la Copa Rafael Rugero en 1800 metros.

 

Abrió el segundo semestre de 1984 y en 2000 metros logró el tercer puesto en la Copa Aniversario Hipódromo La Rinconada a 7 ¼ cuerpos de Chulavista. Unas dos semanas después, bajó a 1800 metros y con Miguel Blanco derrotó a Just Right, pupila del Stud Luxor en tiempo de 117”2 y el 4 de agosto de 1984 ganó su primera selectiva con la monta del campeón Ángel Francisco Parra en 1800 metros, como lo fue la Copa Segula C con crono de 115”2 sobre Naomi con Tovar, pupila de “El MusiúZiadie del Stud Atelo, tercera Peryola, cuarta La Posada y quinta Katzé. Con esta actuación logra su sexta victoria en 10 actuaciones y segunda victoria seguida.

 

 

Posteriormente, tiene una seguidilla de 5 derrotas pero no desluciendo del todo ante ejemplares como La Sargenta (3°), Peryola (Copas Hernán Stelling, 3°; Manuel Fonseca, 2°), Bijoubel (7°) y Tendencia (Copa Federico de la Madriz, 3°). Retomó la senda victoriosa en el máximo lote de ganadoras derrotando a Katzé en 1800 metros con crono 115”4, logrando así su séptima victoria en 16 actuaciones. Semanas después perdió apenas por ½ cuerpo de Tendencia en la Copa Manuel Vicente Lander con Parra en los estribos para luego derrotarla por pescuezo en el Clásico Arturo Michelena en 1800 metros y ahora con la monta del efectivo Ángel Angulo dejando un tiempo de 115”1 quedando por debajo del registro impuesto por Val Fleurie en 1982 que fue de 111” exactos. Tercera arribó Native Star por foto sobre Baby Dancer y completó Chulavista que hizo el gasto de la prueba.

 

 

Luego, corrió el Clásico Fuerza Aérea Venezolana en 2000 metros arribando en el segundo lugar detrás de Princess Run y ganándose a yeguas como White Bird, Tendencia, Native Star, entre otras. Para cerrar 1984 corrió los 2000 metros del Clásico Instituto Nacional de Hipódromos y luego de estar entre las punteras e incluso tomó la punta en los 1.000 metros de carrera con Baby Dancer al costado, dando cuenta de Famosísima y White Bird que prácticamente se entregaron, se trenzó en un duelo con la pupila del señor Edmundo Ruiz hasta la entrada de la recta final, sitio donde Princess Run aprovechó un excelente pase por la baranda y se vino galopando la carrera para dejar a Native Star en el lugar de escolta y en corta atropellada, Baby Dancer en el tercero, agotada y por poco le cede el puesto a Villa Carmen que corrió de última en los primeros metros y Ambush cerró el marcador visiblemente cansada para ganarse a White Bird, Tendencia que decepcionó, Famosísima y Falseta última, en tiempo de 128” exactos. Su balance al cierre de temporada fue de 8 primeros, 4 segundos, 4 terceros, 1 cuarto, 2 quintos y 1 fuera de pizarra.

 

El 5 de enero de 1985 abrió la temporada como madura y estrenando nuevo jockey, nada más y nada menos, que el astro Juan Vicente Tovar, quien prácticamente sería su jinete oficial, logró una contundente victoria sobre Blissful en el máximo lote de ganadoras en la corta distancia de 1200 metros demostrando su capacidad tanto para las distancias largas como las cortas. Quince días después subió a 1900 metros y llegó tercera de Villa Carmen en la Copa Cipriano Jiménez Macías. Seguidamente el 16 de febrero de 1985 logró su segundo lauro clásico sobre la rápida Mirzeelen en un registro de 116”4 para los 1800 metros y obteniendo su décimo triunfo en 23 presentaciones, en el marco del Clásico John Boulton, dejando en el tercero a Baby Dancer con Parra, cerrando Villa Carmen y Native Star, a falta de otras.

 

 

Tres semanas después, se impuso en la Copa Hypocrite sobre Black Lady dejando un crono de 118”2 para los 1.800 metros. Tercera arribó la mora Sin Clair, Native Star y Mirzeelen completaron el marcador.

 

 

Unas tres semanas después cayó tercera de Native Star en la Copa Blondy en 2000 metros, siempre con Tovar en sus lomos. Luego, en la escenificación del Clásico Mathieu Valery y con la monta del campeón Douglas Valiente, perdió con todos los honores y por ½ cuerpo ante Baby Dancer con Argenis Rosillo dejando una discreta marca de 133”3.

 

Haciendo un pequeño paréntesis en esta historia, hemos observado que en los primeros semestres de los años 1984 y 1985, los tiempos dejados para cada carrera eran muy discretos, pero cambiaban considerablemente después del segundo semestre de los años en cuestión.

 

Volviendo a la historia, nuevamente Tovar se montó sobre Ambush para competir en la Copa Henrique Otero Vizcarrondo en distancia de una milla y fue relegada al cuarto puesto por la rauda Doña Martha. Posterior a esta competencia, subió a la distancia de 1800 y perdió una carrera increíble por pescuezo ante una sorpresiva Peña de Oro en el marco de la Copa Francisco Urbina Romero montada por José Luis Lugo y entrenada por Jesús Eduardo Benedetti para las sedas de Stud Longchamps y del también Haras Longchamps, el tercero lo ocupó la rauda With Love que no aguantó la pelea inicial, Native Star arribó cuarta en corta atropellada y cerró Mirzeelen que se cansó de perseguir a With Love y última arribó la mora Sin Clair en tiempo dejado por la ganadora de 116”2.

 

Fue inscrita en el Clásico Arturo Michelena para tratar de ganarlo por segundo año consecutivo, pero nuevamente la veloz Doña Martha las durmió de punta a punta con la monta de Rafael Bravo Gómez, en el segundo arribó Baby Dancer con Valiente, tercera Ambush que no pudo, Native Star arribó cuarta y quinta Peña de Oro, a falta de otras, en tiempo de 98”2. Semanas después, exactamente el 23 de junio de 1985, día histórico para el hipismo venezolano, ya que, el caballo Iraquí se consagraba como el tercer Triplecoronado Venezolano luego de 13 años de espera, Ambush lograría su última victoria en la Copa Carlos Gardel sobre la veloz With Love y con 59 kilos en sus lomos con tiempo de 121”1 para los 1900 metros. Para cerrar su campaña como cuatroañera, corrió el Clásico Día de la Armada en distancia de 2000 metros arribando en la quinta posición con la monta de Miguel Blanco, detrás de la campeona Tan Bonita que dejó marca de 129”2 con Douglas Valiente en el sillín. Segunda arribó Rymer Reef con el campeón Tovar que intentó en parciales falsos de irse de punta a punta pero, no pudo ante la arremetida de la ganadora, tercera arribó la otra campeona, Baby Dancer y cuarta, la sorpresiva Grítela del Stud Valecito, fuera del marcador: Native Star, Perchita y Peña de Oro. Problemas físicos arreciaron en su contra por lo que su campaña quedó truncada ese año 1985 que cerró con 4 victorias, 2 segundos, 3 terceros, 1 cuarto y 1 quinto en 11 salidas.

 

Para 1986, con cinco años de edad y lesiones a cuestas, tuvo una campaña para el olvido, 4 fuera de pizarra que pusieron punto final a su campaña pistera para acumular de por vida, 12 triunfos, 6 segundos, 7 terceros, 2 cuartos, 3 quintos y 5 no pizarra en 35 carreras, todas en la arena del óvalo caraqueño y su cuenta se elevó a Bs. 2.640.000, para dar inicio a su rol como yegua madre en el haras que la vio nacer, Haras La Quebrada. 

 

En efecto, fue una rendidora matrona, destacando por intermedio de los selectivos Traffic King y Tanane; además de los ganadores Pemaro, Mapana (abuela de Pacific Jet y Diosa Queen), Misty Lady (2 y Bs. 963.855) y Transqueen (madre de Pudyanosqui). Extraoficialmente se dice que murió en el año 2003 en el Haras Vista Hermosa, su última morada.

 

Fuentes: Apuntes Personales, Ing. Juan Macedo, www.pedigreequery.com, Sr. Jaime Casas A.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 28 de abril de 2011

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados