Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Chaguaramal

(2013, Ven, Chrystal Water en Pimpinela por Mano a Mano)

Por Juan M. Arredondo Q.

 

El Haras Agua Miel ha sido uno de los baluartes dentro de la hípica venezolana cuando queremos referirnos a brindar oportunidades a padrillos criollos, porque en medio de una actividad con las limitaciones propias de un criadero pequeño ha sabido potenciar a destacados pisteros nacidos en nuestro país para aprovechar su calidad y transmitirla a sus descendientes. Basta con recordar a Sir Flier (hijo de Volantín), Arzak (hijo de Eméritus) o Paso Alegre (hijo de Mano a Mano) para evidenciar su éxito con esos sementales que fueron relegados o ignorados por otros criadores. Uno de esos ejemplares con el sello Agua Miel fue un balín llamado Chaguaramal (imaginamos que quizás pudo ser nombrado así en homenaje a un pueblo del estado Monagas) al cual queremos honrar con este escrito.

 

De hermoso pelaje alazán nació el 16 de febrero de 2013, siendo un hijo de Chrystal Water en Pimpinela por Mano a Mano. Su padre (VEN 2005, Water Poet en Chrystal City por Capote) destacó como corredor logrando mantener su invicto en cuatro salidas perdiéndolo en su quinta actuación cuando una lesión acabó con su campaña. Como buen descendiente del mejor padrillo en Venezuela durante el siglo XXI y además nieto materno de Capote (hijo a su vez del gran Seattle Slew, triple coronado en USA y Jefe de Raza), su potencial para la cría se ha hecho una realidad porque con muy poca producción ha sido capaz de dar ganadores clásicos de la talla de Ensenada (de 13-9) y Chaguaramal (de 15-8).

 

Su madre (VEN 2004, Mano a Mano en Golden Strike por Slew O’Gold) fue una destacada pistera que logró 13 victorias en 37 salidas incluyendo los clásicos Entrenadores Zulianos, Jockey Club del Zulia y Veseli. Hija de un doble coronado en La Rinconada, allí comenzó su campaña, pero realmente brilló fue cuando llegó al hipismo zuliano, donde se convirtió en una de las mejores del patio bajo la tutela de Juan Andrés Rodríguez. Su primer producto fue Zamar, luego daría al rendidor Chaguaramal y después vendría Ares, todos ganadores siendo ellos los únicos hijos suyos registrados en la página pedigreequery.com hasta el día de hoy.

 

Chaguaramal es lo que en inglés denominan un “homebread”, es decir, un caballo que defiende los colores de su criador. El vistoso ejemplar exhibió con orgullo la famosa chaquetilla del Stud Papa Juan que por tanto tiempo identificó a Don Federico Carmona Perera, ya fallecido al nacer este hijo de Pimpinela (que también era del Papa Juan). Le fue encargado su cuido y entrenamiento al campeón Juan Carlos Ávila, quien con mucha paciencia supo explotar el potencial como velocista de este noble ejemplar cuyo peso físico superaba los 450 kilogramos y que no realizó campaña como dosañero.

 

Su estreno se produjo el 20 de febrero de 2016 con la monta de Rigo Sarmiento cotizado como el primer favorito en taquilla (3/5), mostrando desde sus inicios lo que sería como pistero logró vencer de punta a punta con mucha solvencia pese a correr en zigzag durante la recta final para finalizar con ventaja de 2 ¼ cuerpos sobre Prince Leo dejando 66”2 para 1100 metros. Aunque el margen de triunfo no fue tan holgado, faltando unos doscientos metros traía no menos de cinco cuerpos y su jinete lo desarmó, causando muy buena impresión.

 

Casi un mes después subió de lote enfrentando a otros prospectos como Marinero Real y Fast Lion (éste cotizado 2/5) pero el hijo de Chrystal Water brindaría una terminante demostración de su calidad cuando logra tomar la delantera desde el vamos marcando parciales de 22”3 y 47” pero muy contenido por su jinete, cuando Rigo lo movió se disparó en la punta para galopar por casi 12 cuerpos sobre On The Rocks que lo escoltó, agenciando 66” para 1100 metros.

 

Al mes siguiente continuó ascendiendo lotes y esta vez también de distancia, aunque salió en un tranco más cómodo buscando dosificarle sus energías cuando entró en la recta final pareció desinflarse porque se vio sin fuerzas, aflojando a tal punto que finalizó sexto (último) a 19 cuerpos del ganador Vencedor, el cual luciendo muy bien hizo honor a su nombre con suma facilidad. Esa fue la única salida suya por encima de los 1300 metros, sin embargo, algo debió ocurrirle porque fue enviado a un descanso que se prolongó por cuatro meses sin ver acción.

 

Reapareció el 14 de agosto en G-2 siendo favorito unánime en taquilla (1/9) y lo hizo por todo lo alto al galopar de punta a punta con ventaja de 7 ½ cuerpos sobre Fast Lion agenciando un respetable 63”4 para 1100 metros, demostrando que aquella actuación de abril fue algo ocasional. Un mes después subido a G-3ó4 en una prueba que parecía hecha a su medida (de nuevo ofrecía 1/9) pero fue sorprendido por el caballo Mr. Ponchi que brindando bonito espectáculo se le puso al lado casi desde el inicio para liquidarlo en los metros finales, arribándole Chaguaramal segundo a solo ¾ de cuerpo.

 

Realmente no sabemos si catalogar como lamentable para Chaguaramal que en el mes de octubre estallara un paro de caballerizos que se extendió hasta diciembre, cancelando el calendario selectivo del último trimestre. Si bien es evidente que al no haber carreras cuando parecía estar tomando su mejor condición pudo ser afectado, el resultado de ese descanso adicional pareció poner en evidencia que necesitaba ese tiempo extra para terminar de “hacerse caballo”, regresando a la pista en un nivel superior.

 

Reapareció el 19 de febrero de 2017 (a un día de cumplirse un año de su debut) inscrito en G-2ó3 estrenando la monta de Cipriano Gil (Rigo Sarmiento había partido hacia Norteamérica), luciendo como un verdadero cohete al vencer de punta a punta con mucha solvencia, aunque finalizó con sólo dos cuerpos sobre Sebastián Zeta que atropelló al final, marcando 69”4 para 1200 metros.

 

Su esperado estreno ante el lote selectivo llegaría el 2 de abril cuando fue inscrito en la Copa Revista Gaceta Hípica, enfrentando a siete rivales de gran rendimiento en los tiros cortos. Sin embargo, “el coheteChaguaramal brindaría una gran exhibición al imponerse de punta a punta con parciales de 21”4 y 44”4 para completar un excelente 63”1 en los 1100 metros, superando por 3 cuerpos a Rey Tesa que se cansó de perseguirlo durante todo el trayecto.

 

 

El 14 de mayo de nuevo en una selectiva (Copa Gran Abuelo) pero con mayor distancia, lo cual hizo dudar a muchos que pensaban le pudiera quedar largo el tiro. Protagonizando una fenomenal esprintada que lo llevó a marcar parciales de 21”2, 44”3 y 69” pudo mantener a raya a los cotizados Blue Monkey y Rey Tesa que nunca pudieron darle alcance y finalizaron en ese orden detrás de Chaguaramal que ganó con ventaja de 4 ¼ cuerpos marcando 76”4 para 1300 metros.

 

 

Pero se presentaron los imponderables de la vida (el hipismo no escapa de ellos) y Chaguaramal justo cuando parecía estar en su mejor momento comenzó a padecer sus problemitas de salud, que si bien no lo sacaron por completo de la actividad durante ese año si le impidieron participar en la Gala Hípica de Caracas, siendo uno de los grandes candidatos para el emblemático Clásico de los Sprinters que finalmente se llevó con facilidad Blue Monkey para la cuadra amarilla. Su ausencia de las pruebas públicas se prolongó por cinco meses, durante ese tiempo se produjo una suspensión al catire Juan Carlos Ávila por lo que obligatoriamente hubo un cambio de entrenador, apareciendo inscrito en su regreso por Yanir Hurtado como su preparador.

 

Esa reaparecida se produjo el 22 de octubre con la disputa del Clásico Grano de Oro enfrentando a un lote ligeramente inferior a los que venía superando con solvencia a comienzos de año, por lo que fue cotizado como favorito unánime (1/9). Ratificando esa condición, “el cohete” logró imponerse de punta a punta marcando parciales de 22” y 44”3 entrando en la recta final con mucha ventaja, pero comenzó a aflojar para terminar con apenas pescuezo de diferencia sobre Black Powder, el cual atropelló fuerte al final sin poder alcanzar al veloz hijo de Chrystal Water, en tiempo de 71”3 para 1200 metros.

 

 

Hasta este punto su temporada iba de 4-4 con tres triunfos selectivos (todos con Cipriano Gil), aunque estuvo ausente varios meses pudo reaparecer de manera triunfal conquistando su primer triunfo clásico (antes dos copas), por lo que todo hacía pensar se estaba consolidando como el líder entre los velocistas de la capital.

 

Para finalizar el año fue inscrito el 23 de diciembre en la Copa Don Fabián con la monta de Franklin González Jr., realizando una carrera increíble pues logró tomar la iniciativa desde el vamos con la presión cercana de Mr. Espectacular que lo llevó a dejar parciales de 21”3 y 43”3 entrando con buena ventaja en la recta final pero “caminó” los últimos doscientos metros perdiendo no solo la carrera sino hasta la posibilidad de entrar en pizarra, finalizando sexto a 6 cuerpos de My Trainning Mate que se adjudicó el triunfo, en tiempo de 77”2 para 1300 metros.

 

 

A pesar de no ganar allí, su actuación en esa copa es un video que le invitamos a repasar porque describe la clase de ejemplar del que estamos escribiendo en esta nota. Aunque fue difícil poder conseguir una confirmación oficial, de acuerdo a lo que pudimos investigar el raudo Chaguaramal fue declarado como el Campeón Sprinter 2017 en La Rinconada, considerando los méritos que describimos un par de párrafos atrás.

 

Para la que terminaría siendo su temporada final fue enviado a la cuadra de Miguel Contini como su nuevo entrenador, alguien que había triunfado en el pasado con la divisa del Stud Papa Juan. El día 26 de febrero de 2018 fue inscrito en el Clásico Hylander con la monta del astro Ángel Alciro Castillo lo que obviamente hizo inclinar el favoritismo a su favor (1/5 en taquilla). Con un ligero cambio en la estrategia pues fue bastante contenido en los primeros metros (buscándole el final que le faltó en la anterior) debió accionar detrás de Mr. Espectacular que agenció 23” y 46”3 siendo alcanzado a la entrada de la recta final por Chaguaramal para venirse ambos en un interesante duelo del que sacó mejor parte el hijo de Miner’s Lamp con pescuezo de ventaja sobre Chaguaramal mientras el resto del lote llegaba muy lejos de ellos.

 

 

Nos parece oportuno acotar que el tiempo final fue de 70”2 con remate de 23”4 en los últimos cuatrocientos metros, lo cual demuestra que la idea de contenerlo al principio fue parcialmente exitosa pues le permitió rematar de mejor manera, pero no se pudo concretar el triunfo que a fin de cuentas es lo anhelado por todos sus allegados y la afición en general.

 

Su siguiente salida vendría el 2 de abril en la Copa Gran Abuelo (que ganó en 2017) con la monta de Jean Carlos Rodríguez y logró un triunfo convincente de punta a punta, dejando parciales de 22”3 y 45”1 “el cohete” logró completar el tiro de 1100 metros en 63”4 con ventaja de 4 ½ cuerpos sobre Gran Sasso y Río Araciama que llegaron empatados a la meta en la posición de escoltas aunque jamás pudieron amenazar el triunfo del favorito unánime (que fue invalidado por las autoridades del INH ya que lucía sobrado en el papel, como en efecto lo estuvo en carrera).

 

 

Queremos agregar que esta fue su sexta actuación en la distancia de 1100 metros, con saldo de cinco triunfos y un segundo (en final cerrado), lo que confirma a las claras su capacidad y destreza en el corto recorrido. Además, esa victoria sería la última que lograría anexar a su historial, aunque aún le faltaba un pequeño trecho de su recorrido en las pistas.

 

El 27 de mayo intervino en el Clásico Revista Gaceta Hípica (que ganó en 2017 como copa) enfrentando a los últimos dos caballos que habían logrado derrotarlo (Mr. Espectacular y My Trainning Mate) junto a otros rivales de menor envergadura en el papel. Volviendo a su viejo estilo logró tomar la punta con gran velocidad (la pizarra no reflejó los parciales, por ello Lester Rivas en su narración no pudo mencionarlos) prácticamente anulando a su perseguidor Mr. Espectacular, de nuevo con ventaja en la recta final pero una vez más aflojó mucho en los últimos metros para ser rebasado por el sorpresivo Santiago, finalizando Chaguaramal segundo a unos dos cuerpos. El tiempo final fue de 77”1, lo que nos da una idea de los parciales que debió agenciar el raudo hijo de Pimpinela.

 

Luego de un descanso que se prolongó por unos tres meses, reapareció directo en la Gala Hípica donde fue inscrito en el Clásico de los Sprinters como uno de los favoritos con la monta de “El PochoJaime Lugo, pero en un lote de catorce participantes no pudo hacer su acostumbrada carrera en velocidad y se vio muy comprometido durante el recorrido, finalizando octavo a 9 ½ cuerpos del ascendente Attraction que logró vencer en terminante demostración agenciando 70”2 para 1200 metros.

 

El 27 de octubre participó en el Clásico Grano de Oro (que ganó en 2017) pero en una carrera para el olvido apenas pudo brevemente tomar la punta y marcar el primer parcial (22”1) aunque pronto fue rebasado por El Negro Barry y el vencedor Crotone, finalizando en el sexto y último lugar a 26 cuerpos luego de que su jinete Jean Carlos Rodríguez lo dejara tranquilo en la recta final. De esa manera llegó a su fin su etapa como pistero, una vez que ya no parecía el mismo que lució como un “cohete” durante la mayor parte de su tiempo activo.

 

Numéricamente su campaña se resume en 8 triunfos de 15 salidas (de ellos un clásico y tres copas) completando con 3 segundos y cuatro no figuraciones en pizarra acumulando ganancias de Bs. 1.192 (luego de la reconversión monetaria del año 2018), destacando como un connotado velocista con esprintadas de carácter épico, pero también fueron espectaculares sus “frenazos” en la recta final, perdiendo al menos en par de ocasiones de esa manera. Sin embargo, quienes le vimos correr y ahora aquellos que pueden disfrutar de este trabajo (con todos sus vídeos) admiramos su ejecutoria pistera y le recordamos como un verdadero balín, “el cohete del Agua MielChaguaramal.

 

Actualmente se encuentra en el Haras Agua Miel donde ha recibido algunas oportunidades como semental.

 

Fuentes: Ing. Juan Macedo, Prof. Winston Hernández, www.pedigreequery.com, Dr. Javier Farache.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, lunes 31 de enero de 2022

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados