Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Clase Estelar

(2009, Ven, Stellar Brush en Soclassie por Capote)

Por Juan M. Arredondo Q.

 

En la historia de nuestra hípica abundan los ejemplos de purasangres que durante una temporada lograron alzar títulos campeoniles a pesar de tener muchas más derrotas que victorias, a fin de cuenta le bastaron los triunfos alcanzados en las pruebas más importantes porque ellas generalmente ayudan a definir en la hora de realizar una escogencia para determinar cuál fue el mejor de una generación durante ese período a evaluar. Para nosotros, una muestra de estos casos lo constituye aquella yegua llamada Clase Estelar, a la que brindaremos este homenaje.

 

Nacida el 18 de febrero de 2009 en las tierras del prestigioso Haras Los Aguacates, fue una hija de Stellar Brush en Soclassie por Capote. Su padre (USA 1996, Broad Brush en Dynamic Star por Silent Screen) fue un destacado ganador clásico de seis en trece salidas que produjo US$626.830 incluyendo el Ohio Derby (grado 2). Traído a Venezuela para la temporada de monta de 2003, nacieron sus primeros hijos al año siguiente destacando allí con ganadores selectivos como Fin de Mundo (Rancho Alegre) y Refrig Brush (Valencia). Con el transcurrir del tiempo sobresalió con ganadores clásicos tales como Albmerli, India Uribí y la mencionada Clase Estelar, la cual salió de última producción registrada.

 

Su madre (1995 USA, Capote en Isayso por Valid Appeal) fue una ganadora de dos en trece salidas que produjo US$59.330, dotada de un pedigrí muy llamativo siendo hija de un ganador de la Breeder’s Cup Juvenile y nieta paterna del extraordinario Seattle Slew, además su abuelo materno produjo en Venezuela al ganador clásico Vari Yata. Dejó cinco hijos nacidos en su país de origen de los cuales tres corrieron y todos fueron ganadores incluyendo a Concert Music (de 6-5). Fue traída a Venezuela en el año 2007 siendo Clase Estelar su primer producto criollo, dando además a Xcelente, Estelar y Da Clase en cruce con otros padrillos, acotando que todos fueron ganadores, aunque tuvieron campañas si se quiere discretas.

 

Nunca fue exhibida a la venta, ya que tuvo una fractura de cadera desde temprana edad, incluso se creyó que ni llegaría a correr y fuera enviada directamente a la cría, pero evolucionó de tal manera que finalmente defendió los colores de su criador Vicente Pérez Recao (Stud Los Aguacates), quien le encargó su cuido y entrenamiento al joven Alexis Delgado, acotando que llegó a la cuadra con un músculo del anca atrofiado y físicamente disminuida en comparación con los de su generación, lo que ratifica el magnífico trabajo de Alexis y “Pablote”. Dotada con un físico que se podría catalogar como cercano al ideal en nuestro medio, su peso promedio en actividad estuvo entre 435 y 440 kilogramos, el menor sería en su estreno con 429 kilogramos.

 

Debutó el 15 de enero de 2012 en prueba para potrancas no ganadoras, cotizada como la tercera favorita en taquilla, pero con un bajo 6/5 como dividendo (aberraciones que no deberían ocurrir). Contando con la monta de Rogers Rengifo (quien sería su jinete oficial) logró adjudicarse un bonito triunfo superando por apenas ¾ de cuerpo a Yangzi que vendió cara su derrota, agenciando 79”1 para los 1300 metros. Como anécdota podemos agregar que esa fue la única actuación no selectiva de su campaña, lo cual da una idea del concepto en que la tenían sus allegados.

 

Para su segunda salida realizada el 5 de febrero fue directo contra las mejores potrancas hasta ese momento, cumpliendo una más que aceptable actuación al finalizar cuarta a 2 ½ cuerpos de la favorita unánime y líder entre las tresañeras Quick Bullets (invicta en cuatro salidas), la cual agenció 84”3 para 1400 metros. Un mes después evidenció cierta evolución cuando disputó el Clásico Asamblea Nacional, pese a caer de nuevo ante la imbatida Quick Bullets consiguió escoltarla a solo 2 ¾ cuerpos en tiempo de 100”3 para la milla.

 

Manteniendo la separación de tiempo entre carreras, fue inscrita el 8 de abril en el Clásico Senegal donde estuvo ausente la potranca Quick Bullets, sin embargo, le tocó enfrentar a otra buena de la generación llamada Queen Catherine que terminó cotizada como la favorita unánime (1/9) y así respondió en buena forma al superar con relativa facilidad a Clase Estelar, aunque la diferencia final fue de solo un cuerpo. La hija de Wild Tempest entró en la recta final con varios cuerpos de ventaja, pero Clase Estelar mostró nuevamente destellos de su capacidad al acercarse con fuerzas en los metros decisivos, aunque lamentablemente la toma de la cámara en el vídeo no permitió apreciar con claridad este hecho.

 

Durante el mes de mayo dio inicio a la triple corona para hembras con la disputa del Clásico Hipódromo La Rinconada el domingo 20, allí se dieron cita diez de las mejores potrancas de una generación con mucha paridad, aunque a última hora quedaron nueve ante el retiro de la invicta Quick Bullets por estado febril. La nota previa publicada por el Profesor Winston Hernández (tomada a su vez del reconocido Jaime Casas en la extraordinaria publicación La Hipódromo Digital) nos pareció de tal calidad y exactitud que acá queremos dejarles el enlace de acceso para todos aquellos interesados en leer esa reseña de forma completa: http://ensaladadevainitas.blogspot.com/2012/05/hipodromo-la-rinconada-gr-1-2012-un.html

 

Y si la prueba lucía pareja en el papel con gran atractivo por la calidad del lote, el desarrollo de la misma no defraudó en lo absoluto pues fue emotiva de principio a fin, con la veloz Queen of Queen marcando parciales de 21”4 y 45” para entrar en la recta final con ventaja pero declinando en su accionar, lo que permitió a las atropelladoras Miss Sherezade y Clase Estelar sacar provecho viniéndose a decidir en un emocionante final que fue tan cerrado como incierto su resultado, el cual demoró varios minutos en dilucidarse. La decisión de los Comisarios fue decretar un empate ya que no se pudo apreciar ventaja para alguna de ellas, siendo el primero y único que se haya dado en un evento de la triple corona (de hembras o para todo ejemplar), con lo cual se producía la notable curiosidad de tener dos posibles aspirantes a obtener la trilogía clásica.

 

 

El tiempo final fue de 96”3 para la milla, queremos destacar la conducción de Jean Carlos Rodríguez (Miss Sherezade) y Rogers Rengifo (con Clase Estelar) porque pusieron todo su empeño en esos metros finales: el primero de ellos logró sortear fuertes tropiezos al no conseguir el pase pegado a la baranda interior, mientras que el segundo pudo enderezar a su yegua luego de girar un poco abierta en la curva final logrando concretar el anhelado triunfo que premiaba su esfuerzo y la labor de todo el personal allegado a las gallardas corredoras, ambas de paso criadas en el Haras Los Aguacates.

 

Pero si antes del HLR había mucha expectativa porque el lote era muy parejo, el subir por vez primera a los cuatro codos en un evento clásico solo aumentaba la incertidumbre sobre el resultado. Tras superar su cuadro de fiebre regresaba a la acción la invicta Quick Bullets teniendo que enfrentar a las ganadoras del primer paso (Miss Sherezade-Clase Estelar) junto a otras cotizadas como Queen Catherine y Marianna Queen. El domingo 10 de junio fue la fecha fijada para el Clásico Prensa Hípica Nacional, con un total de nueve potrancas en acción.

 

Aunque parezca reiterativo nos parece necesario acotar que el desarrollo de la competencia logró reflejar la calidad y paridad del lote, surgiendo la veloz Quick Bullets para hacer el gasto siendo perseguida de cerca por Marianna Queen y Queen Catherine desde los primeros metros, logrando esta última desplazarla brevemente en la recta final antes que surgiera con poderoso avance la zaina Clase Estelar para adjudicarse un bonito triunfo superando por aproximadamente un cuerpo a la ex invicta Quick Bullets que en el rayado volvió para arrebatarle el lugar de escolta a Queen Catherine y Manún que finalizaron empatadas en el tercer lugar. El tiempo fue de 123”2 para los 2000 metros y completaba Clase Estelar una doble corona que prometía ir a más, tomando en cuenta su capacidad para accionar en los metros finales.

 

 

Su cita ante la historia llegaría el 8 de julio con la disputa del Clásico General Joaquín Crespo que cierra la famosa tríada, esta vez con Clase Estelar en plan de gran favorita (2/5) y única aspirante a convertirse en la undécima triple coronada en La Rinconada. Esta vez eran seis las rivales contra ella, luciendo grande en el papel pese a lo incierto del largo recorrido para las potrancas. Aunque corrió muy bien colocada durante la primera mitad de la prueba, ese día no mostró su acostumbrada atropellada y sería Queen Catherine la que accionando de menor a mayor lograría concretar un fácil triunfo superando a Lady Ashton mientras que la hija de Stellar Brush apenas pudo finalizar en el quinto a 12 cuerpos de la vencedora, que agenció un respetable 152”1 para la distancia de 2400 metros.

 

Se esfumaba de esa manera la posibilidad de verla coronada ante las tresañeras y a partir de su siguiente actuación comenzaría el enfrentamiento ante las maduras, lo cual de por sí ya es un desafío mayor. En esa condición correría en el Clásico Cruz del Ávila el 26 de agosto, pero tras accionar muy lejos durante todo el recorrido finalizó séptima a casi 18 cuerpos de la vencedora Roarin’ Discovery sin ser enemiga en ningún momento. A comienzos de septiembre se produjo la rodada de quien había sido su jinete oficial durante toda su campaña (Rogers Rengifo), que le imposibilitó de volver a conducir purasangres y eventualmente terminó costándole la vida.

 

El 16 de septiembre Clase Estelar dio muestras de recuperación al finalizar segunda a 1 ¾ cuerpos de Lady Guinness en el Clásico Hípica Nacional pese a correr muy lejos de la punta durante la mitad del recorrido, quizás de forma intencional por su nuevo jinete Manuel Ángel Melean para reactivar en ella aquella atropellada que le caracterizó durante el primer semestre del año y preparándola además para lo que sería su siguiente reto, participar en el magno evento nacional.

 

El Clásico Simón Bolívar se corre tradicionalmente el último domingo de octubre, pero ese año por una protesta en la pista fue diferido para la siguiente semana, de manera que se disputó el 4 de noviembre. Allí estrenó la monta de Leonel Reyes Ramos y pese a enfrentar a lo más selecto de la caballada nacional cumplió una magnífica actuación pues finalizó tercera a 11 cuerpos detrás de Comediante y Chao (dos de los mejores equinos de esa década en Venezuela) logrando superar a ejemplares muy rendidores como King Carlos Juan y Señor Acuña, entre otros.

 

Tras esa importante figuración corrió tres semanas después el Gran Premio Asocrinca para potrancas luciendo sobrada en el papel (1/9 en taquilla) pues iba ante solo tres rivales, pero confirmando aquello de que “las carreras para ganarlas hay que correrlas” se vio impotente ante una transformada Acerina que luego de accionar última pero cerca de las punteras en la primera mitad del trayecto tuvo un envión al ser movida por su jinete Jean Carlos Rodríguez que la llevó de un viaje a dominar logrando crecerse hasta la raya, superando a la doble coronada Clase Estelar por 3 ¾ cuerpos en tiempo de 111”4 para 1800 metros.

 

Y si esa derrota fue inesperada en una prueba que parecía “hecha a su medida”, lo que sucedería a continuación fue si se quiere aún más sorprendente. Corriendo seguido y enfrentando de nuevo a las maduras (siendo la única tresañera), logró adjudicarse un resonante triunfo en el Clásico Aviación Militar Bolivariana al superar a My Fantasy por 6 cuerpos agenciando 111”2 para los 1800 metros, luciendo de nuevo como aquella yegua difícil de batir en los tiros de aliento.

 

 

En una temporada que se caracterizó por la paridad de las potrancas y su alternabilidad del liderazgo, el hecho de haber logrado tres triunfos clásicos de grado y además un tercero en el magno evento fueron aval suficiente para ser declarada como la Campeona Tresañera 2012 en el Hipódromo La Rinconada, ganando tanto el Casquillo de Oro (otorgado por el INH) como el Premio Burlesco (votación de los periodistas hípicos).

 

Comenzaría su temporada como madura el 24 de febrero de 2013 en la Copa Starship Miss, retomando las cosas donde las dejó pues se adjudicó un cómodo triunfo por 6 ¾ cuerpos sobre Perfumada y My Fantasy que la escoltaron, agenciando 119”4 para el tiro de 1900 metros. Era tal su condición que faltando unos 800 metros la carrera estaba prácticamente liquidada a su favor, respondiendo como favorita unánime (1/9).

 

 

Exactamente un mes después intervino en el Clásico Gustavo J. Sanabria estrenando la monta de Iván Pimentel Jr., nuevamente buscó la carrera temprano y ya desde la mitad del recorrido era previsible su triunfo que logró concretar con ventaja final de 6 ¼ cuerpos sobre My Fantasy que fue la mejor del resto, dejando crono de 126”3 para los dos kilómetros, mostrando amplio dominio ante las hembras en el primer trimestre y consolidada como líder madura del patio.

 

 

Hubo muchas especulaciones sobre su posible participación frente a los machos en el Clásico Presidente de la República que tradicionalmente se celebra el 19 de abril. Sin embargo, eso no se concretó por lo que el 21 de abril participó en el Clásico Blondy de nuevo como favorita unánime (1/9) y repitiendo la estrategia implantada en sus dos últimas de buscar la delantera desde mitad del trayecto, pero esta vez no pudo alcanzar a la tordilla My Fantasy que mostrando gran evolución se creció en la punta hasta la meta, finalizando Clase Estelar en el cuarto a 11 cuerpos de la triunfadora que agenció 136”3 para la distancia de 2100 metros.

 

Allí se terminaba la racha triunfal de Clase Estelar, nos parece oportuno acotar que la pista estaba fangosa por la lluvia caída durante ese día y su entrenador Alexis Delgado declaró al diario Líder que "Clase Estelar llegó golpeada y se lastimó los nudos por la pista fangosa". Se pudo conocer que hubo malestar en el Stud Los Aguacates por la actuación de la yegua y cambió repentinamente de caballeriza tras decisión de su propietario Vicente Pérez Recao, siendo enviada a la cuadra del campeón Juan Carlos Ávila para que se encargara de su entrenamiento.

 

Con el transcurrir del tiempo fue evidente que algo le pasó en carrera porque no volvió a competir en pruebas públicas durante ese año, lo cual demuestra lo difícil que puede llegar a ser el hipismo: en un momento era la reina luciendo imbatible y luego de esa derrota no corrió más durante toda la temporada.

 

Poniendo el popular “catire” todo su conocimiento y empeño para reaparecerla en óptimo estado (como es su costumbre) el 19 de enero de 2014 se concretó su regreso a pruebas públicas en la Copa Rafael Rodríguez Navarro siendo montada nuevamente por Leonel Reyes Ramos y lo hizo de manera triunfal al anexarse la victoria con un cuerpo de ventaja sobre Princess Candy que la escoltó, agenciando 91”3 para los 1500 metros.

 

 

El 23 de febrero participó en la Copa Starship Miss (que ganó en 2013) pero fracasó de una forma inexplicable al finalizar cuarta a 18 cuerpos de Guasca que agenció tiempo de 121” para 1900 metros, en una prueba tristemente recordada por ser la última actuación de la también campeona Miss Sherezade, la cual víctima de manos criminales que “la envenenaron” falleció pocos días después. El 23 de marzo intervino en el Clásico Gustavo J. Sanabria (que también ganó en 2013) y siendo de nuevo la favorita en taquilla (1/2) repitió su actuación anterior entrando cuarta a 18 cuerpos de la vencedora Taukin que ganó de punta a punta en 128” para los dos kilómetros.

 

El domingo 20 de abril, prácticamente un año después de aquella inesperada derrota en el Clásico Blondy 2013 fue inscrita de nuevo en el mismo evento buscando la reivindicación con la monta de Iván Pimentel Jr., pero el resultado esta vez fue peor al finalizar sexta a 27 cuerpos de su compañera de establo Otra Melodía, siendo esta su última actuación en pruebas públicas. Durante la semana posterior a esa salida se anunció por Twitter que la yegua iría a su natal Haras Los Aguacates para cumplir su nuevo rol como matrona, pero no pudo desempeñarse en dicha faceta porque murió a los pocos meses de estar allí.

 

Su campaña se resume numéricamente en 7 triunfos de 19 salidas (de ellos cuatro clásicos y dos copas), completando con 4 segundos (todos clásicos), un tercero, 4 cuartos, un quinto y dos no figuraciones en pizarra, acumulando premios por Bs. 917.000 y conquistando un campeonato (iba enrumbada al segundo cuando se lesionó) ante rivales de gran jerarquía. Sin duda que le hizo honor a su nombre, fue una yegua de Clase Estelar…

 

Fuentes: Ing. Juan Macedo, Prof. Winston Hernández, www.pedigreequery.com, Dr. Javier Farache.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, lunes 31 de enero de 2022

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados